Ejemplos de eufonía

Idiomas y lenguaje

Se conoce como “eufonía” al recurso lingüístico de elegir las palabras más bellas y armoniosas, a fin de procurar un sonido agradable en el discurso. Etimológicamente, la palabra “eufonía” proviene del griego “eu” (bello) y “fonía” (sonido), es decir, lo que suena bello. De acuerdo a la Real Academia del Español esta sonoridad agradable viene dada por la “acertada combinación de elementos acústicos” usada por el hablante.

Este recurso dependerá básicamente de la intuición del hablante y de su competencia lingüística, así como de la riqueza de su léxico, elementos que empleará a fin de producir textos y discursos armoniosos, que sean agradables al oído de su receptor. No obstante es un proceso individual, la eufonía se rige por cinco reglas básicas, que indican los procesos que realiza un hablante a la hora de dotar su texto de sonoridad. En este sentido, estas reglas se pueden clasificar de la siguiente manera:

a) Acompañar de artículos en masculino a sustantivos femeninos que comiencen por “a” tónica. Por ejemplo:

 

Me dolió el alma cuando lo vi partir

Fui con mi prima a comprar el azúcar

Me sirvió en el vaso el agua y luego se marchó

b) Uso de la conjunción “e” en lugar de “y” cuando en una oración de numeración el último elemento comienza por “i”. Por ejemplo:

 

Ese día partimos al campo Matías, Juan, Carla e Isabel

Clase, nobleza, belleza e inteligencia son cualidades jamás despreciadas

Dijo que la noticia le causó un dolor agudo e insoportable

 

c) Uso de la conjunción “u” en lugar de “o” cuando en una oración donde se enumeran opciones el último elemento comienza también por “o”. Por ejemplo:

 

¿Qué hacemos, lo vendemos u obsequiamos?

Escoge uno u otro, ambos te quedan bien

será que lo freímos u horneamos

 

d) Elección de las palabras más sonoras y agradables, aun en detrimento de otras. En este sentido, el hablante intuitivamente, a través de un proceso de competencia lingüística, escogerá las palabras que le proporcionan los sonidos más agradables, a fin de dotar su discurso de armonía. Por ejemplo:

 

Usar la oración “El uso del computadora es de carácter académico” (con eufonía)

En lugar de la forma “La utilización de la computadora es de carácter académico”

Usar la oración “El sistema organizativo de la embajada es excelente” (con eufonía)

En lugar de la forma “El sistema organizacional de la embajada es excelente”

 

Usar la oración “La sentencia fue dictada por la juez” (con eufonía)

En lugar de la forma “La sentencia fue dictada por la jueza”

 

Usar la oración “La beca alimentaria es una medida populista” (con eufonía)

En lugar de la forma “La beca alimenticia es una medida populista”

 

e) Elección de palabras sinónimas, que vengan a dotar al discurso de una mayor armonía y sonoridad. Por ejemplo:

 

“Cantautor” en lugar de “cantante y compositor”

“Albricias” en lugar de “felicidades”

“Orate” en lugar de “loco”

“Fétido” en lugar de “podrido”

“Trauma” en lugar de “golpe”

“Incremento” en lugar de “aumento”

“Credo” en lugar de “creencia”

“Madera” en lugar de “palo”

“Galeno” en lugar de “médico”

“Burgomaestre” en lugar de “alcalde”

“rostro” en lugar de “cara”

“Estilo” en lugar de moda”

“Bolso” en lugar de “mochila”

“Computador” en lugar de “ordenador”

“Excelente” en lugar de “bueno”

Fuente de imagen: rcinet.ca

Ejemplos de eufonía

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:

Bibliografía

El pensante (Septiembre 8, 2015). Ejemplos de eufonía. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/ejemplos-de-eufonia/