El valor de la familia

Definición del valor de la Familia

En el ámbito de la Sociología moderna, la Familia es considerada como el núcleo de la Sociedad. Sin embargo, este concepto va un poco más allá del hecho matemático de que la Sociedad es un conjunto global conformado por todos los pequeños grupos llamados familia, sino porque es en la Familia donde se cultivan y fomentan los valores humanos y éticos que sostienen la convivencia de la Sociedad.

También te puede interesar:

Con respecto a la Familia como valor, ésta es definida como la capacidad que tiene un individuo de sentirse identificado con su núcleo familiar, así como de asumir con responsabilidad y alegría los distintos roles  que cumple en ella (padre, madre, hijo, hija, hermano, abuelo, tío, primo, sobrino, cuñado, etc.). Así mismo, la Familia como valor implica el compromiso que tiene un individuo de ser respetuoso, considerado y amoroso con los distintos miembros de su núcleo parental.

Importancia de la Familia como valor

En referencia, a la importancia que tiene este valor en el ámbito individual, algunas disciplinas como la Psicología han señalado que la Familia es uno de los valores morales más importantes, ya que le da al individuo sentido pertenencia y conciencia de pertenecer a un colectivo humano, lo cual lo prepara para lo que será su desempeño como miembro de una sociedad. Igualmente, el inculcar en un individuo el valor de la Familia hace que en el futuro, se desarrolle positivamente en el momento de conformar su propio núcleo familiar, preparándose para ser un buen padre, entre otro de los roles que le toquen desempeñar.

Por su parte, en términos sociales, la Psicología ha señalado igualmente, que una sociedad conformada por individuos que tengan dentro de su sistema de valores el de la familia, conformarán a su vez familias unidas, armoniosas, que luchen juntas para que cada uno de sus miembros, garantizando así mismo la continuidad y estabilidad de la sociedad, permitiendo además el darle a cada uno de los individuos espacios de contención y formación adecuada, que aleje a la sociedad en conjunto de sucesos como la violencia, la agresividad o la delincuencia. En resumen, el valor de la Familia es garante de la permanencia y desarrollo positivo de la sociedad.

Adquisición de la Familia como valor

A pesar de que el sentido de familia es un sentimiento inherente al humano, como ser gregario que es, la Psicología ha señalado la importancia que tiene cultivar el valor de la Familia en los más pequeños, a fin de formar adultos conscientes del rol que tienen en su núcleo familias, así como la responsabilidad que tienen con cada uno de sus parientes.

Sin embargo, algunos padres y maestros pueden sentirse un poco desorientados a la hora de esgrimir estrategias adecuadas que conlleven a cultivar en los más pequeños el valor de la Familia. No obstante, algunas disciplinas como la Psicopedagogía y la Educación han señalado algunas asignaciones y prácticas que pueden ayudar en esta tarea. A continuación, algunas de ellas:

1.- Siendo el valor de la Familia uno de los primeros adquiridos por el ser humano, y siendo precisamente el hogar la primera escuela que en este sentido tiene un individuo, los padres y familiares del niño tienen una de la responsabilidades más importantes a la hora de señalarle al infante cuál es su rol y el cómo es importante que cada uno de los miembros de este núcleo asuman su papel con amor, entrega y respeto. Constituyéndose entonces el ejemplo como uno de los principales métodos de aprendizaje y adquisición del valor de la Familia.

2.- En sintonía con los ejemplos que deben dar los padres, el niño debe formarse viendo cómo sus progenitores se ocupan diligentemente de su crianza, educación y afecto, de manera responsable, madura y amorosa, a fin de que como hijo aprenda las actitudes que desarrollará en el futuro cuando le toque asumir su papel de padre. Igualmente, sus padres, como hijos de sus abuelos también demostrarán respeto y cuidado de sus padres, a fin de que el niño aprenda también la importancia de ser buen hijo.

3.- Con respecto a los hermanos, a pesar de que los Psicólogos han afirmado la importancia que tiene que los niños resuelvan sus problemas interpersonales, sin la intervención de un adulto, es necesario que papá y mamá coloquen reglas precisas sobre el respeto que debe reinar en la casa, en cuanto al trato, el espacio de cada uno, y la importancia de compartir de forma sana.

4.- Así mismo, como miembro de la familia, en la medida en que el niño crece se le debe hacer partícipe de las actividades que se realizan en casa, asignándole también responsabilidades acordes a su edad, al tiempo en que se le debe recalcar la importancia de su participación, agradeciéndole su esmero, siempre en un ambiente de cordialidad.

5.- De igual forma, la Psicología ha señalado que el niño debe también crecer en un ambiente democrático, en el que sienta que puede hablar de forma espontánea y abierta sobre sus emociones y problemas, a fin de que crezca sintiendo que la familia es un sitio seguro, donde sus miembros se brindan protección unos a otros.

6.- En el ámbito escolar, los maestros pueden establecer actividades en el aula, en las cuales el niño –a través de historias, juegos y canciones- reflexiones sobre la importancia que tiene la familia, y el rol que ocupa cada uno de sus integrantes, así como la responsabilidad que implica ser parte de una familia.

Fuente de imagen: elpensante.com

 

El valor de la familia
febrero 19, 2016
Se habla de:     


Ver más Artículo al azar