El predicado

De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes sintácticas, el Predicado constituye una de las dos principales partes de la oración. Sin embargo, previo a abordar una explicación sobre esta estructura, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entenderla dentro de su justo contexto.

Definiciones fundamentales

Por consiguiente, podrá tomarse también la decisión de delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: Verbo y Oración, por encontrarse directamente relacionados con el concepto que se estudiará posteriormente. A continuación, las siguientes definiciones:

El verbo

De esta manera, se comenzará por señalar que el Verbo puede ser entendido, a grandes rasgos, como uno de los principales tipos de palabras, que existen en las lenguas naturales, entre ellas el Español. No obstante, si se quisiera contar con una visión mucho más integral de esta estructura, sería necesario también tener en consideración la definición que sobre ella han promulgado las distintas disciplinas lingüísticas.

En este sentido, por ejemplo, se tendrán que la Semántica –materia que se enfoca en estudiar las partículas según su significado- entiende el Verbo como una palabra, que cumple con la tarea de señalar la acción, bien si esta es ejecutada por el sujeto (si es un sujeto activo) o sufrida por este (cuando es un sujeto pasivo).

Por su parte, la Sintaxis –disciplina que prefiere estudiar las palabras de acuerdo a su posición y función dentro de la oración- considera que el verbo puede ejercer como el núcleo del predicado, así como del sintagma verbal.

Así mismo, la Morfología –área de la Lingüística que se interesa por la constitución de las partículas o estructuras- señala que el verbo puede ser considerado como una palabra de tipo variable, en tanto modifica su estructura, a la luz de los distintos accidentes verbales, que pueden sufrir en su contexto.

Oración

En segundo lugar, será igualmente necesario pasar revista sobre el concepto de Oración, la cual es entendida como una estructura sintáctica, que cuenta con la capacidad de expresar ideas completas, sin necesidad de otro tipo de estructuras, por lo que se dice entonces que la Oración cuenta con independencia sintáctica y semántica.

Por otro lado, la Sintaxis ha indicado que la Oración es una estructura que se encuentra conformada por dos grandes estructuras sintácticas: el Sujeto y el Predicado. De acuerdo a lo que señalan las distintas fuentes, estas partes de la oración deben aparecer juntas siempre, sin que entre ellas exista algún signo que las separe, pues esto cortaría la idea completa de la oración.

Predicado

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea necesario lanzar luces sobre el concepto de Predicado, el cual ha sido explicado –a grandes rasgos- como uno de los dos principales estructuras que conforman la oración.

Así también, desde el punto de vista semántico, el Predicado es la estructura sintáctica que cumple con la tarea de indicar o señalar la acción que ha cometido el sujeto activo, o que por el contrario ha sufrido el sujeto pasivo.

Para la Sintaxis, el Predicado, además de formar parte de la oración, siendo una de sus dos grandes estructuras, se encuentra conformado por un conjunto de partículas, reconociendo como núcleo al sintagma verbal o también al verbo.

Tipos de predicados

Por otro lado, la Lingüística señala que no existe un solo tipo de predicado, sino que se pueden contar al menos unos doce distintos tipos, los cuales se diferencias según las relaciones sintácticas que ejerce dentro de la oración. A continuación, una breve explicación de cada uno de ellos:

  • Predicado nominal: también conocido como Predicado copulativo, se caracteriza por tener como núcleo un verbo copulativo, por lo que entonces el verbo de este tipo de predicado siempre estará compuesto por los verbos ser, parecer, semejar, resultar o estar, así como por sus posibles perífrasis correspondientes.
  • Predicado verbal: por otro lado, este predicado se caracteriza por tener como núcleo un verbo no copulativo. Así mismo, se distinguen dos subtipos, los cuales se diferencian según el tipo de sujeto: estará el predicado activo, el cual existe cuando el sujeto ejecuta la acción, y el predicado pasivo, que ocurre cuando el sujeto sufre la acción.
  • Predicado adjetival: también puede suceder que exista un Sintagma adjetival, que ejerza como atributo de un sujeto, en este caso se habla de predicado adjetival.
  • Predicado adverbial: se encuentra conformado por un adverbio que funciona como verbo.
  • Predicado verboidal: son aquellos predicados que no concuerdan en género y número con el sujeto, en tanto están conformado por un verbo que se encuentra en participio, gerundio o infinitivo.
  • Predicado verboidal infinitivo: el verbo que le sirve de núcleo es un verbo en infinitivo:
  • Predicado verboidal participio: tiene como núcleo un verbo en participio.
  • Predicado verboidal gerundio: el núcleo está conformado por un verbo en gerundio.
  • Predicado objeto: en este caso, el núcleo del predicado es un Complemento Directo, o incluso un Complemento Indirecto.
  • Predicado monario: se trata de predicados que se expresar con el verbo ser, mientras que los verbos tienen un uso intransitivo.
  • Predicado binario: tiene como núcleo verbos un par de verbos transitivos.
  • Predicado simple: son aquellos predicados que tienen un solo núcleo.
  • Predicado compuesto: cuenta con más de un núcleo en su estructura.

Imagen: pixabay.com

El predicado
septiembre 28, 2019
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar