Ejemplos de parasitismo

Ampliar este tema:

Concepto de parasitismo

En el ámbito de las Ciencias Biológicas se conoce como parásito al organismo o microorganismo que se alimenta de otro, al que se le denomina huésped, del cual logra obtener nutrientes e incluso un lugar dónde vivir, causando casi siempre inconvenientes a la salud de este último. En este sentido, el parasitismo es la relación que se establece entre un parásito y su huésped.

Así mismo, los biólogos distinguen entre dos tipos de parásitos, los cuales se clasifican según el sitio del huésped donde habite, denominándose ectoparásitos, si habitan sobre la superficie del organismo (planta, animal o insecto) o endoparásitos si por el contrario infectan y se desarrollan dentro del individuo que les sirve de hospedaje, bien sea a nivel celular o dentro de alguno de sus tejidos o fluidos vitales.

A continuación ejemplos de algunos organismos parasitarios, así como una breve descripción de sus modos de vida sobre o dentro de cada uno de sus huéspedes:

Ejemplos de Ectoparasitismo

Conocido también como macroparasitismo, consiste en relaciones parasitarias establecidas entre insectos, plantas, hongos y bacterias, las cuales habitan la piel, uñas o pelo de sus huéspedes, dentro de los cuales se encuentran humanos, animales, plantas, así como insectos de mayor tamaño. Un ejemplo de algunos de estos tipos de parásitos serían los siguientes:

  • Pulgas: conocidas  también por su nombre científico sifonápteros, las pulgas constituyen pequeños insectos sin alas, las cuales se alimentan de la sangre que chupan de la mayoría de los mamíferos (perros, gatos, ratas, patos, humanos, etc.). Con no más de tres milímetros de largo, las pulgas son por demás insectos sumamente ágiles, quienes llegan a saltar distancias horizontales hasta de treinta centímetros. Tienen un ciclo de vida que las clasifica a su vez en el género de los holometábolos, es decir que pasan por todos los estados del ciclo: huevo, larva, pupa y adulto, sin embargo sólo las pupas y los adultos viven sobre el huésped, ya que son estos los que se alimentan de sangre. Más allá de debilitar a sus huéspedes, las pulgas son las causantes de peligrosas enfermedades como la tenia, el tifus o la peste bubónica.
  • Garrapatas: conocidos también por su nombre científico ixodoidea, constituyen los ácaros de mayor tamaño, al mismo tiempo que también son arácnidos. Igualmente se alimentan de sangre que chupan de sus huéspedes. Así mismo pueden constituirse en trasmisores de enfermedades como el tifus o la enfermedad de Lyme, comprometiendo gravemente la salud de su huésped.
  • Ácaros: estos ectoparásitos, constituyen insectos de diminuto tamaño, invisibles al ojo humano, los cuales viven sobre la piel, donde se alimentan de desechos como piel muerte y secreciones. De acuerdo a los científicos existen gran variedad de ácaros, los cuales toman como huésped a los humanos, de cuyos restos y desechos se alimentan. No se consideran un parásito peligroso para la salud humana, más allá de ser causantes de cuadros alérgicos. En muy pocos casos, estos episodios pueden salirse de control, generando compromisos a la salud, que pueden ser graves.
  • Zancudo: llamado también mosquito, forman parte de los dípteros. Cuentan con un ciclo vital de cuatro etapas: huevo, larva, crisálida y adulto. A diferencia de los parásitos anteriormente mencionados, los zancudos no habitan en el huésped, simplemente lo visitan al momento de requerir alimento, el cual se basa en sangre, pero solamente en los miembros femenino, pues son las hembras de la especie las que son hematófagas, ya que los machos se alimentan de los líquidos de ciertas plantas. Igualmente constituyen –las hembras- fuente de trasmisión de enfermedades como el paludismo y el dengue.

Ejemplos de Endoparásitos

Por otro lado se encuentran los endoparásitos, también conocidos como microparásitos, cuya primera característica es habitar dentro de su huésped, casi siempre causándole fuertes compromisos a su salud. Pueden tanto habitar dentro de su célula, como en sus tejidos. A continuación algunos ejemplos:

  • Virus: este tipo de endoparásito puede afectar por igual plantas, animales y al ser humano, pasa sus primeras etapas dentro de la célula del individuo hasta que la destruye, para comenzar entonces a afectar directamente a los órganos y tejidos humanos. Los virus son los parásitos causantes de la mayor parte de enfermedades en el mundo, sobre todo por su fácil contagio, ya que algunos pueden transmitirse de huésped a huésped por vía aérea.
  • Amiba: del género de Amoeba, las amibas o amebas, constituyen un protozoo que habita fuentes de agua o la tierra, no obstante un grupo de ellas puede infectar el intestino humano o animal, usando a estos organismos como sus huéspedes. Uno de los efectos más negativos causados sobre el cuerpo que le sirve de alojamiento es la de causarle desnutrición, así como graves enfermedades como la amibiasis, la cual puede incluso generar la muerte del individuo.
  • Toxocara cati: consiste en un gusano intestinal nematodo, el cual usa como huésped el aparato gastrointestinal de los gatos, sin embargo no los infecta, pues sólo usa su cuerpo para reporducirse y completar su ciclo vital, sin embargo en otros animales como perros e incluso en los humanos sí se produce una infección, que puede afectar órganos importantes del cuerpo. A la infección causada por este parásito se le llama médicamente toxocariasis.

Fuente de imagen: pixabay.com

 

 

Ejemplos de parasitismo

Bibliografía ►

Se habla de:     


Ver más Artículo al azar