El lenguaje de señas

Dentro de las distintas formas de comunicación lingüística, se conoce como Lengua de Señas a una lengua natural, que haciendo uso de un canal gesto-viso-espacial, se vale de expresiones, gestos e incluso de señas táctiles para comunicar mensajes, tanto entre persona sordas, mudas, sordomudas, sordo-ciegas e incluso sin ningún tipo de discapacidad.


Lo más reciente:

Origen de la Lengua de señas

Así mismo, las distintas fuentes de Logopedia señalan que este sistema de comunicación, que no se vale del canal vocal-auditivo como lo hace la comunicación oral, cuenta con una gran antigüedad dentro de la civilización humana, pudiendo establecerse antecedentes tan remotos como las civilizaciones indígenas que se desarrollaron en Estados Unidos, las cuales –según los investigadores- desarrollaron una Lengua de Señas, que permitía a los integrantes de diferentes tribus, comunicarse a pesar de tener distintos idiomas.

Así mismo, los investigadores han indicado el caso de una antigua tribu, que por la presencia de un gen dominante, con el tiempo fue tornándose en un colectivo donde la mayoría era sorda, por lo que se desarrolló de forma natural una Lengua de Señas. No obstante, no es el único caso de esta naturaleza, puesto que durante las primeras décadas del siglo XX, se tiene razón de la isla de Martha´s Vineyard, en Massachusetts, en donde la gran incidencia de sordera en la población, hizo que la lengua de señas desarrollada se impusiera de tal manera, que llegó a ser conocida y practicada incluso por las persona sin discapacidad auditiva.

Sin embargo, a pesar de estos datos, los científicos afirman que no existe ningún tipo de información documental o académica sobre este sistema de comunicación, que sea anterior al siglo XVII, salvo por el médico italiano Jerónimo Cardano, quien un siglo antes ya había señalado que las personas sordas podían comunicarse a través de un sistema de señas, que permitiera establecer una seña para cada objeto que necesitaran señalar. No obstante, la primera publicación que propone un Lenguaje de Señas fue la Reducción de Letras y Arte para enseñar á hablar los Mudos, obra publicada por Juan de Pablo Bonet, en el año 1620, y en donde este autor propone el primer alfabeto manual. Desde su aparición, la obra de Bonet se difundió rápidamente por todo el mundo, siendo considerado en la actualidad como el primer tratado de Fonética y Logopedia de la historia.

Así mismo, casi doscientos años después, Thomas Hopkins Gallaudet –pionero de la educación para personas sordas- fundó en 1817 la primera escuela para personas con discapacidad auditiva, la cual abrió sus puertas en Connecticut. De esta forma, Estados Unidos se convirtió en el primer país a nivel mundial en ofrecer un programa de estudio para personas sordas, contando para 1865 con escuelas para sordos en veintidós estados del territorio.

Familias de Lenguas de Señas

Uno de los falsos mitos más difundidos respecto a la Lengua de Señas es aquel que pretende hacer ver que existe una Lengua de Señas Universal, lo cual carece de veracidad, puesto que como toda Lengua, la Lengua de Señas cuenta con distintas variedades alrededor del mundo, pudiendo encontrarse entonces distintas familias, las cuales se han desarrollado a su vez de otras variedades de esta Lengua. En este sentido, algunas fuentes especializadas han referido la existencia de al menos cuatro familias de Lengua de Señas en occidente. A continuación, una breve descripción de ellas:

Originadas de la Lengua de señas Kent

En primer lugar, se reconocen algunas variedades de Lengua de Señas que se creen tienen como punto en común la Lengua de Señas Kent, la cual se cree se usó activamente durante el siglo XVII. Entre las familias que se creen pertenecen a este linaje, se encuentra la Lengua de Señas usada de forma extendida en la isla Martha´s Vineyard (Estados Unidos, Massachusetts) así como la Lengua de Señas Americana (ASL) la cual se cree que tiene gran influencia de la Lengua de Señas Kent, por lo que se le toma como perteneciente a la misma familia.

Originadas de la Lengua de Señas francesa

En segundo lugar, los investigadores reconocen también a aquellas familias de Lengua de Señas que tienen como origen a la antigua Lengua de Señas francesa, la cual se cree se desarrolló durante el siglo XVIII, de mano de la escuela de sordos dirigida por el abad Charles Michel de l´Épée. Se cree que durante ese siglo, la Lengua de Señas Francesa coincidía –por medio de un proceso de estandarización- con las lenguas de señas de España e Italia. De forma moderna, se cree que la tienen como origen  la Lengua de Señas Francesa moderna (LSF); la Lengua de Señas Americana (ASL); la Lengua de Señas Mexicana (LSM); la Lengua de Señas de Irlanda (IRSL).

Así también dentro de esta familia se distinguen las lenguas de señas practicadas a los largo de la Península Ibérica: Lengua de Señas Española (LSE); Lengua de Señas Catalana (LSC) y la Lengua de Señas Valenciana (LSCV), se cree que la razón por la cual este conjunto de Lengua de Señas están emparentadas con la antigua Lengua de Señas francesa es porque los primeros educadores españoles para personas sordas se formaron en la escuela francesa.

Estas familias de Lenguas de Señas cuenta con algunas similitudes, e incluso con cierto nivel de inteligibilidad mutua, por provenir precisamente de la misma raíz, sin embargo a lo largo de su evolución han desarrollado características individuales, que las hacen erigirse como Lenguas de Señas únicas, por lo que se reconocen como familia de Lengua de Señas, aunque se tengan en claro sus diferentes particularidades.

Originadas de la Lengua de Señas británica

En tercer lugar, los investigadores han identificado otras familias de Lengua de Señas, las cuales se creen que tiene como origen la Lengua de Señas Británica. Así mismo, se cree que esta lengua dio origen a su vez a algunas de las Lenguas de Señas que comenzaron a ser usadas durante el siglo XIX en las colonias inglesas, como por ejemplo la Lengua de Señas de Nueva Zelanda (NZSL), la Lengua de Señas de Australia (Auslan) y la Lengua de Señas de Irlanda del Norte (NIRSL).

Originadas de la Lengua de Señas Alemana

Finalmente, dentro del conjunto de Lenguas de Señas habladas en occidente, se identifica la familia compuesta por la Lengua de Señas Israelí (ISL), la Lengua de Señas Suiza alemana (DSGS) y la Lengua de Señas Austríaca (ÖGS) las cuales han sido identificadas como pertenecientes a la misma raíz: la Lengua de Señas Alemana (DGS) la cual sufrió diversificaciones a lo largo del último siglo, dando origen a estas Lenguas de Señas, que aun siendo distintas guardan ciertas similitudes.

Imágenes: wikipedia.org

El lenguaje de señas
diciembre 9, 2016

Ver más Artículo al azar