El párrafo argumentativo

Dentro de la Gramática y el Análisis del Discurso, se conoce como párrafo a la unión de oraciones, comprendidas entre una mayúscula y un punto aparte, en donde un hablante exponer de forma cohesionada una o varias ideas, a fin de ir construyendo un texto.

De esta forma, el morfema y lexema constituyen palabras, partículas gramaticales que a su vez van construyendo (con el uso correcto de la sintaxis) oraciones, que se unen finalmente para formar párrafos, los cuales se relacionan unos con otros, a fin de ir construyendo textos. Así, la unión de oraciones crea párrafos, y la de párrafos, discursos, por lo que se convierte entonces en parte fundamental del texto escrito, debiendo regirse por las normas de la coherencia, velando entonces por el entendimiento del mensaje por parte del interlocutor, fin último de todo proceso comunicativo.

Párrafo argumentativo

Dentro de los distintos tipos de párrafo, resalta especialmente el Párrafo argumentativo, el cual –como su nombre lo indica- estará redactado de forma que sirva para expresar una idea, así como los argumentos en los cuáles se apoya el autor. En este sentido, el párrafo argumentativo –base de textos explicativos, artículos de opinión, editoriales, entre otros- contará con la misión de exponer las ideas del hablante, así como los hechos que lo han llevado a concebirlas.

Tipos de párrafos argumentativos

Sin embargo, no existe un solo tipo de párrafo argumentativo, sino que las distintas clases van generándose en la medida en que se aborden distintos aspectos, es decir, que estos se diversifican en tanto el tipo de tema, y el enfoque que haya decidido el autor. En este sentido, resulta entonces pertinente anotar cuáles son los principales tipos de párrafos argumentativos.

Basados en datos

Casi siempre usado en artículos académicos o periodísticos, este párrafo expone su idea principal, la cual apoya posteriormente con datos, cifras y porcentajes, obtenidos de las distintas fuentes consultadas por el autor, durante su proceso de investigación.

Basado en generalizaciones

No obstante, también se puede redactar un párrafo argumentativo que no esté compuesto por datos objetivos, sino que por el contrario sostenga su idea principal en situaciones o ideas generales, que el autor vaya exponiendo, de forma que respalden su contenido, si no con hechos y datos, al menos sí con argumentos personales. Sin embargo, el autor de este tipo de párrafos debe cuidar el tipo de texto que construye, evitando los juicios de valor o apreciaciones que por subjetivas puedan restarle valor y legitimidad al discurso.

Basado en relaciones casuales

Así mismo, un autor puede darse a la tarea de componer un párrafo argumentativo, en donde la idea expresada sea defendida por la cadena de causas que la originan, dotando al texto un poco con la idea generativa, es decir, que el interlocutor pueda ver cómo la serie de causas dieron pie a la posición del autor.

Basado en especialistas

También conocido como párrafo argumentativo basado en autoridades, es aquel en donde el autor expone su idea, para posteriormente también enseñar como ésta se encuentra basada en lo que han expresado instituciones o autoridades en el tema que ocupa.

Basado en la emoción

No obstante, un párrafo por ser argumentativo no necesariamente se encuentra ligado forzosamente a hechos racionales, por lo que un autor puede exponer su idea, y entregarse a la tarea de sustentarla, apelando al mundo emocional del interlocutor. Así, a través de la evocación de sentimientos como la empatía, el autor puede colocar al lector en la predisposición de entenderlo y comprenderlo.

Basado en comparaciones

Así mismo, un autor puede construir un párrafo argumentativo usando como razones aquellos elementos que se parecen o por el contrario contrastan con respecto a otros, es decir, exponiendo sus ideas y luego señalando las semejanzas o diferencias que estas tienen con respecto a otros.

Imagen: pixabay.com

El párrafo argumentativo