Ejemplos de figuras musicales

La mayoría de nosotros conocemos las siete notas musicales: do, re, mi, fa, sol, la, si, las cuales responden a cada uno de los tonos de la escala musical, ocupando así un espacio específico en el pentagrama. No obstante, el tono no es suficiente para decirle al músico cómo debe ejecutar una nota. El artista también debe conocer cuánto tiempo debe tocarla. Para esto existen los símbolos llamados figuras musicales o rítmicas.


Lo más reciente:

Una figura musical es un símbolo musical que representa el tiempo de duración de una nota determinada. En Música también se les conoce como figuras rítmicas o valores positivos. En este sentido, la Academia musical, reconoce actualmente siete figurar musicales, las cuales se clasifican según el tiempo que comprende cada una de ellas.

En primer lugar se encuentra la redonda, representada por una nota en forma redonda. Ella dura cuatro tiempos, su ubicación en el pentagrama señala qué tono se debe tocar por cuatro tiempos. La redonda es seguida en duración de tiempo por la blanca, representada por un núcleo vacío y una plica. La blanca dura dos tiempos, su ubicación en el pentagrama nos indica igualmente qué tono debe ser ejecutado por dos tiempos.

Seguidamente, encontramos la negra, cuyo valor constituye un tiempo, es decir su aparición en el pentagrama señala qué nota debe tocarse por solo un tiempo. Después encontramos la corchea, cuyo tiempo refiere a medio tiempo. Igualmente tenemos la semicorchea, equivalente a un cuarto de tiempo. Aunque casi no se usan actualmente, dentro de las figuras musicales o rítmicas encontramos la fusa, cuyo valor es de un octavo de tiempo. Luego de esta, existe la semifusa, la cual tiene un tiempo de un dieciseisavo de tiempo.

Como vemos cada nota tiene la mitad de tiempo de la anterior. Resumidamente, contando desde la redonda, tendremos que las figuras musicales se encuentran ordenadas por sus tiempos de la siguiente manera:

Igualmente, existen otros símbolos musicales que indican el tiempo de duración de una nota, como por ejemplo el puntillo, representado por un punto que se agrega junto a la nota, en el mismo espacio que ésta ocupa en el pentagrama. Su aparición indica el aumento del valor equivalente de la mitad del tiempo de la nota que acompaña. Por ejemplo, una negra acompañada de un puntillo tendrá una duración de un tiempo y medio tiempo. Así, una blanca con puntillo equivaldría en total tres tiempos.

De igual forma, también existe el doble puntillo, el cual consiste en dos puntos horizontales, los cuales acompañan a una nota específica, ocupando el mismo espacio que ésta en el pentagrama. Su valor se calcula de la siguiente manera: el primer puntillo agrega a la nota la mitad de su tiempo, mientras que el segundo puntillo aumenta la mitad del tiempo que había aumentado el primer puntillo. Así una redonda con doble puntillo tendrá un tiempo de siete: cuatro tiempos de la redonda, dos tiempos por el primer puntillo (que equivaldrían a una blanca) y un tiempo por el segundo puntillo (que equivaldría al segundo puntillo).

Así mismo cada una de estas figuras tienen su correspondiente silencio musical, el cual tiene el mismo tiempo de la figura musical al que está vinculado, así como su propio símbolo, el cual colocado en una posición específica en el pentagrama nos indicará dónde y por cuanto tiempo hacer un silencio en la ejecución de la melodía.

En este sentido tenemos los siguientes silencios:

Fuente de imágenes: wikipedia.org; arriazapromusica-santamaria.com

Ejemplos de figuras musicales
septiembre 5, 2015
Se habla de:         

Ver más Artículo al azar