Ejemplos de Interjecciones formularias

Entre los distintos tipos de Interjecciones que existen, al menos en el Español, se encuentran las Interjecciones formularias. Sin embargo, antes de exponer algunos de los distintos ejemplos, que pueden darse en esta lengua sobre el uso de estas partículas, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender cada uno de los casos en su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

De esta manera, se tomará también la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Interjecciones e Interjecciones formularias, por encontrarse directamente relacionadas con los ejemplos que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de las siguientes definiciones:

Las interjecciones

Por consiguiente, podrá comenzarse por decir que las Interjecciones han sido explicadas, de forma general, como uno de los principales tipos de palabras, que pueden encontrarse en las Lenguas naturales. Sin embargo, si se quisiera tener una visión un poco más específica de ellas, habría que revisar igualmente las definiciones que han promulgado sobre ellas, y desde su perspectiva particular, cada una de las distintas disciplinas lingüísticas.

En consecuencia, se tendrá por ejemplo que la Semántica –materia que se dedica a estudiar los significados y sentidos- considera que las Interjecciones pueden ser vistas como aquellas palabras que cumplen con la tarea de transmitir emociones, inherentes al ser humano, como por ejemplo Amor, Rabia, Miedo, Alegría, Saludo, Bienvenida, Despedida, Asco, Rechazo, Admiración, Felicidad, etc.

Por otro lado, la Sintaxis –área de la Lingüística que se dedica a estudiar las partículas de acuerdo a su función y posición en la oración- entiende las Interjecciones como palabras, que al tener un sentido completo pueden ser consideradas como Oraciones independientes, en tanto a que se bastan a sí mismas, es decir, que no requieren de la coexistencia con otras palabras, construcciones u oraciones, para poder expresar su sentido de forma completa.

Finalmente, la Morfología –disciplina que se encarga de estudiar la constitución de las palabras- define las Interjecciones como una clase de palabra invariable, en tanto que su estructura morfológica no presenta modificaciones, sino que responde a una fórmula fija. Así mismo, al menos en el Español, las Interjecciones deberán ir siempre incluidas entre signos de Admiración, con el fin de enfatizar las emociones que quieren trasmitirse.

Interjecciones formularias

Así también, será necesario tomar un momento para explicar cuál es la definición de Interjecciones formularias, las cuales han sido explicadas, de forma general, como uno de los siete distintos tipos de interjecciones que existen en las Lenguas naturales, así como una de las distintas clases de palabras que pueden encontrarse en ellas.

Por igual, las Interjecciones formularias han sido explicadas por la Semántica, disciplina que las define entonces como aquellas palabras, que cumplen con la tarea de expresar la bienvenida o despedida con el que el hablante saluda, según el caso y la intención, a su interlocutor. Por ende, las Interjecciones formularias son empleadas en contexto comunicativos, con el fin de iniciar o cerrar el acto comunicativo en sí. Con ellas se crean fórmulas de saludo.

De igual forma, la Sintaxis ha señalado que al ser interjecciones, las Interjecciones formularias pueden ser comprendidas entonces como oraciones independientes, puesto que en realidad se bastan a sí mismas, sin que necesiten acompañarse de otras palabras o expresiones, para completar su sentido.

Por último, la Morfología indica que las Interjecciones formularias pueden ser comprendidas como palabras invariables, en tanto tienen una fórmula fija, que no cambia según el contexto gramatical en el cual hacen vida. De acuerdo a las distintas fuentes, en el Español, se pueden encontrar las siguientes Interjecciones formularias:

¡Hola!
¡Qué hubo!
¿Cómo estás?
¡Qué gusto!
¡Bienvenido!
¡Hasta luego!
¡Adiós!
¡Chao!
¡Hasta luegito!
¡Que estés bien!

Ejemplos de Interjecciones formularias

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo aproximarse a la exposición de algunos de los ejemplos que se encuentran en relación al uso en el Español de las Interjecciones formularias que existen en esta lengua natural. A continuación, algunos de ellos:

Ejemplos de uso de la interjección formularia “¡Hola!”

¡Hola! Quería pedirte un favor
¡Hola! ¿Cómo te fue en la escuela?
Ya llegamos. ¡Hola!
¿Me entendiste? ¡Hola! ¿Me escuchas?
Era una sorpresa. ¡Hola! ¡Acá estoy!

Ejemplos de uso de la interjección formularia “¡Qué hubo!”

¡Qué hubo! ¿Hace cuánto llegaste?
¡Hola! ¡Qué hubo!
¡Te hacía en el centro! ¡Qué hubo!
¡Qué hubo! ¡Hermano!
¿Compraste la comida? ¡Qué hubo!

Ejemplos de uso de la interjección formularia “¿Cómo estás?”

¿Cómo estás? Estuve pensando en ti toda la noche
Salí temprano para verte. ¿Cómo estás?
No podía irme sin verte. ¿Cómo estás?
¿Cómo estás? Preferí tomar el taxi desde el aeropuerto
¿Cómo estás? Nos vemos hoy a las seis

Ejemplos de uso de la interjección formularia “¡Adiós!”

¡Adiós! Espero verte pronto
Esta temporada ha sido la mejor. ¡Adiós!
¡Adiós! ¡Que tengas un buen viaje!
¡Fue un gusto tenerte en nuestro equipo! ¡Adiós!
Ya no nos volveremos a ver. ¡Adiós!

Ejemplos de uso de la interjección formularia “¡Que estés bien!”

Me voy para el trabajo. ¡Que estés bien!
¡Que estés bien! Te llamo cuando llegue a casa
Espero todo te salga bien. ¡Que estés bien!
¡Que estés bien! Me gustaría volver a verte
Todo ha salido perfecto. ¡Que estés bien!

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de Interjecciones formularias
junio 27, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar