El arte del siglo XX

Para la Historia del Arte, el Arte del siglo XX es el nombre que reciben todas las manifestaciones y movimientos artísticos surgidos en el transcurso de esta centuria, y que puede considerarse como reflejo fiel de los intensos procesos sociales de estos cien años.

Reflejo de una civilización

Para los estudiosos del Arte, todo movimiento o época en la historia de ésta es producto del momento histórico que viven sus artistas y las obras que se producen, bien porque quieran reflejarla, bien porque deseen con ansias evadirla. En el caso concreto del Arte del siglo XX, los especialistas han señalado que es un arte que lejos de ignorar o tratar de reflejar los profundos cambios y vivencias sociales, es un Arte que es producida directamente por los propios hechos históricos, convirtiéndose a un tiempo reflejo y producto de cada uno de los cambios políticos, económicos, sociales y tecnológicos ocurridos durante el siglo XX.

En este sentido, por nombrar sólo algunos de los eventos sucedido durante las décadas de este período histórico, bastaría con hacer referencia por ejemplo a la Primera Guerra Mundial (1914-1919), la Depresión Económica vivida en Estados Unidos en 1930 y que está totalmente relacionada también con la crisis económica de Europa, la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la difícil época de postguerra y la reconstrucción de Europa, la Guerra Fría (1945-1991), la Carrera Espacial, la Guerra de Vietnam (1955-1975), entre otros.

Así mismo, es importante evidenciar el hecho de que el siglo XX es considerado como el momento en que la Ciencia ha avanzado más rápidamente, superando en hallazgos incluso a varios siglos anteriores juntos, viviéndose en esta época la llegada del hombre a la Luna, la creación de la bomba atómica, el desarrollo de la Ley de Relatividad, la llegada de la corriente eléctrica a muchas ciudades, el desarrollo de los medios de comunicación, el perfeccionamiento del teléfono, la creación del automóvil, la invención del internet, de los teléfonos celulares, así como los grandes avances médicos que van desde la invención de ciertas vacunas hasta la inseminación artificial y la clonación.

Sin embargo, sobre todo en el arte de postguerra, estos increíbles avances científicos y tecnológicos contrastaban con el horror en el que Europa se había sumergido durante los largos años de guerra, lo cual había generado en la humanidad un vacío ontológico, que después de haber clamado al cielo en respuesta de Dios, descubría que se encontraba solo en el universo, sin ningún ser protector que le respondiera. De esta forma, durante el siglo XX –sobre todo en la Literatura y la Poesía- el artista le canta al inmenso vacío humano de saberse único y desolado sobre la tierra.

Vanguardias, sello del siglo XX

Así mismo, durante el siglo XX, a nivel artístico surgen numerosos movimientos artísticos que se identificaban a sí mismos, y ahora son identificados por la Historia del Arte, como Vanguardias. De acuerdo a la teoría, estos movimientos se asumían precisamente como grupos de avanzada, que buscaban romper con los cánones establecidos en el mundo del Arte, persiguiendo así mismo generar otro tipo de lenguaje, estética e incluso tipos de obras, como manera de crear otra concepción del Arte, al tiempo de denunciar o desmontar lo que la Academia tomaba como correcto o artístico.

¿Cuáles son los colores terciarios? Definición de Colores Terciarios En el ámbito de las Artes Gráficas, se conoce con el nombre de Colo...
¿Qué colores combinar para obtener azul marino? Cuando nuestro sentido artístico aflora y emprendemos una labor pictórica, sea cual sea la técnica, ...
Ensayo sobre el ballet Definición de Ballet El Ballet puede ser definido como una de las danzas clásicas y artes escénicas,...

Sin embargo, esta reacción contra lo establecido no siempre se hizo de forma pacífica o por los canales regulares, sino que por el contrario siempre estuvo relacionada con acciones violentas, subversivas. Así mismo, sus propulsores también trataban de cruzar constantemente los límites permitidos hasta ese momento por las instituciones, por lo que eran vistos como seres excéntricos. De esta manera, aun cuando a la luz de los años son altamente valorados por la Historia del Arte, en su momento las vanguardias no contaron con la aprobación social, sobre todo por parte de las clases sociales altas, quienes precisamente eran el blanco de sus críticas y acciones.

Origen del término Vanguardia

En este sentido, el Arte no es tomado por los vanguardistas como un mero hecho producido para el entretenimiento y disfrute de la sociedad, sino como herramienta misma que permitiera la transformación de esta sociedad, acción que para los vanguardistas eran necesario. De esta forma, política y Arte también se conjugaban para hacer una lectura de la sociedad del siglo XX, determinando la necesidad de una transformación del lenguaje, la estética e incluso las relaciones sociales. Tal vez por eso el propio término de la Vanguardia surgió en las primeras décadas del siglo XX, en el seno de los socialistas utópicos que veían en los movimientos vanguardistas la posibilidad de romper el orden establecido para crear desde cero el mundo nuevo que se necesitaba.

Características de la Vanguardia

Así mismo, la Historia del Arte ha identificado rasgos similares entre las distintas Vanguardias vividas durante el siglo XX, concluyendo que estos pueden ser identificados como las principales características de estos movimientos emblemáticos del arte del siglo XX, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Entre las principales características que se han atribuido a este tipo de movimientos se encuentra el principio de contradicción que existen en él mismo, pues las vanguardias son vistas como producto directo del propio proyecto cultural de la modernidad, aun cuando terminan oponiéndose y revelándose contra la propia modernidad que la originara.
  • En segundo lugar, se podría identificar como característica propia de las vanguardias el cómo asume el Arte como una fuerza o elemento transformador.
  • También, las vanguardias pueden ser identificadas como movimientos que buscan romper con todo lo que la tradición había tejido hasta ese momento. Busca desvincularse del pasado.
  • De esta forma, al haber roto con el pasado, las Vanguardias entonces entraban en el reto de construir una nueva realidad, y no sólo nueva por encontrarse en el futuro, sino porque se buscaba crear algo realmente nuevo, no antes visto, que respondiera a un lenguaje y a una estética nueva, por lo que las vanguardias también se caracterizaron por ser altamente experimentales.
  • En este sentido, tomando en cuenta que el Arte propulsado por las vanguardias se basaban en un carácter experimental como acto político transformador de realidades, se puede señalar también que para las vanguardias artísticas siempre fue más importante el proceso que las propias creaciones artísticas.
  • Así también, dentro de las vanguardias –aun cuando hacia el final se distanciaron- hubo un momento en donde sus artistas también eran activos militantes políticos, por lo que en algunas ocasiones el Arte se convirtió también o se concebía al menos como una herramienta política transformadora.
  • Finalmente, aunque más que características se podría hablar de una consecuencias, las vanguardias influyeron grandemente en el mundo del Arte, logrando su principal objetivo de romper realmente los códigos, lenguajes y estéticas conocidas hasta el momento, creando un nuevo sentido en el Arte, así como un nuevo lenguaje, renovando incluso el propio concepto de Arte, así como del artista y de su misión como entidad de una sociedad.

Imagen: pintura “Persistencia de la Memoria” (1932) Salvador Dalí / Fuente: 20minutos.es

El arte del siglo XX
agosto 23, 2016