El Arte prehistórico

Artes y oficios diversos

En el ámbito académico, se considera Arte Pehistórico a todo tipo de expresión, independientemente de la técnica, ubicación o temática, que haya sido producida por las civilizaciones no literaria (es decir, que no poseían escritura) y pretécnica (anterior al advenimiento de la tecnología).

Características Arte prehistórico

En términos teóricos, se denomina Prehistoria a todo el período de la evolución humana, anterior a la invención de la Escritura. No obstante, sobre todo cuando se trata de analiza expresiones culturales como el Arte, los expertos llaman la atención precisamente sobre la necesidad de no generalizar, puesto que la etapa prehistórica de la Humanidad está conformada por numerosas etapas sucesivas, así como por distintas sociedades, separadas por cientos de kilómetros. Por ende, sería un error pensar que todo el Arte desarrollado durante la prehistoria pueda tomarse como un todo, sin reparar en sus diferencias.

No obstante, sí se pueden enumerar algunos rasgos que parecen estar presentes durante la evolución del Arte producido por el hombre primitivo. En este sentido, los puntos en común con respecto al Arte Prehistórico serían los siguientes:

Marcado realismo

Un rasgo particular del Arte Prehistórico, y que puede considerarse global, de acuerdo a lo señalado por los investigadores, es el fuerte y apegado realismo, visión que parece dominar todo el período, y que difiere del nivel de simbolismo y abstracción que alcanzó la civilización de forma posterior, y que mantiene en la actualidad, donde también se pueden señalar la estilización y la capacidad esquemática como habilidades del hombre moderno, que sin embargo no se ven presentes en el Arte Prehistórico.

Arte rupestre exterior

Así mismo, los expertos han indicado que en cuanto al Arte Rupestre, desarrollada durante el Holoceno (segunda y final etapa de la era cuartenaria) hay una tendencia, en los hallazgos hechos alrededor del mundo, de haber sido realizada por completo en exteriores, es decir, que durante este período, a nivel global, el hombre primitivo no realizó pinturas rupestres en el interior de las cavernas, sino en rocas y paredes rocosas externas.

Megalitismo global

Otro de los rasgos que parece estar presente en todas las culturas prehistóricas es la construcción de tumultos, hechos a base de piedra, y cuya motivación es explicada por los expertos en dos grandes áreas: aquellos levantados con sentido mágico-religioso, como forma de rendir culto a sus muertos; o los construidos con fines netamente defensivos. No obstante cuál haya sido la motivación o uso cultural de estos tumultos rocosos, lo cierto es que casi todas las sociedades primitivas se dieron a la tarea de levantarlos.

Representación de la realidad

Finalmente, otra de las particularidades observadas por los expertos en el Arte Prehistórico alrededor del mundo es el afán del hombre primitivo por plasmar de forma gráfica, bien sea en pinturas o esculturas, escenas propias de su cotidianidad (la familia, la caza, la guerra, sus ceremonias, etc.) lo cual deja evidencia de la necesidad de registrar su vida gráficamente, al tiempo que demuestra que la motivación mágico-religiosa no fue la única que tuvo el Arte Prehistórico.

Manifestaciones artísticas prehistóricas

A pesar de que se presume que el hombre primitivo haya podido expresarse a través de pinturas hechas sobre madera, pieles e incluso su propio cuerpo, al no existir un registro escrito ni evidencia material no se puede dar por hecho, siendo apenas una teoría. En este sentido, en cuanto al Arte Prehistórico, los científicos pueden dar cuenta exclusivamente de los objetos y manifestaciones que se han encontrado hasta ahora, y que forman parte de los hallazgos que estos científicos han encontrado durante su búsqueda.

Así las cosas, según refieren las distintas fuentes, las manifestaciones artísticas más extendidas del Arte Prehistórico sería el Arte Rupestre, los objetos mobiliarios y las construcciones megalíticas, formas expresivas estas que pueden describirse brevemente de la siguiente forma:

Arte rupestre

Se trata de pinturas hechas por el hombre primitivo, a través de la utilización de pigmentos naturales, sobre la roca de cavernas y ámbitos exteriores (Ver más en Pintura rupestre). En estas representaciones gráficas, el hombre prehistórico se dio a la tarea de reflejar escenas de su vida cotidiana, predominando en casi todos los períodos las escenas de caza o guerra. Entre los hallazgos de Pintura Rupestre más importantes se encuentran la Cueva de Altamira (España) y aquellas encontradas en Lascaux (Francia) aun cuando existe evidencia de Arte Rupestre en casi todas las zonas geográficas donde se han producid hallazgos prehistóricos.

Arte mobilario

Aun cuando algunas fuentes señalan a estas expresiones artísticas como inicios de la escultura, por regla general se le llama arte mueble o arte mobilario, debido a su carácter portátil. Son descritos entonces como pequeñas figurillas antropomorfas o zoomorfas, elaboradas en base a piedra, huesos de animales, e incluso moldeados directamente en arcilla. De esta tipo de manifestaciones artísticas llaman especial atención las figuras femeninas, conocidas de forma general como Venus, las cuales en ocasiones destacan por la voluptuosidad que representan, por lo que se cree que están ligadas al concepto de maternidad y fecundidad. Las más importantes de este género es la Venus de Willendorf, aunque las venus también han sido encontradas de forma extendida en varias culturas primitivas, incluso en aquellas precolombinas.

Arte megalítico

Finalmente, los investigadores identifican como Arte Megalítico a las distintas construcciones realizadas por el hombre primitivo, a través de la manipulación o agrupación de grandes rocas, con el fin de elaborar monumentos, por lo que su motivación se interpreta totalmente relacionada con el sentido mágico-religioso, puesto que además se encuentran contextualizados en zonas de enterramientos –lo que revelaría una especie de culto a los muertos- o en sitios solitarios en donde no existe evidencia de que hayan sido usados con fines domésticos, lo que indicaría su carácter de altar o santuario.

Igualmente, los investigadores han logrado elaborar una clasificación, en base a los monumentos megalíticos encontrados alrededor del mundo, llegando a la conclusión de que básicamente pueden ser clasificados de la siguiente manera:

  • Monolito: conocido también por el nombre de Menhir, consiste en una roca solitaria, de gran tamaño, la cual es clavada de forma vertical sobre el suelo, elevándose en dirección al cielo.
  • Dolmen: por su parte el Dolmen sería una construcción que estaría compuesta por varios monolitos, sobre los que se colocaron piedras horizontales. En cuanto a su utilización, los científicos han encontrado evidencia de que están relacionados con rituales de tipo funerario.
  • Crómlech: finalmente, este tipo de monumento megalítico estaría conformado tanto por monolitos y dólmenes, los cuales fueron dispuestos en forma circular. Aunque no se tiene conocimiento a ciencia cierta de su propósito, igualmente se cree que estas construcciones jugaban un papel importante en la religiosidad o espacio mágico-religioso de las civilizaciones primitivas que los construyeron.

Imagen: pixabay.com

El Arte prehistórico
Se habla de:                                 

Bibliografía

El pensante (febrero 1, 2017). El Arte prehistórico. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/el-arte-prehistorico/