Ejemplos del grado comparativo del adjetivo

Previo a exponer algunos ejemplos que pueden darse en el Español sobre el Grado comparativo del Adjetivo, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán comprender cada uno de los casos que se expondrán posteriormente, en su justo contexto lingüístico.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, se optará igualmente por enfocar esta revisión teórica a cuatro nociones específicas: Adjetivos, Grado del Adjetivo y Grado comparativo del Adjetivo, por encontrarse directamente relacionados con los respectivos ejemplos que se estudiarán después. A continuación, cada una de estas definiciones:

Los adjetivos

Por consiguiente, se comenzará por decir que la Lingüística ha identificado los Adjetivos, de forma general, como una de las principales clases de palabras, que existen en las Lenguas naturales. Empero, puede que tener una visión integral de este tipo de partícula pase necesariamente por tomar en consideración cada una de las distintas definiciones que han promulgado sobre ellas, de forma particular, las principales disciplinas lingüísticas.

De esta forma, se tendrá por ejemplo que la Sintaxis –materia que se enfoca en estudiar las partículas según su posición en la oración- considera que los Adjetivos deben ser vistos como la clase de palabra que se encarga de situarse o acompañar al Sustantivo, tanto de forma anterior como posterior, con el fin de modificarlo.

Así mismo, será necesario revisar cuál es la posición de la Morfología –área lingüística que se enfoca en la estructura de las palabras- y para la que los Adjetivos han de ser explicados entonces como un tipo de palabra variable, debido a la capacidad de estas partículas para cambiar su forma, con tal de concordar en género y número con los sustantivos que acompañan.

Finalmente, para la Semántica –disciplina que estudia los significados- los Adjetivos han de ser comprendidos como la clase de palabra que acompaña al Sustantivo, para indicar alguna cualidad o característica, propia de la entidad nombrada. De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, existe dos grandes grupos de Adjetivos: los Calificativos, partículas estas que cumplen con la tarea de señalar una cualidad de la entidad, y los Determinativos, los cuales también indican un rasgo del ente, pero que además de calificarlo, sirve para identificarlo dentro de un conjunto de semejantes.

Grado del adjetivo

En segundo lugar, será igualmente necesario lanzar luces sobre la definición de Grado del adjetivo, el cual ha sido explicado –al menos desde una perspectiva semántica- como el rasgo o característica del Adjetivo, cuya tarea específica es referir la intensidad con la que cuenta la cualidad expresada por esta partícula, respecto a la entidad nombrada.

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, al menos en el Español, se pueden encontrar tres distintos grados: el Positivo, el Comparativo y el Superlativo.

Grado comparativo del Adjetivo

En último lugar, también se tomará un momento para traer a capítulo el concepto de Grado comparativo del Adjetivo, el cual será entendido entonces como uno de los tres distintos grados que pueden encontrarse en este tipo de partículas. Así mismo, desde una óptica más precisa, el Grado comparativo será entendido como un rasgo del adjetivo, cuya misión es indicar el grado de comparación que establece el Adjetivo respecto a la cualidad señalada en la entidad, en relación con otras cualidades observadas en otras entidades.

Por otro lado, la Lingüística señala que en el Grado comparativo pueden identificarse también tres distintos niveles de comparación:

  • Superior: cuando indica que la entidad sobre la que recae el adjetivo es mucho mayor que la entidad con la cual se compara.
  • Inferior: por otro lado, también puede ocurrir que la entidad que se compara con otra es calificada por debajo de la segunda.
  • Igualdad: así mismo, puede suceder que la comparación establecida arroje que ambas entidades son iguales.

Ejemplos de grado comparativo del Adjetivo

Una vez se han explicado cada una de estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo exponer una serie de ejemplos, que permitan ver de forma concreta cómo se presenta este Grado del Adjetivo en el Español. Empero, ya que el Grado comparativo cuenta con tres distintos subniveles o subtipos, puede que convenga abordar estos ejemplos, según los distintos grados en los que puede suceder el Grado comparativo. A continuación, algunos de estos ejemplos:

Grado comparativo de superioridad

Mi papá es más alto que mi tío

En este caso, la palabra “más” puede ser identificada como un Adjetivo. Al establecer una comparación entre la primera y la segunda identidad, entonces se asume que además expresa un grado comparativo, en el cual además se usa para expresar superioridad del primer ente sobre el segundo.

Grado comparativo de inferioridad

Yo gano menos dinero que Jaime

Por su lado, en esta oración, podrá encontrarse que la palabra “menos” constituye un Adjetivo, ya que se encuentra de forma anterior al sustantivo “dinero”, para así modificarlo. Así mismo, este Adjetivo se encuentra expresando la inferioridad que la entidad “dinero” refleja entre la primera y la segunda identidad. Por ende, esto es un ejemplo también de Grado comparativo de inferioridad.

Grado comparativo de igualdad

Estoy tan cansada como tú

En último lugar, en esta oración, también se podrá ver cómo la palabra “tan” sirve como Adjetivo. Por otro lado, en tanto sirve para indicar un grado de igualdad entre estas dos entidades o estados, entonces funge como un ejemplo de Grado comparativo de igualdad.

Imagen: pixabay.com

Ejemplos del grado comparativo del adjetivo
enero 31, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar