Ejemplos de sustantivos contables

Previo a exponer algunos ejemplos que pueden darse en torno a los Sustantivos contables, quizás lo más conveniente sea revisar algunas definiciones, que de seguro permitirán entender cada uno de los casos que se mostrarán posteriormente en su justo contexto lingüístico.

Definiciones fundamentales

En consecuencia, puede que ciertamente sea también necesario delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Sustantivos, Sustantivos comunes y Sustantivos contables, por encontrarse directamente relacionados con los casos que se abordarán después. A continuación, cada una de estas definiciones:

Los sustantivos

Por consiguiente, se comenzará entonces abordando la definición de Sustantivos, partículas lingüísticas que han sido explicadas de forma general como uno de los principales tipos de palabras. Sin embargo, puede que el entendimiento integral de esta clase de partícula implique también el tomar en cuenta la perspectiva particular que tiene sobre ella cada una de las diferentes disciplinas lingüísticas.

De esta forma, se señalará por ejemplo que la Semántica, disciplina que se encarga de estudiar las distintas palabras de acuerdo al significado que poseen, considera entonces los Sustantivos como aquellas partículas lingüísticas que cumplen con la función o papel de referir a ciertas entidades, las cuales pueden estar constituidas tanto por personas, lugares, conceptos o animales. Es decir, que los Sustantivos –desde un punto de vista semántico- son o funcionan como nombres.

Así mismo, la Morfología ha indicado que los Sustantivos han de ser explicados también como palabras variables, pues cuentan con la capacidad de modificar su estructura morfológica en tanto deban concordar en género o número con la entidad que nombran. Por su lado, la Sintaxis, materia lingüística que prefiere estudiar las palabras de acuerdo a la posición que ocupa cada una de ellas dentro de la oración, consideran que los sustantivos pueden ser considerados, en esta estructura superior de significado como el núcleo del sintagma nominal, así también como del sintagma preposicional, puesto que son el centro del sujeto, o el sujeto en sí mismo.

Los sustantivos comunes

En segunda instancia, resultará también pertinente explicar la definición de Sustantivos comunes, los cuales han sido explicados de forma general como uno de los principales tipos de sustantivos que existen en las lenguas naturales.

De igual forma, desde una perspectiva semántica, los Sustantivos comunes serán considerados como aquellas palabras que sirven para referir entidades, siempre y cuando se quiera señalar el grupo o especia a la cual estas pertenecen, pero no su identidad propia. Por ejemplo, el sustantivo mujer se usa para señalar a un individuo del género femenino, sin individualizarlo o presentarlo de acuerdo a su identidad, como podría suceder por ejemplo con el sustantivo propio Ana.

Siendo sustantivos al fin, los Sustantivos comunes serán entendidos también como palabras variables, desde el punto de vista morfológico, mientras que para la Sintaxis serán igualmente el núcleo de los sintagmas nominales o preposicionales. Por igual, la Lingüística señala que los Sustantivos comunes pueden ser clasificados en dos clases: sustantivos contables e incontables, según si las entidades que nombran pueden ser contabilizadas o no.

Sustantivos contables

Así las cosas, los Sustantivos contables serán entonces uno de los dos tipos de Sustantivos comunes, reconocidos por la Lingüística. En este orden de ideas, la Semántica ha señalado que los Sustantivos contables serán aquellas palabras que cumplan con la tarea de señalar una entidad, reconocida de acuerdo a la especie o conjunto al cual pertenecen, y que además se encuentre constituida por un ente que pueda ser contabilizado, por ejemplo cómo sucede con el sustantivo “niño”, en donde el hablante podría contar un niño, tres niños, cinco niños, etc.

Ejemplos de Sustantivos contables

Una vez se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo exponer algunos ejemplos sobre los distintos tipos de Sustantivos contables, que existen en el Español, y que se caracterizarán entonces por referir a entes que pueden ser contados por el hablante. A continuación, algunos de ellos:

Casa, Cara, Avión, Árbol, Boleto, Barco, Beso, Compañero, Canción, Dedo, Diente, Elefante, Foco, Fábrica, Gato, Gatillo, Hoja, Hora, Iglesia, Jirafa, Jardín, Kilo, kiwi, Limón, Lulo, Mora, Maní, Nené, Oso, Pelota, Rosa, Saco, Toro, Uva, Yoyo, Zapato.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de sustantivos contables