El valor de la autocrítica

Definición del valor de la autocrítica

Dentro de los distintos valores éticos, se conoce como “Autocrítica” a la capacidad que tiene un individuo de verse así mismo, a fin de identificar sus errores y fortalezas, en miras de reforzar sus cualidades positivas o corregir aquellas que no lo son tanto, logrando con esto ser cada día un mejor ser humano.

Importancia de la Autocrítica como valor

Con respecto a este valor, algunos intelectuales y filósofos ha señalado la importancia que tiene la Autocrítica en el avance y desarrollo de proceso positivos dentro de una comunidad, ya que éste hace que cada individuo se haga responsable de conocer y corregir sus cualidades, en pro del bienestar colectivo, dotando a la sociedad de miembros conscientes, maduros, responsables y preocupados por su mejoramiento personal.

En este sentido, el proceso y capacidad de autocrítica mantiene alejado a los miembros de una sociedad de caer en vicios como la delincuencia, la corrupción o el incumplimiento de normas, hechos que llevan a una sociedad al caos y la anarquía. Por contraparte, el valor de la autocrítica hace que cada individuo evalúe sus actos en referencia a su repercusión en la sociedad y en los otros, haciendo que todo el tiempo sienta el deseo de hacer sólo aquellas cosas que se traducen en bienestar propio y colectivo. La autocrítica es un valor que hace que los miembros de una sociedad tengan conciencia de cómo sus actos afectan el comportamiento de ésta.

Métodos para inculcar la Autocrítica como valor

Con respecto a la adquisición de la Autocrítica como valor, los distintos especialistas han señalado que a pesar de ser una capacidad humana, residente en la autopercepción, ésta debe ser enseñada y promovida durante los primeros años de la infancia, a fin de levantar hombres y mujeres autocríticos, que en todo momento estén reflexionando en cómo afectan a los otros y a ellos mismo sus distintos actos.

No obstante, algunos padres y educadores pueden llegar a sentirse un poco desorientados en la tarea de inculcarles el valor de la autocrítica a los más pequeños. En este sentido, algunos especialistas en educación y formación de valores han señalado algunos tips para facilitar la enseñanza de la Autocrítica. A continuación, algunos ejemplos:

Resumen corto de el respeto El Respeto puede ser definido como un valor humano, consistente en el trato cordial y digno que una ...
Ejemplo de cómo calcular el área de la pirámide En probable que, antes de exponer algunos ejemplos sobre la forma correcta en que debe determinarse ...
El valor de la alegría Definición valor de la Alegría De acuerdo a las distintas definiciones, se puede considerar la Alegr...

1.- Cónsonos con el pensamiento de que el ejemplo forma más que las palabras, los psicólogos y educadores, afirman que la mejor forma de enseñarles a los niños y niñas la Autocrítica como valor es el ejemplo. Es decir, que el niño vea cómo su padre es capaz de reconocer que se ha equivocado, y que también pueda ver cómo corrige su actuación. Los maestros también forman parte crucial de este proceso, en este sentido deben hablarle al niño sobre la importancia de ver sus propios errores, a fin de modificarlos.

2.- Así mismo, algunos especialistas han resaltado sobre la importancia de conversar con el niño cuando éste comete un error, antes que proceder automáticamente con castigos que a lo mejor el niño no comprende. Con referencia a este punto, los psicólogos y psicopedagogos afirman que es mucho más positivo, cuando el niño ha hecho algo indebido, acercarse sin agresividad y preguntarle las razones por las cuáles ha actuado de determinada manera. Igualmente, debe contársele la forma en que su acción perjudicó a sus compañeros, padres y a él mismo. También se le deben señalar los riesgos que tiene su actitud. De esta forma se inculcará en el niño los mecanismos que le ayudarán a pensar autocríticamente.

3.- Igualmente, los especialistas han subrayado la diferencia que existe entre tener capacidad de Autocrítica y recriminarse constantemente, por lo que junto con la enseñanza del pensamiento autocrítico se deben reforzar las cualidades positivas del niño, a fin de que éste entienda que el ser humano conlleva tener aciertos y errores. Esta conciencia, lo dotará con la posibilidad de ver sus errores, sin que su ego o autoestima se vean melladas, pues en ocasiones –señalan algunos psicólogos- el individuo no es capaz o se niega a verse autocríticamente pues eso lo llevaría a comprobar que no es perfecto.

4.- Siguiendo con los tips sobre la enseñanza del valor de la autocrítica en los más pequeños, los psicólogos han señalado también la importancia de hacer que el niño, una vez haya entendido que procedió de mala manera, también se le acompañe a solucionar los daños causados, a fin de que no sólo adquiera el sentido de autocrítica, sino de ser responsable de sus actos. Por ejemplo, han señalado algunos especialistas, si el niño ha ensuciado el piso, se debe conversar con él sobre las consecuencias de sus actos, pero también incluirlo (de acuerdo a sus capacidades, y mientras no sea riesgoso) en las tareas de aseo. Igualmente, si rompió el juguete de un niño, debe enseñársele que es una conducta errada y convidarlo a que entregue al niño agravado alguno de sus juguetes como compensación. De esta forma, el niño aprenderá que la Autocrítica no sólo debe llevarlo a reconocer sus errores, sino también al compromiso de corregirlos.

Fuente de imagen: elpensante.com

El valor de la autocrítica
febrero 15, 2016