Ejemplos de máquinas simples

En el campo de la Física, se conoce como “Maquinas Simples” a los aparatos mecánicos con el cual se transforma o se compensa una fuerza resistente, o incluso se levanta un peso, teniendo gracias a su uso condiciones más favorables para realizar dicho trabajo mecánico.

De acuerdo a los científicos, la creación de las máquinas  simples se remontan a tiempos milenarios, incluso desde el uso de las primeras herramientas, pues el hombre en su evolución las ha creado y mejorado, a fin de lograr transformar o direccionar la fuerza, con el propósito principal de que esta produzca los movimientos requeridos aplicando la menos posible. En este sentido, los físicos también afirman que el funcionamiento de estas máquinas pone en práctica el postulado de la conservación de la materia sobre que “la energía no se crea ni se destruye, sino que se transforma”, puesto que la fuerza aplicada a una máquina simple se trasforma en movimiento o multiplica su intensidad.

Así mismo se caracterizan –como su nombre lo indica- por ser herramientas simples y de fácil uso, las cuales pretenden hacer un poco más fácil nuestras vidas, haciendo que debamos imprimir el menor esfuerzo en realizar ciertos trabajos como levantar pesos, aplicar fuerzas o mover objetos. A continuación entonces algunos ejemplos de Máquinas Simples:

Rueda

Conocida como una de las Máquinas Simples más antigua, revolucionaria y útil de la humanidad, ayudó a avanzar a la civilización a pasos agigantados. Consiste en una pieza circular que gira alrededor de un eje. El cual permite reducir a lo mínimo la fricción con el suelo, convirtiéndose así en la base de los principales medios de transporte terrestres –tanto antiguos como actuales- los cuales permiten trasladar grandes pesos, al tiempo de recorrer distancias en menor tiempo. Su origen se pierde en la memoria de la Prehistoria.

Palanca

También una de las Máquinas Simples más antiguas es la palanca, consistente en una barra rígida, la cual gira libremente sobre un punto de apoyo, llamado fulcro, y cuyo principal objetivo en levantar grandes pesos, invirtiendo para esto el menor esfuerzo posible. En su funcionamiento están involucradas tres fuerzas: la Potencia, conformada por la fuerza impresa por quien acciona la palanca; la Resistencia, consistente en la fuerza que se quiere vencer; y la Fuerza de Apoyo, referente a aquella ejercida por el fulcro sobre la palanca (ver más información en Tipos de palancas).

¿En qué consiste la meiosis? En el ámbito de la Biología, se conoce como Meiosis al proceso por medio del cual una célula se divi...
El primer trasplante de pene del mundo Hasta hace poco tiempo el trasplante de pene se encontraba en una línea gris y no se tenían noticias...
Tipos de combustibles Definición de combustible En el ámbito de la Química, se denomina “Combustible” a cualquier sustanci...

Pinza

Usando el mismo mecanismo que el de la palanca, las pinzas conforman otro tipo de Máquinas Simples bastante comunes y al alcance de todas, cuyos usos se pueden encontrar en caso todos los ámbitos. Consiste en dos barras rígidas, cuyos extremos se usan para sujetar algo, a través de la trasformación de la potencia ejercida en ella en el extremo opuesto. Un ejemplo de ellas pueden ser las pinzas de cejas, el alicate, las pinzas para hielo, etc.

Polea

Otra de las máquinas simples más comunes es la Polea, la cual puede definirse como el punto donde se apoya una acuerda a fin de poder moverse, enrollándose sobre ella, a fin de poder mover la Resistencia, puesta en uno de sus extremos con la Potencia aplicada en el opuesto contrario. Este mecanismo de tracción está conformado por la Rueda o Polea, en cuya estructura suele estar la Garganta, que es el canal por donde se deslizará la cuerda, a fin de que ésta tenga una guía.  Así mismo cuenta con las armas, especie de u invertida, de la cual se desprende un gancho que es el que sujeta la polea al techo.

Plano Inclinado

Dentro de la lista de las Máquinas Simples, resalta también el Plano Inclinado, el cual consiste en una superficie plana, que se eleva del suelo en ángulo agudo (menos de noventa grados) a través de la cual se pueden llevar objetos de un nivel inferior a uno mayor, sin tener que alzarlos de forma vertical, por lo que se emplea menor esfuerzo, aunque igual deba vencerse la fuerza de fricción.

Cuña

Un poco más antigua que la rueda, la cuña consiste en una pieza de forma triangular hecha de madera, metal o piedra, con la cual se pueden realizar hendiduras en las superficies de cuerpos sólidos, como por ejemplo la madera de un árbol. No obstante, también se le da la función de rellenar algún orificio. De acuerdo a los físicos, la cuña es un plano inclinado doble, por lo cual al momento de aplicarse sobre una superficie usa una gran cantidad de fuerza, que se mueve en forma perpendicular hacia el mismo sentido en el que se aplica la fuerza. Un ejemplo ideal y bastante antiguo de cuña es el hacha.

Tornillo

Continuando con las Máquinas Simples que funcionan en base a las leyes que rigen el plano inclinado, encontramos el Tornillo, el cual consiste a un elemento alargado y cilíndrico, que cuenta en una de sus puntas con una cabeza, generalmente acanalada, y en el otro de una rosca triangular, que le permite -a través de una fuerza de tracción ejercida- ajustarse a su vez  en otra superficie enroscada, a fin de servir de sujetador de dos piezas. Por lo general son metálicos, aunque también se pueden encontrar de plástico.

Fuente de imagen: 1.-Ferreteriasamblas.net (hacha) / 2.-concurso.cnice.mec.es (polea) / 3.- losmagnificosdelaciencia.blogspot.com (palanca)

Ejemplos de máquinas simples
diciembre 8, 2015