El valor de la autoestima

Definición del valor de la Autoestima

Dentro del ámbito de los valores, se define a la Autoestima como el sentimiento de amor y valoración que un individuo puede sentir hacia sí mismo, aun cuando pueda identificar sus defectos o asumirse como un ser imperfecto.

En este sentido, la Psicología habla de la Autoestima como la capacidad que tiene un ser humano de reconocer sus debilidades, pero también fortalezas y cualidades, así como sus sentimientos, siendo capaz de sentirse bien con quien es, e incluso también propiciar procesos para modificar algunas actitudes, pero siempre desde lo positivo y constructivo, y sobre todo desde la valoración y el amor a su propio ser.

Importancia del valor de la Autoestima

En cuanto al rol que cumple el autoestima como valor, bien dentro del desarrollo individual como colectivo, los Psicólogos han advertido que en la medida en que una persona tenga una alta Autoestima, será una persona feliz, asertiva, solidaria, ya que al amarse a sí misma, puede amar a sus semejantes, procurando lo mejor para ellos, y ayudando a los otros a conseguir sus objetivos. Así mismo, alcanzará con mayor felicidad el éxito, porque en primer lugar el fracaso no será un suceso terminal, sino una experiencia que lo impulsará a volver a intentarlo, al tiempo que la autoconfianza (basada en la autovaloración) le permitirá trazar estrategias adecuadas para la obtención de victorias y triunfos.

Con referencias al área social, los psicólogos también han señalado la importancia que tiene el valor de la Autoestima en el desarrollo de sociedades más armónicas y felices, pues en cuanto más sujetos con alta autoestima haya en una sociedad, mucho mayor serán los lazos de interrelación y cooperación entre los individuos, ya que –según los cálculos de estos profesionales del comportamiento humano- entre más sentido de amor y valoración propios tenga un individuo, podrá también valorar y amar a sus semejantes. En resumen, el valor de la Autoestima es positivo para el ser humano, tanto de forma individual como colectiva.

Adquisición de la Autoestima como valor

Por otro lado, en relación a la adquisición de este sentimiento, es importante indicar que los especialistas en Psicología han señalado que es un valor adquirido, ejercitado y promovido por los padres y maestros desde los primeros años de infancia, edad en que el niño aprende a tener conciencia de sí mismo, al tiempo en que también se forma una imagen de quién es y cómo se comporta, por lo que es importante que los cuidadores y responsables en la crianza de los más pequeños tengan presentes que son ellos los responsables de fomentar altos estándares de Autoestima en sus hijos o alumnos.

Sin embargo, pueda que algunos de los padres o maestros se sientan un poco confundidos o desorientados en el cómo lograr enseñar y promover un alta autoestima en los niños a cuidar. No obstante, algunos Educadores y Psicólogos han apuntado algunos tips a tener presentes en este proceso de inculcar Autoestima en el niño. A continuación algunos de ellos:

Palabras desconocidas en El quijote de la Mancha Descripción de la obra Don Quijote de la Mancha En el mundo de la Literatura, se conoce con el títul...
La investigación documental, qué es y en qué consiste En el ámbito de la Investigación Científica, se distingue con el nombre de Investigación Documental ...
¿Por qué es importante investigar? En términos generales, la investigación puede ser definida como el proceso a través del cual se reco...

1.- En primer lugar, y es algo que los especialistas resaltan por sobre todas las cosas, el niño comenzará a tener noción de él mismo aproximadamente después de los cinco meses. Por ende incluso desde las primeras etapas el trato de los padres y cuidadores debe ser respetuoso en todo momento. Ya un poco mayores, la forma de reprender a los niños por algo negativo que haya hecho nunca puede incluir palabras despectivas como “estúpido”, “malo”, “torpe”, “irresponsable”, o cualquier otro adjetivo descalificativo que vaya contra la integridad del niño y que además fomente que el niño crezca teniendo un mal concepto de sí mismo.

2.- En la misma sintonía, tanto padres como maestros deben acompañar al niño en el reconocimiento de sus propias cualidades. Con referencia a esto, se deben usar palabras positivas, así como estar siempre dispuestos a reconocer, aplaudir y prestar atención a los logros de los niños, como por ejemplo sus primeros dibujos o formas en plastilina, sus logros en la adquisición de la escritura o lectura, a fin de crearle al niño un ambiente de crianza positivo, que le enseñe a que es valorado, y por ende aprender a valorarse a sí mismo.

3.- Igualmente, otro punto importante en el proceso de adquisición de Autoestima estriba en enseñarle al niño también a aceptar sus derrotas o fracasos, colocando el acento en que no siempre se puede ganar, y que lo importante es participar. También se le puede acompañar a revisar cuáles fueron las causas de su pérdida y cómo mejorarlas, enseñándole que aunque falló, es bueno en otras áreas o ha tenido otras victorias. De esta manera el niño aprenderá a no autoculparse y poder verse así mismo de forma positiva y objetiva, a fin de potenciar lo que realmente son sus talentos.

4.- De la misma forma, tanto en la casa como en la escuela se debe enseñar a alagar a otra persona, a través de los comentarios positivos y constructivos, a fin de generar un ambiente de aceptación y respeto. En este sentido, tanto padres como educadores deben unir esfuerzos a toda costa para erradicar el bullying, identificado por los Psicólogos como uno de los elementos que más puede atentar contra la autoestima de un niño o adolescente. Con referencia a esto, los especialistas han indicado que ciertamente es responsabilidad del maestro no permitir esas actitudes en la escuela, fomentando por el contrario un ambiente de respeto y de conocimiento y aceptación de la diversidad. Por su parte, los padres tienen también responsabilidad en no permitir que sus hijos ejerzan la burla o el abuso sobre alguno de sus semejantes.

5.- Por último, es importante también que los niños vean que sus padres y maestro se valoran a sí mismos, y respetan a otros. En este sentido, el niño necesita crecer en un ambiente donde sus padres se acepten a sí mismo, al tiempo en que también se refuerzan unos a otros, a través de palabras positivas, los buenos sentimientos y cualidades que puedan tener. Viendo esto, el niño aprenderá a reconocer sus aspectos positivos y a valorarlos.

Fuente de imagen: elpensante.com

El valor de la autoestima
febrero 15, 2016