Ejemplos de enfermedades bucales

La boca constituye uno de los principales órganos del cuerpo humano, ya que es vital para la respiración, la alimentación y la comunicación, por lo que su salud e higiene se convierten prácticamente en un aspecto vital de nuestra sobrevivencia y buen desarrollo vivencial.

Lo más reciente:

En este sentido una boca enferma será fuente de consecuencias nada positivas para nuestra salud física y psicológica. Por ejemplo, puede afectar nuestra respiración, haciendo que en primer lugar no podamos recibir el oxígeno suficiente que lleve alimento a nuestras células, al tiempo que puede ser el primer punto de una infección que llega a expandirse también a nuestros pulmones. Así mismo una boca enferma hará imposible que el paciente disfrute de una alimentación balanceada, pues por su malestar se verá impedido de probar ciertos alimentos. De igual forma una boca enferma muchas veces es fuente de malos olores, los cuales nos harán tener un aliento desagradable, que hará que muchos no disfruten de hablar con el paciente, haciéndolo vivir además un momento de aislamiento, que pueda hacerlo sentir frustrado y deprimido.

Es por eso que hay que mantener los cuidados necesarios en nuestra salud bucal y dental, a fin de evitar ciertos padecimientos. Pero ¿cuáles son esas terribles enfermedades que pueden atentar contra la integridad de nuestra boca? A continuación daremos ejemplos de algunas de las infecciones y condiciones bucales que pueden estropear nuestra salud:

Herpes labial

Esta afección constituye una de las enfermedades bucales más comunes alrededor del mundo, encontrándose en al menos ochenta y cinco por ciento de la población. Se caracteriza por unas pequeñas llagas alrededor o sobre los labios, las cuales son producidas por un virus, conocido como el virus del herpes, del que se conocen al menos ocho variedades, siendo la más popular la VHS-1. La forma de contagio –de acuerdo a lo que afirman los profesionales de la salud- se produce a través del contacto físico o el sexo oral sin protección.

A pesar de que puede lograrse que las úlceras desaparezcan de los labios, a través de tratamiento tópico especializado, en realidad el virus nunca abandona el cuerpo humano, manteniéndose latente, incluso por años, entre aparición y aparición, la cual es causada casi siempre después de cuadros febriles; por lo que se considera además que no existe cura conocida. Sus síntomas pueden resultar bastante molestos, además de comprometer la apariencia estética del paciente durante el proceso de erupción.

Gingivitis

Otra de las enfermedades bucales más comunes dentro de la población mundial es la Gingivitis, la cual consiste en una inflamación e infección de los órganos que sirven de soporte a la dentadura, es decir, encías, alveólos e incluso los ligamentos periodontales. De acuerdo a lo afirmado por los profesionales odontológicos, la Gingivitis es producto de las bacterias que se encuentran en la placa dental, la cual comienza a endurecerse y acumularse en forma de sarro entre los dientes y las encías, provocando la inflamación en infección de estas.

Considerada una enfermedad periodontal, la Gingivitis se caracteriza por encías muy rojas e inflamadas, sangrado al cepillarse e incluso por la presencia de úlceras bucales, que pueden aparecer sobre las encías, no obstante normalmente no produce ningún tipo de dolor en el paciente. Su principal consecuencia es la pérdida de piezas dentales, lo cual afecta directamente la alimentación del paciente, así como su apariencia, haciendo que éste viva un momento de aislamiento social, pues puede que sienta reticencia a reírse o socializar con otros, debido a la falta de algunos o todos los dientes.

La forma más adecuada de evitar o combatir esta enfermedad es tener buenos hábitos de higiene bucal, así como visitar periódicamente al odontólogo, a fin de que éste retire los restos de placa que pueden acumularse entre nuestros dientes y encías, produciendo esta condición crónica.

Halitosis

Así mismo, encontramos dentro de las enfermedades bucales más frecuentes, la Halitosis, la cual consiste en un olor desagradable proveniente de nuestra boca, el cual es conocido popularmente como mal aliento. Se considera –de acuerdo a datos estadísticos- que al menos el cincuenta por ciento de la población mundial padece de esta condición, lo que en otros términos reflejaría que una de cada dos personas ha sido o es afectada por esta condición.

De acuerdo a los textos médicos, la Halitosis puede tener dos orígenes: el bucal, producido en su mayoría por la acumulación y descomposición de bacterias, conformantes de la placa bacteriana bucal, en la lengua. Aunque también el mal olor puede ser producido por caries, infecciones de las encías, el hábito de fumar, entre otras situaciones. Por otro lado se encuentra la Halitosis extraoral, la cual se produce por lo general por trastornos sistémicos, como infecciones del tracto respiratorio o incluso enfermedades estomacales o hepáticas, sin embargo los médicos consideran que estos casos apenas constituyen un diez por ciento de las causas de la halitosis.

La mayor consecuencia de esta enfermedad –más allá de ser un síntoma importante de mala higiene bucal- es el aislamiento social, pues casi nadie disfruta de mantener una conversación con alguien que expida malos olores cada vez que habla. Lo peor es que a veces el paciente no es consciente del mal aliento que posee, por lo cual se recomienda que siempre que se tenga duda de la calidad de nuestro aliento se proceda a dar una pequeña lamida por el dorso de nuestra muñeca y esperar unos segundos antes de oler, esto nos revelará de forma inmediata el olor que sale de nuestra boca.

Caries

Considerada también como una de las afecciones bucales más comunes, las Caries atacan y destruyen directamente el esmalte delos dientes, llegando incluso –si su avance no es detenido por un odontólogo- hasta el nervio de la pieza dental, produciendo su muerte y caída. Esta enfermedad es causada principalmente por los ácidos segregados por las bacterias que conforman la placa bacteriana de nuestra boca, por lo que la mejor forma de prevenirlas es mantener un adecuado cepillado, así como visitar periódicamente al odontólogo. Las Caries con el tiempo pueden provocar la caída de piezas dentales, que traigan como consecuencia afecciones directas a nuestra alimentación, así como a nuestro desempeño social.

Candidiasis oral

Conocida también como estomatitis candidósica, es una infección bucal producida por una alteración en la flora bacteriana de las mucosas de la boca, la cual produce la multiplicación descontrolada del hongo Cándida, el cual vive normalmente en las mucosas del cuerpo, pero que por un cambio en la química de éste, que altere la existencia de las bacterias que por lo general lo mantienen a raya, puede crecer descontroladamente generando esta infección.

La Candidiasis bucal se caracteriza por la aparición, alrededor de la boca o incluso en la lengua de pequeñas póstulas de color blanco, que algunos asocian con la apariencia del algodón, debajo de la cual también se encuentran pequeñas formaciones rojizas, las cuales pueden sangrar con facilidad. Por lo general la presencia de Candidiasis es síntoma de otras condiciones como debilitamiento del sistema inmunológico, diabetes, SIDA, cáncer, etc. En casos muy graves puede llegar incluso a expandirse a los pulmones.

Fuente de imagen: iasdex.org

 

Ejemplos de enfermedades bucales
noviembre 22, 2015
Se habla de:         

Ver más Artículo al azar