Ejemplos de topónimos

Quizás lo más conveniente, antes de abordar una exposición sobre algunos de los numerosos ejemplos que pueden encontrarse en el Español sobre los Topónimos, sea revisar de forma breve algunas definiciones, que de seguro permitirán entender cada una de estos sustantivos dentro de su justo contexto semántico.

Definiciones fundamentales

En este orden de ideas, puede que ciertamente sea necesario delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Sustantivos, Nombres propios y Topónimos, por encontrarse directamente relacionados con cada uno de los ejemplos que se expondrán posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

Los sustantivos

Por consiguiente, se comenzará por decir que los Sustantivos pueden ser señalados, de forma general, como uno de los principales tipos de palabras que existen. Sin embargo, una apreciación integral de esta clase de partícula lingüística puede que involucre la visión de cada una de las distintas disciplinar lingüísticas.

Así las cosas, por ejemplo, la Semántica –disciplina enfocada en estudiar las palabras de acuerdo a su significado- describirá los Sustantivos como aquellas palabras que sirven para referir a una entidad específica, en tanto se encuentre conformada por una persona, un animal, un lugar o un concepto, es decir, que los Sustantivos fungen como nombres, pues se encargan de nombrar entes específicos.

Desde el punto de vista de la Morfología, es decir, de la disciplina lingüística que se enfoca en estudiar cada una de las palabras según su estructura, señala que los Sustantivos pueden ser comprendidos como un tipo de palabras variables, puesto que sufrirán cambios en su estructura, sobre todo a nivel de sus morfemas, con el fin de concordar en género y número con las entidades que pretenden nombrar.

Por último, será también necesario tomar en cuenta la definición de Sustantivos que ha dado la Sintaxis, materia lingüística que prefiere estudiar las palabras de acuerdo a la posición específica que estas partículas ocupan dentro de la oración, y que ha señalado los Sustantivos como el núcleo del sujeto. En este sentido, los Sustantivos podrán considerarse también como los núcleos de los sintagmas nominales y los sintagmas preposicionales.

Nombres propios

En segunda instancia, puede que resulte también prudente traer a capítulo la definición de Nombres propios, los cuales han sido descritos de forma general como uno de los principales tipos de Sustantivos que pueden encontrarse en las Lenguas naturales. Empero, quizás el entendimiento integral de este tipo de partícula también conlleve el análisis que hace de los Nombres propios cada una de las disciplinas lingüísticas.

Silabeo ortográfico Es probable que lo mejor, antes de abordar la definición de silabeo ortográfico, así como las distin...
Sufijo -zoico Antes de abordar una explicación sobre el sufijo –zoico, quizás lo mejor sea hacer una breve revisió...
Sufijo -ismo Quizás lo más conveniente, previo a profundizar en una explicación sobre el sufijo –ismo, sea revisa...

Por ende, la Semántica señalará que los Nombres propios son sustantivos que cumplen con la tarea de nombrar personas, animales o lugares, en cuanto a su propia identidad, y no de forma genérica, como lo harían los sustantivos comunes, los cuales por el contrario señalarían la especie o clase a la que pertenece la entidad que nombran. De esta manera, los Nombres propios apuntan a la identidad del ente que nombran, diferenciándolo de sus semejantes.

Como sustantivos al fin, la Morfología considera que los Nombres propios pueden ser considerados también como palabra variables. Sin embargo, señala que por lo general estas palabras –aun cuando cuentan con su capacidad de ser variable- en realidad, cambia muy poco. En cuanto a la definición concebida por la Sintaxis, los Nombres propios serán considerados igualmente como el núcleo del sujeto.

Topónimos

En último lugar, se hará igualmente necesario centrar la atención en el concepto de Topónimos, los cuales han sido explicados de forma general como uno de los tres distintos tipos de Nombres propios que existen, junto a los Antropónimos y los Hipocorísticios. Por lo tanto, los Topónimos serán entendidos también como uno de los diferentes tipos de Sustantivos que existen.

Desde un punto de vista mucho más específico, los Topónimos han sido definidos por la Semántica como la clase de nombre propios que es usado, o que cumple con la tarea, de nombrar lugares o accidentes geográficos, pero desde su identidad, y no desde su clase. Por ende, los nombres propios, que refieren a una identidad particular y no a la clase, poseídos por los distintos países, ciudades, poblaciones, lugares y accidentes son entonces Topónimos.

Ejemplos de Topónimos

Toda vez que se han revisado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una exposición de algunos de los varios ejemplos que pueden encontrarse en el Español en referencia a los Topónimos. A continuación, cada una de estos casos:

  • Un ejemplo de Topónimos que pueden encontrarse en el Español serán los nombres de los distintos países que conforman el concierto de naciones a nivel mundial. Algunos ejemplos serían Alemania, Colombia, Costa Rica, México, Venezuela, China, Japón, Brasil.
  • Otro de los ejemplos de Topónimos que existen en el Español será el nombre de las ciudades que se encuentren en las diferentes naciones: Caracas, Bogotá, Brasilia, Cochabamba, Santiago de Chile, México, Managua.
  • Así también, serán considerados como ejemplos de Topónimos los nombres propios que tengan las distintas cordilleras: los Andes.
  • Por igual, serán entendidos como Topónimos los nombres de mares y océanos: Pacífico, Índico, Atlántico.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos de topónimos
octubre 25, 2018