Ejemplos de sufijos flexivos

Tal vez lo más recomendable, antes de avanzar sobre los distintos ejemplos que pueden darse en torno a los Sufijos flexivos, sea revisar de forma breve algunos conceptos, que permitirán entender cada uno de estos sufijos, dentro de su contexto preciso.

Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que también resulte pertinente enfocar dicha revisión en dos nociones específicas: la primera de ellas, la propia definición de Sufijo, a fin de entender la naturaleza de la partícula lingüística, en base a la cual se desarrolla la noción de Sufijo flexivo, cuyo concepto constituirá la segunda categoría a tener en cuenta. A continuación, una breve explicación sobre cada uno de ellos:

Los sufijos

De esta forma, se puede comenzar a decir entonces que los sufijos han sido explicados por la Lingüística como uno de los cinco afijos con los que cuentan las Lenguas naturales. Así también han sido descritos como morfemas tónicos, que se unen al lexema de forma posterior, teniendo la capacidad de influir o cambiar su categoría gramatical.

En cuanto a su función específica dentro de la Lengua, las distintas fuentes coinciden en reconocerle dos específicas: la primera de ellas, ligada con la acción de señalar los distintos accidentes gramaticales de la palabra; así como –en segunda instancia- generar también nuevas palabras, con independencia semántica respecto a la cual le dio origen, acción esta denominada Derivación, y reconocida como el procedimiento que más aporta a la producción de palabras en las Lenguas naturales en general.

Sufijos flexivos

Sin embargo, en relación a los sufijos que no cumplen con la tarea de producir nuevas palabras, la Lingüística indica que estos se unen a la palabra no para derivar otra forma, con sentido propio, sino para indicar todas las posibles formas que tiene una palabra, según los distintos accidentes gramaticales que deba sufrir, a fin de adaptarse al contexto lingüístico.

De esta forma, los sufijos flexivos vienen a revelar las distintas flexiones que sufre una palabra, bien sea en cuanto a su Género (masculino-femenino); su Número (singular-plural); la Persona verbal (1era. persona del singular, 2da. persona del singular, 3era. persona del singular, 1era. persona del plural, 2da. persona del singular, 3era. persona del singular); el Modo-Tiempo-Aspecto; o la forma no personal del verbo (infinitivo, gerundio, participio).

Ejemplos de sufijos flexivos

Teniendo presente estas definiciones, quizás entonces sea mucho más fácil comprender cada uno de los ejemplos que pueden darse en referencia a los distintos sufijos flexivos del Español. Sin embargo, en pro de garantizar su total identificación, los distintos ejemplos se clasificarán según el accidente gramatical al cual hacen referencia:

Sufijos flexivos de género

Amarillo (masculino)
Terraza (femenino)
Contradicción (femenino)
Piedad (femenino)
Contrato (masculino)
Nene (masculino)

Sufijos flexivos de número

Carro (singular)
Casas (plural)
Camiones (plural)
Ajedreces (plural)
Camisas  (singular)

Sufijos flexivos de persona verbal

Bailas (segunda persona del singular)
Tomamos (primera persona del plural)
Cantan (tercera persona del plural)
Reza (tercera persona del singular)
Como (primera persona del singular)

Sufijos flexivos de Modo-tiempo-aspecto

Duermes (Indicativo-Presente-Imperfectivo)
Canté (Indicativo- Pretérito Perfecto Simple- Perfectivo)
Camine (Subjuntivo-Presente- Perfectivo)

Sufijos flexivos de formas verbales no personales

Cantando (gerundio)
Soñar (infinitivo)
Temido (participio)
Corriendo (gerundio)
Comer (Participio)

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de sufijos flexivos
noviembre 22, 2017
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar