El Arte paleocristiano

Dentro de la Historia del Arte, se conoce con el nombre de Arte paleocristiana a un estilo o etapa artística, que dominó en occidente, durante los primeros cinco siglos que siguieron a la aparición del cristianismo, y que en términos históricos puede ubicarse en tiempos de la dominación romana, hasta que este imperio cayó en manos de los pueblos bárbaros.

No obstante, la mayoría de los autores creen que este estilo artístico, una vez caída la parte occidental del Imperio romano, continuó desarrollándose en su gran heredero: el Arte bizantino, el cual contó con mucha mayor vitalidad, extendiéndose hasta mediados del siglo XV, y en donde el tema religioso siempre fue el centro.

Historia del Arte Paleocristiano

De acuerdo a lo que han señalado los textos especializados en Historia del Arte, este estilo artístico reinó en el horizonte occidental durante cinco largos siglos, por lo que al momento de analizar su evolución histórica se hace menester estudiar cada una de sus diferentes etapas, así también como los antecedentes u orígenes de este estilo artístico tan importante para la cultura occidental. A continuación, una breve explicación de cada una de ellas:

Origen del Arte paleocristiano

Al momento de querer precisar cuáles son los movimientos o estilos que pueden ser identificados como antecesores del Arte paleocristiano, la Historia del Arte suele identificar este estilo artístico como uno de los grandes herederos del Arte romano tardío. No obstante, el tema cristiano, revitaliza este movimiento artístico, llenándolo de símbolos espirituales.

Sin embargo, quizás por la filosofía cristiana de la humildad, el Arte que comienza a producirse durante el período Paleocristiano es bastante simple. De hecho, las figuras suelen ser estilizadas. También se prescinde de la perspectiva, la profundidad y las proporciones. En cuanto a la figura humana, esta también presenta una evolución, puesto que se abandona el interés por representar realistamente sus proporciones y rasgos, queriendo por el contrario lograr plasmar el carácter espiritual del individuo.

Por otro lado, siendo Roma el centro  cultural y político del mundo occidental, así como de la cristiandad, no es de extrañar que esta ciudad haya sido entonces el epicentro en donde se produjeron las primeras manifestaciones artísticas, que pueden incluirse dentro del Arte paleocristiano, el cual contó con la fortuna –por llamarlo de algún modo- de dejarse influir igualmente por el Arte romano.

Empero, es importante recordar que para el Imperio romano los cristianos no eran bien vistos desde el primer momento, por lo que el Arte paleocristiano tuvo que dar sus primeros pasos en la clandestinidad, teniendo gran auge solo después del Edicto de Milán, firmado por el emperador Constantino, en el 313 d.C., momento en que los Cristianos pudieron expresar libremente sus creencias.

¿Cuál era el nombre completo de Andrés Bello? Quizás uno de los intelectuales y filólogos más importantes de la Historia americana haya sido André...
¿Qué colores combinar para obtener café? ¿Que colores mezclar para obtener el color cafe? Los colores que se deben combinar para obtener el c...
La Patria boba Dentro de la Historia colombiana, se conoce con el nombre de Patria boba aun periodo de seis años, o...

Etapas del Arte paleocristiano

Este hecho, es decir, el Edicto de Milán divide en dos la Historia del Arte paleocristiano, pudiendo entonces identificar dos momentos en el desarrollo de este estilo artístico:

  • Desde el siglo II y hasta el año 313 d.C.: para este momento, el Imperio romano persigue a los Cristianos, por lo que las primeras manifestaciones del Arte paleocristiano se producen en la clandestinidad, y bajo persecución. Esto hace entonces que las primeras obras de este estilo artístico se den en las catacumbas, templos o cementerios laberínticos y subterráneos, en donde se desarrollaba este tipo de arte religioso y clandestino.
  • Desde el año 313 d.C. y hasta el siglo VII: No obstante, la firma del Edicto de Milán llevaría a los cristianos desde la clandestinidad de las catacumbas al centro del poder, puesto que Roma asumiría el Cristianismo como religión oficial, otorgando total libertad de culto a los cristianos. Este evento obviamente produjo una gran energía y libertad creadora al Arte paleocristiano, el cual se coloca también al servicio del poder, tratando de ocupar con sus motivos religiosos todos los espacios del imperio, a fin de instaurar el reino de las jerarquías eclesiásticas.

Principales características del Arte paleocristiano

Pese a la gran cantidad de años de vitalidad que tuvo este estilo artístico, así como sus dos grandes etapas, en realidad existen algunos rasgos que se mantienen de forma sostenida durante su evolución, y que han sido señalados por los expertos en Historia del Arte como las principales características del Arte paleocristiano. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Aun cuando es una Arte que tiende a lo figurativo, el Arte paleocristiano se distingue por no enfocarse tanto en la forma humana, como en la esencia espiritual de la persona que quiere representarse, por lo que algunos especialistas en Historia del Arte han señalado que se puede describir entonces el Arte paleocristiano como un Arte que en lugar de representar, sugiere.
  • Igualmente, el Arte paleocristiano se caracteriza por representar la jerarquía espiritual, para lo que se vale de las proporciones o tamaños, representando de mayor tamaño a las figuras que más poder tienen.
  • Siendo un Arte de tipo religioso, paradójicamente el Arte paleocristiano no trata o no logra, durante sus primeras etapas, hacer una representación de lo divino. No obstante, a partir del siglo IV sí se pueden encontrar algunas obras que lo logran o intentan.
  • La disposición de las figuras es de tipo frontal.
  • Así mismo, dentro del Arte paleocristiano existe un uso limitado del color, por lo que se producen obras más bien con una atmósfera sobria, o de recogimiento.
  • Por igual, el Arte paleocristiano es bastante comedido a la hora de representar, figuras y objetos, por lo que en sus obras puede verse un número reducido de ellas.

Imagen: Juicio Final. Ubicado en la Iglesia de San Apolinar Nuevo en Rávena (Italia). Se cree fue realizado durante el siglo V d.C., por lo que se le considera un referente del Arte paleocristiano. / Fuente: wikipedia.org

El Arte paleocristiano
septiembre 15, 2018