El acrolecto

Acrolecto

En el ámbito de la sociolingüística, se conoce como acrolecto a la realización de una Lengua, considerada como la más prestigiosa, dentro de una comunidad lingüística. Es decir, que constituye la utilización en el habla de formas léxicas y sintácticas, consideradas como cultas, siendo llamado también lengua formal o culta.

Competencia Lingüística

Así mismo, dentro de las ciencias lingüísticas, se conoce como “Competencia Lingüística” a una teoría promulgada por Noam Chonsky en la cual se sugiere que el hablante se comporta de forma diferente, según la situación social en la cual necesite comunicarse, haciendo uso de diferentes tipos de registro. En este sentido, entre mayor sea el conocimiento del hablante sobre la Lengua, mucho más amplio será el manejo de distintos niveles de realización y su adopción ante los distintos escenarios sociales.

Básicamente, esta teoría de Chomsky plantea que un hablante no usa el mismo registro para por ejemplo comprar tomates en el mercado, que podría emplear para regañar a un hijo. Así mismo, al llegar a su oficina, este hipotético hablante se dirigirá a su jefe también de una manera distinta, apropiada al contexto. Finalmente, si este hablante fuese designado para dar un discurso en algún evento de su empresa, probablemente se podría ver un nuevo cambio en el registro que usa, tendiendo a escoger uno mucho más formal. A esta capacidad de adaptación lingüística, inherente a la mayoría de los hablantes, Chonsky la llama “competencia lingüística”, pues ella demuestra las habilidades y capacidades del hablante.

Ejemplos palabras simples Antes de abordar la exposición de algunos ejemplos sobre las Palabras simples, puede que sea totalme...
Derivación compleja Tal vez lo más conveniente sea, previo a abordar la definición de Derivación compleja, revisar de fo...
Sufijo -sis Quizás lo más conveniente, previo a abordar una explicación sobre el sufijo –sis, sea realizar una b...

Acrolecto, Mesolecto y Basilecto

Por su parte, durante la década de los setenta, el lingüista Derek Bickreton determinó que a la hora de comunicarse con su interlocutor, un hablante podría hacerlo usando tres distintos tipos de registros. En primer lugar, Bickerton determinó que existía un nivel al que podría llamarse basilecto, y que correspondía al registro más coloquial que podría tener la realización de la lengua, la cual incluso estaba conformada por palabras, expresiones y formas sintácticas que difícilmente llegaran a ser registradas por escrito.

En segundo lugar, el Mesolecto sería la lengua que surge como proceso de dos lenguas de contacto, lo cual suele ocurrir sobre todo en situaciones fronterizas, donde las condiciones sociales, políticas y económicas van produciendo la contaminación de cada una de las lenguas involucradas, originando la convivencia de formas léxicas, gramaticales e incluso sintácticas.

Finalmente, el Acrolecto es considerado el registro más formal del habla, es decir el que se encuentra más apegado a las reglas gramaticales y sintácticas de una Lengua, al punto que algunos lingüistas han determinado que el Acrolecto es la forma de habla más semejante al registro escrito, por lo que su uso casi siempre se destina –a través de un proceso de Competencia Lingüística- a las situaciones ceremoniales, como discursos, conferencias, e incluso documentales, noticiero u otras producciones audiovisuales que lo requieran.

De esta forma, el Acrolecto se encuentra en el sentido inverso del Basilecto, sin que esto tenga algún tipo de valoración negativa o positiva, pues al ser realizaciones de la lengua, la Sociolingüística, rama que se encarga de su estudio, se limita solamente a su señalización y estudio, y no a su calificación social, por lo que formas como lengua corrupta o inculta, o su contraparte lengua pura o culta son incorrectas, lingüísticamente hablando. Por el contrario, lo propio dentro de esta ámbito es señalar si el registro pertenece al Basilecto (informal / coloquial) o si por el contrario se encuentra ubicado en el Acrolecto (formal / alto).

Imagen: elpensante.com

El acrolecto
marzo 14, 2016