Ejemplos de medidas de tiempo

Previo a exponer algunos ejemplos que se pueden encontrar en la vida cotidiana sobre el uso de las Medidas de tiempo, se revisarán algunas definiciones, que seguramente harán posible que estos ejemplos se entiendan en su justo contexto matemático o físico.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, se tomará también la decisión de delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Tiempo, Segundo y Medidas de tiempo, por encontrarse estrechamente relacionadas con los casos y usos que se estudiarán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

El tiempo

En este orden de ideas, podrá comenzarse por decir que el Tiempo ha sido descrito, por las distintas fuentes como una de las principales Magnitudes Físicas, la cual es usada específicamente para poder medir la duración de un evento o acontecimiento de la vida, al fin de poder separar esta experiencia en distintos momentos, que puedan ser también puestos en orden.

De esta manera, las fuentes especializadas han señalado que el Tiempo es la Magnitud física utilizada por el ser humano para darle orden a su existencia, logrando con ella ordenar los distintos episodios de su vida, pues no sólo logra establecer la duración de estos, sino que también le permite situar un momento específico bien sea en el pasado, el presente o el futuro.

El segundo

Igualmente, será necesario pasar revista sobre el concepto de Segundo, el cual ha sido explicado de forma general como la unidad base del tiempo, reconocida por el Sistema Internacional de Unidades. No obstante, este no es el único sistema que concibe al Segundo de esta manera, pues esta unidad de tiempo también es entendida como básica por el Sistema Cegesimal de Unidades y el Sistema Técnico de Unidades.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, la primera definición con la que contó el Segundo era en base al tiempo solar, siendo considerado entonces como la fracción 1/31.556.925.9747 del total del tiempo que duró el año solar entre 1750 y 1890.

Sin embargo, a partir del año 1967, la medición del segundo en base al año solar comenzó a parecerles a los científicos un poco imprecisa e inestable, por lo que decidieron basarse en el tiempo atómico. Desde entonces, el Sistema Internacional de Unidades considera que el segundo puede ser definido de la siguiente forma:   

Un segundo es la duración de 9 192 631 770 oscilaciones de la radiación emitida en la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del isótopo 133 del átomo de cesio (133Cs), a una temperatura de 0 K.

Más allá de la teoría, en la vida práctica, el Segundo calculado en base al año solar y el Segundo que es determinado en base al Tiempo atómico pueden presentar distintos desfases, por lo que el reto de los científicos es tener siempre cuidado de propiciar los ajustes necesarios, que permitan la concordancia entre estas dos unidades.

Con respecto a la forma en que debe ser anotado el Segundo, las distintas fuentes indican que esta unidad de Tiempo es diferenciada por medio del símbolo s. Empero, las Matemáticas también advierten que s es un símbolo y no una abreviatura, por lo que entonces no admite en ningún momento el uso de la mayúscula.

Unidades de tiempo

Por último, también será de provecho lanzar luces sobre el concepto de Unidades de tiempo, las cuales han sido entendidas como las unidades o medidas estandarizadas, a través de las que logra establecerse la duración de un evento, propio de la vida, es decir, con las que se mide el tiempo que ha durado un acontecimiento.

En el momento en que se dice o se afirma que las Unidades o medidas de tiempo son cantidades estandarizadas, se asume que estas han surgido en base a una convención social, por lo que no es de extrañar que a lo largo de la historia hayan sido varios los sistemas de unidades de tiempo, que hayan surgido de distintos tiempos.

Para los tiempos modernos, el Sistema de unidades de tiempo de mayor uso es el reconocido por el Sistema Internacional de medidas, el cual asume al Segundo (s) como la medida base del Tiempo. Así mismo, las Matemáticas señalan que existen dos grandes grupos de unidades de tiempo, cuya definición se da en base a la unidad base de tiempo. A continuación, una breve descripción de ellas:

  • Unidades mayores de tiempo: se distinguen por medir siempre más que el Segundo. Son de uso bastante cotidiano, pues son empleadas por el humano para organizar su existencia. Estas unidades son el minuto (60 s), la hora (3.600 s), el día (86.400 segundos o 24 horas), el año (31.536.000 segundos o 365 días), el lustro (50 años), la década (10 años), el siglo (100 años) y el milenio (1.000 años).
  • Unidades menores de tiempo: por otro lado, también se encontrarán las Medidas menores de tiempo, las cuales se distinguen entonces por medir tiempos inferiores al Segundo. Algunas de ellas son usadas en la vida práctica, cuando se necesitan hacer medidas de tiempo muy precisas, como por ejemplo en una competencia, en donde una centésima de segundo puede hacer la diferencia. No obstante, la mayoría son tan pequeñas que son usadas solo en los campos científicos. Las unidades menores de tiempo son el Decisegundo (1ds = 0,1 s), el Centisegundo (1 cs = 0,01 s), el Milisegundo (1 ms = 0,001 s), el Microsegundo (1 µs = 0,000001), el Nanosegundo (1 ns = 0,000000001), el Picosegundo (1 ps = 1 x 10-12 s), el Femtosegundo (1 fs = 1 x 10-15 s) y el Attosegundo (1 as = 1 x 10-18 s).

Ejemplos del uso de medidas de tiempo

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar la exposición de algunos ejemplos sobre el uso de las Medidas de tiempo en la vida real. Tomando en cuenta que por lo general en la vida cotidiana se hace uso más que todo de las unidades mayores de tiempo, la mayoría de los ejemplos se basarán en ellos:

Ejemplos de uso de unidades mayores de tiempo

Descritas como aquellas medidas que resultan siempre mayores al segundo, cuentan con los siguientes posibles usos en la vida real:

Este evento se produce cada dos años (2 años = 730 días = 17.520 horas = 1.051.200 minutos = 63.072.000 segundos=

Me dijo que nos veríamos en tres horas (10.800 segundos)

Desde que nos vimos ha pasado un lustro (5 años)

Este movimiento literario ocurrió hace cinco siglos (500 años)

Ejemplo de uso de la unidad base del tiempo

En este caso los ejemplos podrán basarse entonces en el uso de la unidad base del tiempo, es decir, el Segundo (s):

Un minuto tiene 60 segundos.

Son las once horas, con veintidós minutos, cuarenta segundos.

El nadador superó por cinco segundos la marca del campeón anterior.

Ejemplo de uso de las unidades menores de tiempo

Por lo general, no existen ejemplos prácticos de las unidades menores de tiempo, pues estas dan cuenta de fracciones de tiempo tan pequeñas que sólo pueden ser usadas en campos científicos. No obstante, de las tres primeras unidades menores de tiempo se pueden encontrar algunos ejemplos:

El corredor hizo un tiempo de 1 minutos, tres segundos, dos décimas de segundos

Llegó tres centésimas de segundo más temprano que el tercer lugar

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de medidas de tiempo
mayo 29, 2019
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar