El árbol de la vida

Con el nombre de “Árbol de la vida” se conoce uno de los arquetipos más extendidos a lo largo de las distintas culturas y religiones del mundo, en el devenir de la Historia. Así mismo, más recientemente, este concepto fue asumido también como metáfora biológica, por Charles Darwin, quien lo usó para ordenar las distintas formas de vida, desde una óptica evolutiva.

Simbología del Árbol de la vida

De acuerdo, a las distintas fuentes, este símbolo puede ser entendido como un árbol –cuyas características físicas dependen de la religión o mitología que lo imagine- el cual cuenta con el poder o característica mítica de poder comunicar el inframundo con el empíreo o el cosmos, aun cuando en otras religiones también es el elemento en donde se encuentra contenido el conocimiento del cosmos, lo que lo convierte también en el elemento en donde se encuentran conectadas todas las formas de vida existentes en el universo. Para la Biología, el Árbol de la vida es el símbolo por medio del cual se pueden organizar, evolutivamente hablando, los distintos especímenes biológicos.

Distintos mitos del Árbol de la vida

Sin embargo, no deja de ser sorprendente cómo este símbolo se encuentra presente en distintas religiones y culturas, las cuales llegaron a concebirlo casi en paralelo y sin que existiera entre ellas ningún tipo de contacto e intercambio. En este sentido, resulta entonces pertinente explicar brevemente cada una de las religiones que ha llegado a abrazar durante su evolución el arquetipo del Árbol de la Vida. A continuación, algunas de ellas:

Irán

Para la Cultura pre-islámica, desarrollada en el Antiguo Irán, el árbol de la vida –conocido también como el árbol del mundo- respondía al nombre de Gaokerena, y era representado como un árbol grande y sagrado, el cual contaba con la particularidad de llevar en él todas las semillas existentes.

Egipto

Por su parte, en el Antiguo Egipto también existía la creencia en un “Árbol de la Vida”, el cual era descrito como una acacia, la Acacia de Saosis, la cual tenía la propiedad de encerrar en ella los misterios de la vida y la muerte.

Armenia

Así mismo, se tiene idea de que en la antigua Armenia también existía la noción del Árbol de la Vida, el cual además constituyó para esta cultura un importante símbolo religioso, de protección, el cual fue grabado y dibujado, con sus ramas simétricas, sobre los escudos de los guerreros armenios, así como de las paredes de sus fortalezas.

Ensayo sobre la destrucción del medio ambiente No solo pretendo lanzar un llamado a la reflexión acerca del cuidado del medio ambiente y de la natu...
Resumen de la visión mítica del mundo (El mundo de Sofía) En este post podràs hallar un corto resumen, pero detallado, de la visión mítica del mundo de sofía....
Tips para triunfar en la Gnosis A continuación encontrarás unos tips precisos para lograr una verdadera disciplina gnóstica, comenza...

Budismo

Dentro de esta religión, o Filosofía, también resalta la figura del árbol sagrado, el cual es identificado como el árbol Bodhi, debajo del cual se cree que Sidarta Gautama  meditó y alcanzó la iluminación, convirtiéndose en Buda. En esta religión este árbol es identificado como el Pipal (nombre budista del Ficus religiosa, oriundo de Nepal)

China

Según los estudios realizados, la mitología china también habría concebido la idea de un Árbol de la vida, el cual se erige hacia el cielo, mientras que en su base lo custodia un dragón, y en su copa un fénix, animales ambos símbolos de la inmortalidad. Así también, los investigadores dan cuenta de una tradición taoísta, que creía en la existencia de un árbol sagrado que cada tres mil años daba como fruto un durazno, el cual dotaba de inmortalidad a aquel que lo probase.

Cristianismo

Igualmente, otra de las grandes corrientes religiosas que alberga dentro de su cosmología de idea del Árbol de la Vida es el cristianismo, religión que ubica a este árbol en el Edén, en donde se erige, representando el estado puro del hombre, antes de cometer pecado original –al probar las frutas del árbol del conocimiento- perdiendo el Paraíso. No obstante, durante su evolución, la Iglesia católica ha señalado en ocasiones a sus fieles que el verdadero Árbol de la Vida es cristo, deidad a la que trata de identificársele entonces como único dador de vida eterna y de comunicación con Dios.

Islam

De la misma forma, en el Corán, se puede encontrar también referencia al Árbol de la Inmortalidad, el cual es representado como un árbol con adornos, el cual se encuentra en el Edén, y que, coincidiendo con la Biblia, fue prohibido a Adán y Eva, por Allah, sin que esto impidiera que tentados por Satanás, estos lo probaran condenándose a ser expulsados del Paraíso, por su desobediencia.

Judaísmo

Para esta otra gran religión, también existe la imagen de Árbol de la Vida, conocido en hebreo como Etz Chaim, el cual es descrito como diez nodos interconectados, que tendría la propiedad de albergar la sabiduría. Esta religión, la cual se guía también por el Antiguo Testamento, cree en la existencia del Árbol de la Vida, en el Paraíso creado por Dios.

Otras religiones

Entre otras de las religiones o culturas que han concebido el arquetipo universal del Árbol de la Vida, se encuentran el Bahaísmo; la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, el Swedenborgianismo, la cultura nórdica (en el mito de Yggdrasil); la cultura georgiana (en el mito del Borjgali); el paganismo germánico; el Hinduismo (con el mito del Banyan Tree);  Mesoamérica (en donde las culturas precolombinas desarrollaron los mitos de los árboles del mundo, lo cuales representaban la naturaleza); Oriente Medio; culturas originarias de Norteamérica y la cultura turca, entre otras.

Imagen: pixabay.com

 

 

El árbol de la vida
enero 30, 2017