El proceso descriptivo

Definición sobre el Proceso Descriptivo

Dentro de los estudios literarios, se conoce como Proceso Descriptivo, o descripción, al procedimiento por medio del cual se logran observar, inventariar y dar cuenta de los principales aspectos de una persona, un lugar, un hecho o un objeto, a través de un texto literario.

Igualmente, otros autores prefieren definir el Proceso Descriptivo como el texto narrativo de los elementos visuales de un objeto, persona o evento, a fin de que un tercero no presente pueda hacerse una idea clara del objeto o sujeto descrito. En otras palabras es una forma literaria de recrear la realidad para ofrecérsela a otros.

Sin embargo, aunque es una técnica usada sobre todo en el reportaje periodístico, en torno a la objetividad o no de un texto descriptivo, pues como según apuntan algunos críticos literarios, toda descripción contemplan cualidades atribuidas por el narrador, así como su propia observación, lo que hace que una descripción difiera según el autor de ella, por lo que entonces se habla de que el proceso descriptivo, más allá de ser un texto literario, también cuenta con un carácter subjetivo.

Fases del Proceso Descriptivo

Por su parte, la Teoría Literaria también se ha dado a la tarea de precisar las fases o procesos que conforman un Proceso Descriptivo. En este sentido, la Academia apunta que estas etapas son las siguientes:

  • Observación de la realidad: también llamada observación del entorno, esta primera fase del Proceso Descriptivo plantea el encuentro directo con el objeto que se describirá a fin de poder registrar datos importantes entre los que se encuentras: el cómo luce, dónde está ubicado, si pertenece a alguien (en el caso de un objeto) o cómo está vestido (en el caso de una persona). Incluso la persona puede preguntarse en esta etapa qué significado o valor simbólico tiene.
  • Selección y Ordenación de los detalles: una vez terminada la experiencia sensorial frente al objeto o sujeto a describir, tiene lugar la segunda etapa del Proceso Descriptivo, en el cual el observador y futuro descriptor seleccionará los detalles más importantes observados, procediendo entonces a jerarquizarlos por orden de importancia, a fin de escoger aquellos datos que sirvan realmente para hacer una narración lo más apegada posible a la realidad.
  • Presentación de datos: finalmente, la persona que ha observado, seleccionado y ordenado los datos se prepara para construir una narración objetiva sobre el proceso, en la cual se deberá ser lo más preciso y “objetivo” posible, sin inventar, sino dando un reporte real de lo registrado.

Tipos de Descripción

Así mismo, dentro del Proceso Descriptivo pueden encontrarse distintos tipos de descripción, las cuales de acuerdo a los diferentes tipos de narradores, así como a los distintos tipos de objetos que puedan describirse. A continuación entonces algunos de los principales tipos de descripción reconocidos por la Teoría Literaria:

Aquellos diferenciados por el enfoque del sujeto: este tipo de descripciones se diferencian básicamente por la objetividad o no que emplee el descriptor. En este sentido se dividen en las siguientes:

  • Descripción Denotativa: consiste en una descripción que busca ser lo más objetiva posible, sin contener opiniones o puntos de vista del sujeto que la realiza. Se distingue entonces por contar con un enumeración precisa de los rasgos observados en el objeto o sujeto a describir, por lo general se encuentra dentro de los textos técnicos o científicos.
  • Descripción Connotativa: al contrario de la denotativa, el narrador incluye en la descripción los sentimientos, ideas o significaciones que para él tiene el sujeto u objeto descrito, constituyendo una descripción subjetiva, que en algunos casos incluyen figuras poéticas como la metáfofa.

Aquellos diferenciados por el lenguaje empleado: así mismo, la Teoría Literaria distingue entre varios tipos de descripciones, según el lenguaje empleado por el descriptor. Seguidamente, las más resaltantes:

  • Descripción Científica: se distingue por ser una descripción objetiva, en la cual se emplea un lenguaje exacto, preciso y en ocasiones técnico, que busca dar cuenta exacta de lo observado.
  • Descripción Literaria: por su parte, este tipo de descripción también da cuenta de lo que ve, intentando además dar cuenta del carácter estético del objeto o sujeto observado, por lo cual puede que haga uso de recursos literarios.
  • Descripción Coloquial: es una descripción hecha con un lenguaje propio de un dialecto específico.
  • Descripción Zoográfica: en cuarto lugar, este tipo de descripción engloba aquellas hechas en base a la observación de animales específicos, puede tener igualmente un lenguaje científico.
  • Descripción Cronográfica: así mismo este tipo de descripciones busca dar cuenta de la época en la cual tuvo lugar un hecho al cual se hace referencia.
  • Descripción Topográfica: también, dentro de los tipos de descripción existe la topográfica, la cual consiste en una narración que pretende describir las características de un sitio geográfico en particular. Puede incluir lenguaje científico o literario, de acuerdo a la intención del sujeto que realiza la descripción.

Un renglón aparte, en el cual también se desprenden varios tipos de descripción lo constituyen aquellos textos descriptivos orientados a dar cuenta sobre las características de una persona, entre las cuales destacan las siguientes:

  • Prosopografía: es una descripción focalizada en los rasgos físicos de las personas.
  • Etopeya: por su parte, este tipo de narración descriptiva se enfoca sobre todo en los rasgos psicológicos y morales de la persona
  • Retrato: finalmente, esta descripción está constituida por una combinación de la Prosopografía y la Etopeya, dando entonces una descripción basada tanto en los rasgos físicos como psicológicos de la persona.

Fuente de imagen: elpensante.com

El proceso descriptivo
enero 25, 2016
Se habla de:     

Ver más Artículo al azar