Ejemplos de conjunciones causales

Previo a abordar algunos de los ejemplos que se pueden encontrar en el Español, en referencia a las Conjunciones causales, se revisarán algunas definiciones, que seguramente ayudarán a entender cada uno de estos usos, en su justo contexto lingüísticos.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, también se decidirá enfocar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Conjunciones, Conjunciones subordinantes y Conjunciones causales, por encontrarse estrechamente relacionadas con los ejemplos, que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Las conjunciones

De esta manera, podrá comenzarse por decir que las Conjunciones han sido explicadas, por la mayoría de los autores, como uno de los principales tipos de palabras, que pueden encontrarse en la gran mayoría de las Lenguas naturales. Sin embargo, si se quisiera tener una visión mucho más integral de este tipo de partículas lingüísticas, entonces se deberán tomar en cuenta también cada una de las distintas definiciones, que han promulgado sobre ellas las diferentes disciplinas lingüísticas.

Por ende, se tendrá por ejemplo que la Sintaxis –materia que estudia las palabras según su función y posición en la oración- considera que las Conjunciones son partículas lingüísticas, cuya misión es enlazar palabras, sintagmas u oraciones. Es decir, desde el punto de vista de la Sintaxis, las Conjunciones son nexos sintácticos.

Para la Semántica –área que prefiere estudiar los sentidos- las Conjunciones han sido definidas como palabras que carecen de significado, es decir, que no tienen un sentido propio, sino que su existencia se encuentra justificada plenamente por su función sintáctica. No obstante, las Conjunciones sí cumplen con la tarea de introducir ideas determinadas.

Por último, la Morfología –disciplina que estudia las palabras en cuanto a su constitución- considera que las Conjunciones deben ser vistas como palabras invariables, toda vez que en ningún momento se ven en la obligación de cambiar su estructura morfológica, con el fin de concordar en género y número con alguna otra palabra de su contexto gramatical.

Conjunciones subordinantes

En segunda instancia, también será necesario lanzar luces sobre el concepto de Conjunciones subordinantes, las cuales han sido explicadas en primer momento como uno de los principales tipos de palabras, así también como uno de los dos grandes grupos de conjunciones, concebidos por la Lingüística.

Ya desde un punto de vista mucho más preciso, la Sintaxis ha señalado que las Conjunciones subordinantes serán aquellas palabras, que cumplan con la tarea de enlazar a la oración principal otras palabras, sintagmas u oraciones subordinadas, que vengan a completar la información dada en primer lugar por la oración principal. En tal sentido sirven para introducir el complemento a la oración principal.

Siendo conjunciones al fin, las Conjunciones subordinantes carecen también de un significado propio. Sin embargo, ellas son clasificadas por la Semántica en cuanto al sentido o significado de la oración subordinada que ayudan a introducir, clasificándose entonces en nueve distintos tipos: Conjunciones de lugar, de tiempo, de modo, consecutivas, causales, comparativas, finales, condicionales y concesivas. Para la Morfología, en cambio, las Conjunciones subordinantes son palabras invariables.

Conjunciones causales

Por último, también será necesario revisar de forma breve el concepto sobre Conjunciones causales, las cuales han sido vistas como –de forma general- como uno de los tantos tipos de palabras, que pueden encontrarse en las Lenguas naturales, así también como una de las nueve diferentes clases de Conjunciones subordinantes que existen.

De forma mucho más exacta, las Conjunciones causales han sido descritas por la Sintaxis como aquellas palabras, que cumplen con la tarea de introducir a la oración principal algunas palabras, sintagmas u oraciones subordinantes, que vienen a complementar la primera oración, explicando cuál fue la causa de la acción expresada en ella. Es decir, las Conjunciones causales introducen la causa de lo que sucede en oración principal.

Según señalan las distintas fuentes, las Conjunciones causales presentan las siguientes formas en el Español:

Por, Porque, A causa de, Puesto que, Con motivo de, Pues, Ya que

Ejemplos de Conjunciones causales

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar la exposición de algunos de los casos o usos, que se pueden encontrar en el Español sobre las Conjunciones causales. A continuación, algunos de ellos:

Ejemplos usos de la conjunción causal “por”

Me caí por no poner cuidado al piso
Mis padres me castigaron por mis calificaciones
La hospitalizaron por el resultado de sus exámenes médicos

Ejemplos usos de la conjunción causal “porque”

La secretaria no vendrá hoy porque está incapacitada
El partido se suspendió porque no dejaba de llover
Las escenas serán reeditadas porque la postproducción no fue buena

Ejemplos usos de la conjunción causal “a causa”

Los estudiantes manifestaron a causa del aumento en el pasaje
Falté tres días a clases a causa de un fuerte resfriado
Los precios siguen subiendo a causa del aumento del dólar

Ejemplos usos de la conjunción causal “puesto que”

El contrato se suspenderá puesto que las partes así lo han decidido
El Congreso aprobó el presupuesto, puesto que los argumentos fueron contundentes
Mi casa está a la venta, puesto que he decidido mudarme

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de conjunciones causales
mayo 29, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar