Ejemplos de recetas a base de papa

Ampliar este tema:

La papa es un tubérculo, originario de América, el cual cuenta con importantes nutrientes, como almidón, vitamina C, Calcio, Magnesio, Sodio, Potasio, Hierro, entre otras vitaminas y minerales, esenciales para la nutrición del ser humano.

Así mismo, la papa constituye un elemento de la naturaleza, con grandes propiedades medicinales, siendo usada por ejemplo para regenerar la piel, después de cortaduras o quemaduras, así como en el tratamiento de torceduras, hipertensión, úlceras gástricas, epilepsia, entre otros importantes aportes a la salud humana.

Por esta razón, los médicos –tanto naturistas como holísticos- recomiendan la ingesta frecuente de papa, como parte de la dieta, a fin de aprovechar tanto sus propiedades nutricionales como medicinales. A continuación un menú completo a base de papa, que demuestra que este alimento puede ser ingerido incluso en forma de postres, a la dieta diaria:

Aperitivo: piel de papa con jamón

Esta receta puede ser preparada para ser servida como aperitivo, o incluso para preparar una rica merienda a los más pequeños. Para prepararla se necesitarán los siguientes ingredientes: tres o cuatro papas grandes / un (1) chorrito de Aceite de Oliva / sal, orégano y tomillo al gusto / cien (100) gramos de queso de oveja curado / setenta (70) gramos de jamón serrano en dados.

Cuando se disponga de todos los ingredientes, se procederá entonces a lavar muy bien las papas, para después proceder a cortarlas en ocho partes, sacando pequeños gajos. Luego se debe retirar la pulpa de la papa, dejando la concha y un pequeño pedazo de piel. Luego, deberán colocarse en una bandeja, sobre papel parafinado, y se llevará al horno por cuarenta minutos, a fin de que la piel de la papa se tueste.

Pasado el tiempo, se deberá sacar la piel de papa del horno, y proceder a condimentar con el Aceite, la sal y las especies. Nuevamente se llevarán al horno, por un espacio de quince minutos. Al sacarlas se deberán untar con el queso, y colocarle unos pedacitos de jamón serrano. Nuevamente se lleva al horno por cinco minutos, a fin de que el queso se funda. Se sirve caliente, para disfrutar de lo crocante de esta receta, que de seguro encantará a los grandes y pequeños de la casa.

Entrada: crema de papa

Por otra parte, la papa también se puede usar para elaborar nutritivas entradas, como por ejemplo una crema de papa, la cual a su vez aportará importantes beneficios a la salud, solventando cualquier problema gástrico relacionado con la gastritis o las úlceras. Para prepararlos se necesitarán unas veinte (20) papas pequeñas / media (1/2) barra de mantequilla / una (1) taza de leche de ajonjolí / una (1) taza de consomé de pollo / tres (3) listones de tocineta / sal y pimienta al gusto.

Una vez se hayan reunido todos los ingredientes, se deberá colocar al fuego una olla con agua. Cuando ésta haya hervido, se deberán agregar las papas, la sal y la mantequilla, hasta que las papás se encuentran bien cocidas. En ese momento, se procederá a quitarles las cáscaras. Así mismo, se deberán separar unas cinco papas, las cuales se picarán en pequeños trozos y se mantendrán aparte.

En la licuadora, se colocarán entonces el resto de las papas cocidas y peladas, junto con el consomé de pollo y la leche de ajonjolí. Se aconseja agregar un poco de agua si la preparación se torna muy espesa. Una vez que está hecha la crema, se debe colocar una sartén al fuego, donde se colocará a sofreír en su propia grasa la tocineta. Cuando estén bien doradas, se agregarán las papas que se había separado. Cuando esta preparación se encuentre bien integrada, si verterá sobre ellas la crema. Se revolverá hasta que suelte el primer hervor. En ese momento se servirá en platos hondos.

Plato principal: Tarta de espinaca

Otro de los puntos del menú, donde la papa puede ser la protagonista es el plato principal. Un ejemplo lo constituye esta tarta de espinaca, que como base, en lugar de usar masa de harina u hojaldre, utiliza papa. Para prepararla se necesitará de tres o cuatro (3 ó 4) papas de gran tamaño / dos (2) cucharadas de aceite de oliva / trescientos cincuenta gramos (350 gr) de hojas de espinaca / dos (2) huevos enteros / una (1) taza de ricota / una taza y media (1 y ½ ) de popurrí de hierbas: perejil, cebollín, eneldo. / cien gramos (100 gr) de queso de cabra / ralladura de un limón / pimienta y sal al gusto.

Cuando se cuente a disposición con todos los ingredientes, se deberá proceder a lavar y pelar las papas, a fin de cortarlas de forma trasversal, en rodajas que no superen los cuatro milímetro de espesor. Después se deberán freír en una sartén con aceite de oliva, hasta que luzcan doradas y estén cocidas por dentro. Escurrir en un papel absorbente.

Se procederá entonces a enmantecar un molde de tartas, preferiblemente desmontable. Se deben acomodar entonces las rebanadas de papa, cubriendo por completo el fondo del recipiente y los lados. Colocar entonces la espinaca al fuego, con un poquito de aceite de oliva, hasta que sus hojas suelten sus líquidos y luzcan blandas. Luego de hacerlo por cinco o seis minutos, se deberán pasar por un colador, donde se expriman.

Aparte, en un tazón, se deberán mezclar la ricota y los huevos. A esta mezcla se le agregará la espinaca cocida, el queso de cabra, la pimienta, la sal y la ralladura de limón. Cuando se tenga una masa homogénea se deberá verter sobre la base de papas, esparciendo equilibradamente. Llevar al horno por cuarenta minutos o hasta que el interior luzca dorado. Sacar, esperar que se enfríe un poco para desmoldar. Servir acompañado de una ensalada de hojas verdes frescas.

Postre: Mousse de papa amarilla

Para sorpresa de muchos, la papa es tan versátil, que puede ser usada incluso para hacer postres, de forma de poder incluirla en esta parte del menú. Un ejemplo de esto lo constituye este mousse de papa amarilla, el cual se prepara con los siguientes ingredientes: tres (3) tazas de leche de coco / tres (3) yemas de huevo / un (1) huevo entero / una (1) cucharada de manteca / media (1/2) taza de miel / dos (2) cucharadas de gelatina sin sabor / doscientos cincuenta gramos (250 gr) de puré de papa amarilla o criolla.

Cuando se disponga de todos los ingredientes, tomar una olla y mezclar la leche de coco, el huevo, las yemas y la miel. Llevar al fuego, moviendo vigorosamente con un batidor manual. Agregar el puré de papa y seguir mezclando. Agregar la manteca y la gelatina sin sabor. Verter luego en copas y colocar en la heladera por una hora. Decorar con cacao rayado.

Imagen: kiwilimon.com

Ejemplos de recetas a base de papa

Bibliografía ►

Se habla de:             


Ver más Artículo al azar