El carro que cayó en el techo de una casa

Un susto espantoso se llevó una mujer de la tercera edad, en momentos en que veía la televisión y un estruendo de grandes proporciones cambió todo en un instante.

El gran susto de su vida

Todo sucedió en Woodhull Twanship, en Michigan, Estados Unidos. La mujer se identificó como Joyce Kingsley y aseguró que se imaginaba que una tormenta sin precedentes azolaba esa región.

Grande fue el impacto psicológico cuando al mirar hacia el techo, divisó un Ford Mustang que había chocado contra su casa. Las causas del aparatoso accidente, fue un ataque hipoglucémico que sufrió el conductor, perdiendo el control del coche en plena ‘autopista interestatal 69’, en el condado de Shiawassee.

El hogar de la anciana, construido al lado de una colina,  se hallaba localizado a unos 30 kilómetros, aproximadamente, al nororiente de Lansing y el techo estaba prácticamente, al mismo nivel del terreno de la carretera, según reportes de varios medios de comunicación.

El invento japonés contra arrugas Pareciera que el enemigo mortal del ser humano es el tiempo. Especialmente, las mujeres sienten  gra...
Horóscopo y predicciones para el signo Sagitario Tendencias generales Cada vez que un año termina, y comienza el siguiente, los astrólogos más recon...
La mujer que columpió a su hijo hasta matarlo Aunque parezca increíble y sorprendente la hisoria es real y no sólo una invención del cine de terro...

“Estaba mirando televisión adentro. La tenía con volumen bastante alto, pero esto fue mucho más estrepitoso”, contó la consternada señora Kingsley.

Ileso de milagro

De acuerdo con el reporte de las autoridades, el Mustang tomó tanto vuelo que se llevó por delante unos cuantos arbustos, unos árboles y una cerca, hasta que finalmente la casa lo trancó. Milagrosamente, el conductor resultó ileso y sólo tuvo que ser atendido por la fuerte hipoglucemia. Como “demasiado afortunado”, catalogó al sujeto el policía Ben Rowell.

Por su parte, Kingsley tuvo que instalar artesanalmente una gran lona con material impermeable, para tapar el techo averiado. Con el pasar del tiempo, fueron reparados los daños y el conductor responsable, se hizo cargo de todos los pormenores causados.

“Pudo haber sido mucho peor”, dijo el hombre. “Me alegra que todos estén bien”. Son muchos casos registrados en el mundo, de conductores que sufren un ataque de hipoglucemia.

Fuente de imagen: pixabay.com

El carro que cayó en el techo de una casa
enero 22, 2016