Ejemplos de conjunciones concesivas

Previo a tener en cuenta algunos ejemplos que pueden presentarse en el Español sobre el uso de las Conjunciones concesivas, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender los casos que se abordarán posteriormente, en su justo contexto lingüístico.

También te puede interesar:

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, se tomará también la decisión de delimitar esta revisión teórica a tres nociones: Conjunciones, Conjunciones subordinadas y Conjunciones concesivas, por encontrarse directamente relacionadas con los ejemplos que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Las conjunciones

De esta manera, podrá comenzarse por decir que las Conjunciones han sido explicadas, de forma genera, por las distintas fuentes, como uno de los principales tipos de palabras, que pueden encontrarse en las lenguas naturales. No obstante, si se quisiera tener una visión mucho más integral de esta clase de partícula, lo mejor sería entonces revisar también las definiciones que han promulgado sobre ella las diferentes disciplinas que constituyen la Lingüística.

En consecuencia, se tendrá por ejemplo que la Sintaxis –materia que se enfoca en estudiar las partículas lingüísticas según su función y posición en la oración- considera que las Conjunciones deben ser vistas como los nexos sintácticos, que se encargan de enlazar palabras, sintagmas o incluso oraciones.

Por otro lado, también se encontrará que la Semántica –disciplina que estudia los significados- considera que las Conjunciones deben ser entendidas como palabras que no poseen un sentido o significado preciso. Ergo, la existencia de esta clase de partículas se encuentra justificada en su función sintáctica.

Finalmente, la Morfología –área de la Lingüística que estudia la constitución de las palabras- señala que las Conjunciones son palabras invariables, en tanto no presentan nunca una modificación en su estructura, sino que cuentan con una forma fija.

Conjunciones subordinantes

En segunda instancia, también será necesario pasar revista sobre el concepto de Conjunciones subordinantes, partículas lingüísticas que han sido clasificadas como uno de los tantos tipos de palabras, así como una de las dos principales clases de conjunciones que existen en las lenguas naturales.

De manera más específica, las Conjunciones subordinantes son explicadas por la Sintaxis como aquellas palabras que cumplen con la tarea de introducir o enlazar, a la oración principal, una palabra, sintagma u oración subordinada, partículas y construcciones estas que sirven de complemento a esta oración, es decir, a la principal.

Siendo conjunciones al fin, las Conjunciones subordinantes también serán entendidas como palabras sin significado propio. No obstante, ellas cumplen con la tarea de introducir o señalar oraciones precisas, característica ésta tomada por la Semántica para clasificar esta clase de conjunciones en nueve distintos tipos: Conjunciones subordinantes de Tiempo, de Modo, de Lugar, Comparativas, Concesivas, Causales, Condicionales, Finales y Consecutivas.

Para la Morfología, en cambio, las Conjunciones subordinantes son entendidas como palabras invariables.

Conjunciones concesivas

Por último, también se tomará la decisión de pasar revista sobre las Conjunciones concesivas, las cuales han de ser explicadas como uno de las distintas clases de palabras, así como uno de los nueve distintos tipos de Conjunciones subordinantes que existen en las Lenguas naturales.

Desde una perspectiva mucho más específica, las Conjunciones concesivas han sido explicadas por la Sintaxis como aquellas palabras, cuya función es introducir a la oración principal, una oración subordinada, la cual cumpla con la tarea de señalar cuál es el impedimento que existe para que suceda la acción expresada en la oración principal.

Igualmente, desde el punto de vista semántico, las Conjunciones concesivas no tienen significado. No obstante, cumple con la tarea de señalar imposibilidad. Para la Morfología, estas conjunciones son igualmente palabras invariables. Así mismo, la disciplina morfológica señala que las Conjunciones concesivas cuentan con las siguientes formas en el Español:

Aun, Aun cuando, Aunque, Si bien, No obstante, Empero, Sin embargo, Por más que, Mal que

Ejemplos de uso de conjunciones concesivas

Una vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre los distintos ejemplos de uso que pueden encontrarse en el Español en referencia a las Conjunciones concesivas. A continuación, algunos de ellos:

Ejemplos de uso de la conjunción concesiva “aun”

Queremos ayudarla, aun sin saber quién es ella
Me iré a mi casa, aun sin haberle visto
Debemos dejar esto así, aun sin haber terminado la obra

Ejemplos de uso de la conjunción concesiva “aun cuando”

Debo ir a trabajar, aun cuando me siento mal
Me gusta mi carrera, aun cuando en mi país no presenta mucho cambio
Quiero aprender italiano, aun cuando el inglés es el idioma más comercial

Ejemplos de uso de la conjunción concesiva “Aunque”

Te voy a creer, aunque la otra vez me engañaste
Voy a vender mi caro, aunque lo aprecio mucho
Es necesario vender la casa, aunque no sea un buen momento para el sector inmobiliario

Ejemplos de uso de la conjunción concesiva “por más que”

Vas a limpiar la casa, por más que tengas gripe
Iremos a correr, por más que esté lloviendo
Mi mamá no me dio permiso, por más que le rogué

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de conjunciones concesivas
mayo 31, 2019
Se habla de:                         


Ver más Artículo al azar