El sujeto (Gramática)

Antes de abordar una explicación sobre el Sujeto, se revisarán algunas definiciones, que de seguro permitirán entender esta parte semántica de la oración.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

De esta manera, se decidirá también delimitar esta revisión teórica a dos nociones específicas: la Palabra y la Oración, por estar directamente relacionada con el concepto gramatical, que se estudiará posteriormente. A continuación, cada una de estas definiciones:

La palabra

En consecuencia, se comenzará por decir que la Palabra ha sido explicada, de forma general, como uno de los principales tipos de partículas lingüísticas, que pueden encontrarse en las Lenguas naturales. Sin embargo, si se deseara una visión mucho más global de esta clase de partícula, puede que se requiera reparar también en las definiciones particulares que tienen sobre ella las distintas disciplinas lingüísticas.

Por consiguiente, se tendrá que por ejemplo la Morfología –materia que estudia la constitución de las partículas- considera que las palabras pueden ser explicadas como estructuras morfológicas, que se forman gracias a la combinación coherente de Lexemas y Morfemas, unidades lingüísticas que aportan respectivamente información léxica o gramatical a la partícula.

Así también, la Semántica –disciplina que se enfoca en los significados- señala que la Palabra puede ser vista igualmente como una partícula lingüística, con sentido propio, la cual hace vida entre dos silencios, que ocurren a su vez en un texto. Es importante señalar que para la Lingüística siempre que se haga referencia al concepto “texto”, se hará para hablar del texto oral, y nunca del escrito.

Por otro lado, la Sintaxis –área que prefiere estudiar las partículas desde su función y posición- considera que las Palabras pueden ser entendidas como cada uno de los eslabones que se unen o encadenas para conformar la oración. Por ende, la Palabra sería entonces, desde el punto de vista sintáctico, el núcleo de la oración.

Oración

En segundo lugar, también sería necesario lanzar luces sobre el concepto de Oración, la cual es entendida entonces que forma semántica como la cadena más pequeña de sentido, capaz de comunicar una idea de manera independiente, debido a que cuenta con independencia sintáctica.

Desde el punto de vista sintáctico, la Oración es una cadena de palabras. Sin embargo, estas partículas se organizan igualmente en dos grupos, que son los segmentos gramaticales que debe tener toda oración: Sujeto y Predicado.

El sujeto

Toda vez se han revisado estas definiciones, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre el Sujeto, el cual ha sido explicado, de forma general, como una de las dos principales partes sintácticas de la oración.

Desde una perspectiva mucho más específica, el Sujeto es la parte de la oración en la cual se señala quién realiza, produce o recibe la acción que será expresada posteriormente por el verbo que se encuentra en el predicado. Por ende, el Sujeto tiene la misión de informar quién es el ente activo o pasivo que está relacionado con la acción que se señala en la oración.

Sintagma nominal

Así mismo, la Morfosintaxis señala que el Sujeto no solo está conformado por un Sustantivo, sino que en realidad está constituido por el Sintagma nominal, el cual puede definirse a su vez como una estructura sintáctica, conformada por varias categorías gramaticales, que se unen para cumplir una función y una posición en la oración, en este caso indicar quién realiza la acción. Este sintagma nominal se encuentra conformado a su vez por las siguientes partículas:

  • Núcleo (N): en primer lugar, en el Sintagma nominal se encuentra el núcleo, el cual está conformado por los pronombres y el Sustantivo, con el que se nombra el ente sobre el que recae o el que realiza la acción.
  • Determinantes: así mismo, en el Sintagma nominal se encontrarán los determinantes, adjetivos que acompañan al Sustantivo, determinándolo.
  • Adyacente o complemento del nombre: estructura del sintagma nominal, que aporta información específica sobre el Sustantivo.

Por otro lado, la disciplina morfosintáctica señala que siempre que se esté ante una oración, y se desee conocer cuál es el Sujeto de la oración, bastará con volver sobre el texto, y preguntarla ¿quién realiza o recibe la acción? La respuesta será el Sujeto, el cual puede ser tanto activo, si él ejecuta el verbo, como pasivo, si por el contrario recibe la acción.

Tipos de sujetos

Finalmente, es importante señalar que la Lingüística considera también que existen siete distintos tipos de Sujetos en la oración, los cuales se diferencian entre sí desde el punto de vista sintáctico y semántico. A continuación, una breve descripción de cada uno de ellos:

  • Sujeto explícito: también conocido como Sujeto expreso, se caracteriza por aparecer de forma clara en la oración. Por ejemplo: Camilo fue al colegio.
  • Sujeto tácito: por su parte, este tipo de Sujeto se conoce también como Sujeto implícito, elíptico u omitido. Se caracteriza por no aparecer nombrado de forma expresa en la oración, sino que se da por sobre entendido. Por ejemplo: Fui al mercado el sábado (en esta oración, el sujeto es “yo” pero se encuentra expresado de forma tácita.
  • Sujeto indeterminado: así mismo, dentro de los distintos tipos de sujetos, se encuentra el indeterminado, el cual se caracteriza por ser un sujeto que se desconoce, o simplemente no quiere revelarse. Por ejemplo: Limpiaron la calle.
  • Sujeto paciente: por su parte, este tipo de sujeto es definido como aquel que recibe la acción, expresada por parte del verbo de la oración, el cual es ejecutado necesariamente por un complemento agente, que puede aparecer o no en la oración: La pizza es comida por Pedro (en este caso, “la pizza” es el sujeto paciente / “es comida” es el verbo de la oración / “por Pedro” es el complemento agente.
  • Sujeto agente: por su parte, el sujeto agente será entendido como un sujeto activo, que se encarga de realizar la acción expresada por el verbo: María rompió la ventana.
  • Sujeto causativo: en cuanto a este tipo de sujeto, la Lingüística lo define como aquel ente que realiza una acción de manera indirecta, sino que se vale de su poder para mandarla a realizar. Por ejemplo: El presidente construyó una nueva autopista (se entiende que no fue directamente el sujeto, sino que a través de él se materializó la obra).
  • Sujeto compuesto: por último, el Sujeto compuesto será aquel que se encuentra conformado por dos núcleos, es decir, cuando no existe un solo agente en el Sintagma nominal. Por ejemplo: Paola y Laura comerán juntas el jueves.

Imagen: pixabay.com

El sujeto (Gramática)
julio 30, 2019
Se habla de:                             

Ver más Artículo al azar