El discurso cotidiano

Idiomas y lenguaje

Definición de Discurso Cotidiano

En el ámbito de la Comunicación, se conoce como Discurso Cotidiano al acto de intercambio verbal que se da entre un Emisor y un Receptor, dentro de un contexto informal, en el cual se manifiestan mutuamente afectos, emociones, posiciones, opiniones e ideas, sobre las elementos inmediatos, que conforman la vida de cada uno.

De acuerdo a lo expresado por los especialistas en Lingüística y Comunicación, recibe el nombre de Discurso Cotidiano no sólo basado en el carácter común e inmediato de los elementos referenciales de los involucrados, sino porque éste es el registro oral que se utiliza a diario, por parte de los hablantes, quienes lo colocan en práctica en su vida, en situaciones que involucran a su familia, sus amigos, vecinos, conocidos, compañeros de trabajo y otras situaciones sociales informales.

En este sentido, el momento y el hablante con quién colocarlo en práctica será una decisión intuitiva, inspirada en la Competencia Lingüística o en las Competencias Comunicativas de cada hablante, las cuales harán posible que éste pueda evaluar el contexto sociolingüístico en el que se da la comunicación, a fin de saber cuál será el registro a emplear, si uno formal, más cercano a lo que algunos llaman Acrolecto, o por el contrario uno bastante informal, llamado también Basilecto, o también Discurso Cotidiano.

En resumen, el Discurso Cotidiano es el registro en el que un hablante se comunica con sus conocidos diariamente, para saludarlos, hablar del clima, comprar alguna provisión en su comercio de confianza, despedirse de sus hijos, saludar a sus compañeros en la oficina, hablar por teléfono con su esposa, saludar a su mamá por Skype, entre otras situaciones sociales informales que le ocupan a diario.

Características del Discurso Cotidiano

De esta forma, los especialistas en Comunicación también han determinado algunas características propias de este tipo de Lenguaje, el cual se distingue principalmente por los siguientes elementos:

1.- Se da entre dos hablantes de forma voluntaria, y por placer. Es decir, se da por el deseo de dos personas de intercambiar posiciones, sentimientos y opiniones.

2.- Este tipo de conversación se teje en base a palabras sencillas y familiares.

3.- Corporalmente este tipo de comunicación también se distingue por una postura relajada, donde incluso no es necesario que las dos personas se encuentren frente a frente, mirándose a los ojos, pues además se puede dar mientras cada uno de los involucrados se dedica a alguna función dentro de la casa, oficina, o lugar doméstico donde se desarrolle la comunicación.

4.- Su forma más común de manifestarse es la conversación.

5.- Igualmente, este tipo de Discurso se caracteriza por ser de tipo espontáneo, es decir no se pauta una fecha y hora para tenerlo, ni se planifica el tema del cual se hablará.

6.- Esta ausencia de planificación, también hace que el Discurso Cotidiano se distinga por no tener una estructura o desarrollar un tema extenso, sino que éste va de un tema a otra, sin ningún problema por parte de los hablantes, quienes son los que van marcando la pauta.

7.- Por lo general, el carácter espontáneo y relajado de este Discurso hace también que los términos en que se dan sean placenteros, o al menos no incómodos.

8.- Cuando la conversación, implícita dentro de un Registro de Discurso Cotidiano, se da entre dos personas que se aprecian o comparten intereses, casi siempre es una actividad asociada con el placer.

9.- No obstante, la falta de rigidez o planificación, no hace que el Discurso Cotidiano carezca o pueda prescindir de las reglas básicas de respeto y convivencia que debe haber entre dos personas, para que reine la armonía, y por ende se pueda dar un proceso de entendimiento.

10.- En este sentido, el intercambio de opiniones se hace educadamente. Así mismo, cada hablante deberá respetar el turno del otro para hablar, y no herir ni usar palabras ofensivas.

11.- La presencia cotidiana de este tipo de Discurso es vital para estructurar, organizar y acompañar todas las actividades diarias de los hablantes, mientras la situación sociolingüística requiera un trato informal.

12.- Por ser un discurso espontáneo, sin estructura temática e informal, no requiere en consecuencia tampoco una conclusión, es decir, aun cuando pueda llevar a conclusiones varias, según el tema que se desarrolle, su fin último no es resolver nada. De esta manera, puede que el discurso cotidiano termine sin necesidad de que ambos hablantes se despidan, puede culminar incluso con un breve silencio.

13.- En ocasiones el Discurso Cotidiano se caracteriza también por no tener un contenido en sí, sino basarse en meras instrucciones, o frases hechas.

Fases del Discurso Cotidiano

En cuanto a las fases que puede seguir un Discurso de Tipo Cotidiano, los especialistas han indicado los siguientes:

  • Inicio: también llamada apertura, es el momento en el que se inicia la conversación.
  • Orientación: en esta fase ambos hablantes aclaran de qué se tratará la conversación.
  • Objeto de la conversación: durante este período se desarrolla en sí el Discurso.
  • Conclusión: la conversación terminará.

Imagen: pixabay.com

El discurso cotidiano

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                 

Bibliografía

El pensante (marzo 28, 2016). El discurso cotidiano. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/el-discurso-cotidiano/