Ejemplos de sistemas respiratorios

Concepto Respiración

En el ámbito de la Biología se conoce como Respiración al proceso mediante el cual se produce un intercambio de gases, a través del cual un organismo vivo absorbe cierta cantidad de oxígeno, al tiempo que libera dióxido de carbono, estableciendo así un mecanismo vital para su funcionamiento.

Sin embargo, aunque todos los seres vivos -desde los más simples hasta los más complejos- respiran,  no todos lo hacen de la misma forma, encontrándose al menos seis tipos distintos de respiración: pulmonar, branquial, cutánea, traqueal, directa, o si por el contrario se trata de la respiración ejercida por las plantas. En fin, un sistema respiratorio desarrollado y adaptado a cada uno de los organismos, según sus requerimientos de oxígeno o dióxido de carbono, según sea el caso.

No obstante, es necesario analizar cada uno de estos sistemas respiratorios, a fin de entender sus diferencias y particularidades, además de conocer a cuál categoría de seres vivos corresponde cada uno de ellos. A continuación entonces una breve explicación de cada uno de los sistemas respiratorios existentes en la naturaleza:

Respiración pulmonar

Este sistema respiratorio es propio de organismos complejos, entre los que se encuentran algunas aves, los mamíferos acuáticos, y sobre todo los mamíferos terrestres, entre ellos el humano. En este caso el proceso de respiración tiene su punto inicial en las vías respiratorias superiores, conformadas por la nariz y la boca, por donde el aire entra para humedecerse y calentarse, antes de seguir su paso  a través de la laringe, la tráquea y los bronquios. Una vez allí, continúa su paso hacia los alveolos pulmonares, donde se produce el intercambio de gases, en el cual el cuerpo recibe oxígeno, necesario para alimentar y nutrir las células del cuerpo; mientras que los pulmones reciben el dióxido de carbono que el cuerpo necesita expulsar, el cual hace el camino de regreso, para salir igualmente por las vías respiratorias aéreas.

Respiración branquial

Por su parte, este otro sistema respiratorio es propio también de animales complejos con grandes requerimientos de oxígeno, sólo que corresponde a aquellos que se desenvuelven en medios acuáticos, dentro de los que se pueden contar los peces. No obstante, este sistema respiratorio branquial también se encuentra presente en algunos insectos y reptiles en estado larvario.  Como su nombre lo indica, este sistema respiratorio tiene su punto de inicio en los órganos llamados branquias, donde pequeñas cantidades de agua entran, a fin de realizarse el intercambio de gases, que le proporcionará al animal o a la larva el oxígeno necesario para cumplir sus funciones vitales, al tiempo que le permitirá expulsar el dióxido de carbono.

Respiración cutánea

Así mismo, dentro de los sistemas respiratorios presentes en la naturaleza, encontramos la respiración de tipo cutánea, correspondiente a organismos un poco más simples que los anteriores, dentro de los cuales se encuentran las lombrices, los anfibios y algunos tipos de gusanos. De acuerdo a lo explicado por los textos de biología, este tipo de respiración se produce a través de la piel, la cual se encarga de absorber el oxígeno requerido –el cual es menor que en organismos más complejos- y de expulsar el dióxido de carbono. De igual forma, un dato particular de este sistema respiratorio cutáneo es que está presente en animales como las ranas y sapos, a pesar de que estos cuentan con pulmones.

Respiración Traqueal

Este tipo de respiración se encuentra presente en organismos bastante simples como algunos insectos o arácnidos. Como su nombre lo indica, se produce a través de pequeños tubos, llamados tráqueas, en los cuales se absorbe el aire, para realizar el intercambio de gases, a través del cual este tipo de seres reciben el oxígeno que necesitan y expulsan el dióxido de carbono.

Difusión directa

En último lugar, en cuanto a los sistemas respiratorios que absorben oxígeno para expulsar dióxido de carbono, se encuentra la difusión directa, correspondiente a los seres más simples de la escala evolutiva, entre los que se encuentran por ejemplo las esponjas marinas, los corales y los protozoos. En este sistema, la respiración se produce sobre la membrana celular, lugar donde se produce directamente el intercambio de gases, absorbiéndose una mínima cantidad de O2, para liberar a su vez el CO2.

Respiración de las plantas y la fotosíntesis

Al igual que todos los seres vivos, las plantas también tienen un sistema respiratorio, el cual se realiza a través de unos pequeños órganos llamados estomas, consistentes en pequeñas aberturas, situadas en las hojas de la planta. De hecho los organismos vegetales poseen dos tipos diferentes de intercambio de gases, uno que realizan durante el día, y otro que realizan durante la noche.

De esta forma, durante el día, llevan a cabo un proceso denominado fotosíntesis, en la cual la planta toma del aire el dióxido de carbono, expulsando oxígeno, al tiempo en que a través de la luz solar y la clorofila, sintetiza sus diversos nutrientes, transformando su sustrato inorgánico en orgánico y lleno de energía. Por otro lado, durante la noche, las plantas respiran, tal como lo hacen el resto de los organismos, es decir, absorben oxígeno –a través de sus estomas- para luego liberar dióxido de carbono, por lo que no es recomendable dormir con plantas en la habitación.

Fuente de imagen: elcuerpohumano.blogspot.com

Ejemplos de sistemas respiratorios
diciembre 5, 2015
Se habla de:         

Ver más Artículo al azar