El uso de la rr

Antes de avanzar sobre las distintas normas ortográficas inherentes a la rr, quizás sea conveniente revisar brevemente la propia definición de ella, así como la forma en que en concebida por la Real Academia Española de la Lengua (RAE), a fin de poder entender cada una de las reglas que le son propias dentro de su contexto adecuado.

La rr

En este sentido, quizás también sea necesario comenzar por decir que la rr no es entendida por la RAE como una letra, sino como un dígrafo, es decir, conjunto de dos letras –las cuales pueden ser diferentes o iguales- que representan un sonido del Inventario fonológico de una Lengua. En el caso del Español, además de la rr, existen otros dígrafos, como por ejemplo la Ll o la Ch.

En cuanto al nombre de este dígrafo, en Hispanoamérica coexisten dos formas. Por lo tanto puede ser llamada erre doble, así como también se le conoce como doble erre, nombre este que –según señalan algunos autores- es usado para diferenciar el sonido que representa la rr del que representa la R (llamada a su ver erre).

Lugar de la rr en el alfabeto

En este orden de ideas, al no ser considerada una letra la rr no cuenta con un lugar dentro del alfabeto en Español, es decir, no aparece registrada en él. De hecho, a diferencia de la Ll y la Ch, que al menos fueron consideradas letras y contaron con una posición dentro del abecedario hasta la promulgación de la Ortografía del 2010 por parte de la RAE, la rr nunca en la historia de la Lengua española ha contado con algún tipo de aparición en el alfabeto, y mucho menor ha sido considerada una letra.

Al respecto, algunos autores señalan que la razón que puede estar detrás de este hecho es por la posición que ocupa siempre la rr en las palabras, pues este dígrafo aparece solo en posición intervocálica, es decir en el medio o algún lugar interno de la palabra, nunca al inicio. Por ende, algunos filólogos creen entonces que la imposibilidad o inexistencia de la rr como principio de una palabra haya sentenciado el que nunca en la historia de la lengua haya sido tomada como una letra, a pesar de cumplir la función de representar un sonido de la Lengua.

Fonema que representa la rr

En el Español, la letra R representa básicamente dos sonidos: en primer lugar, un sonido consonántico vibrante alveolar simple, como en el caso de “aroma”; por otro lado, la R también puede tener una realización correspondiente a un fonema vibrante alveolar múltiple, como por ejemplo cuando se pronuncia “Romeo”.

Sin embargo, en algunas ocasiones este sonido vibrante alveolar múltiple tiene presencia intervocálica, por lo que la Lengua ha determinado que en su forma escrita sea representado con rr y no con r, para así diferenciarlo del sonido vibrante alveolar simple, que le correspondería a la r por estar dentro de dos vocales.

En consecuencia la rr comparte con la r el sonido consonántico vibrante alveolar múltiple, porque se podría decir que básicamente la primera es una forma de representar la situación especial de la segunda, cuando esta aparece intervocálica pero debe ser pronunciada con una vibración múltiple,

Normas del uso de la rr

Sin embargo, es necesario revisar más específicamente cuáles son las normas que ha promulgado la Real Academia Española de la Lengua en cuanto a la forma idónea de usar el dígrafo rr en el Español. A continuación, cada una de ellas:

  • En primer lugar, tal como indica su función, en el Español se escribirán siempre con rr aquellas palabras que cuenten con el sonido consonántico vibrante alveolar múltiple en posición intervocálica. Por ejemplo: Agarre, Burro, Acarrear, Aburrir, Barrote, Abejorro, Acarreos, Abarrotes.
  • Por otra parte, aquellos compuestos ortográficos, o palabras formadas a base de un prefijo y una raíz, cuya segunda palabra cuente con el sonido consonántico vibrante alveolar múltiple, y al formarse este quede en posición intervocálica, deberán ser escritos igualmente con rr. Por ejemplo: autorretrato, autorregularse, vicerrector.

Imagen: wikimedia.org

El uso de la rr
noviembre 3, 2017
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar