El valor de la honestidad

Definición del valor de la Honestidad

En el ámbito de los valores morales, se conoce como Honestidad a la cualidad que tiene un ser humano de comportarse de forma coherente con lo que siente y piensa. Así mismo, el valor de la Honestidad está conformado por el apego de un individuo a otros valores como la Verdad y la Justicia.

Con referencia a esto, una persona honesta será aquella que siempre quiera regirse por la Verdad, adecuando sus acciones y palabras a estas. Igualmente se caracterizará por su intención constante de no incumplir las normas sociales, así como por su cumplimiento de las normas, en cuyo caso una persona honesta será un individuo que se aleje de prácticas como el robo, la corrupción, el soborno, entre otras actitudes deshonestas.

Importancia de la Honestidad como valor

Por otro lado, de acuerdo a disciplinas como la Psicología han señalado la repercusión que tiene para un individuo el tener la Honestidad integrada dentro de su sistema de valores. En sintonía con esto, los profesionales especialistas en el comportamiento humano han señalado que en la medida en que una persona profesa el valor de la honestidad va siendo percibida por su entorno como una persona sincera y confiable, lo cual además de brindarle relaciones interpersonales sólidas, también le puede abrir puertas laborales, donde se le asignen distintas tareas que impliquen responsabilidad.

En cuanto a lo social, los especialistas en comportamiento humano también han indicado que una sociedad en la que la mayoría de sus miembros practiquen la Honestidad como valor, será una comunidad humana, la cual se caracterizará por relaciones interpersonales basadas en la confianza y la verdad, lo cual a la larga se traducirá en otras situaciones positivas como la cooperación, la solidaridad, el compartir y la solidez de vínculos familiares y fraternos. Así, la sociedad tenderá a acercarse a la Justicia, el Compañerismo y la Felicidad, alejándose de situaciones indeseables como la delincuencia, la corrupción, el vicio o la explotación de los más vulnerables.

Adquisición de la Honestidad como valor

A pesar de que la Honestidad es una actitud natural e inherente en el ser humano, disciplinas como la Psicología y la Educación han resaltado la importancia que tiene inculcar y estimular este valor desde las primeras etapas de la infancia, a fin de formar niños que crezcan sabiendo la importancia de ser honestos tanto en sus pensamientos como en sus acciones, como un paso indispensable para construir relaciones y vidas sólidas, basadas en la Verdad, la Justicia y la Sinceridad.

Sin embargo, algunos padres  y maestros pueden llegar a sentirse un poco desorientados a la hora de enseñar el valor de la Honestidad a los más pequeños. No obstante, algunos profesionales han elaborado algunas estrategias y tips que pueden emplearse tanto en la casa como en la escuela. A continuación, algunos de ellos:

1.- Como siempre que se trata de la enseñanza de una actitud o un valor, los educadores y psicólogos indican que la herramienta fundamental es el Ejemplo. En este caso, un niño que se forme viendo cómo sus padres se comportan en público y en privacidad bajo los mismos valores, será un niño que entienda la importancia de ser coherente y honesto.

2.- Así mismo, los especialistas recomiendan a los padres a no decir mentiras delante del niño, pues esto podría ir en contra de la intención de inculcar el valor de la honestidad en ellos.

3.- De igual forma, algunos psicólogos han señalado la importancia que tiene para el niño contar con un ambiente democrático, en el cual sienta que puede compartir los distintos pensamientos y emociones sin ser juzgado, pues el niño se acostumbrará a decir la verdad, en la medida en que aprende a discriminar lo que es correcto o no expresar en público.

4.- También los psicólogos han indicado que en las primeras etapas de la infancia, el niño puede cometer el error de traer a casa juguetes que no son de su propiedad, o tomar en tiendas galletas u otros bienes que le atraigan. Sin embargo, los padres deben ejercer la función de orientador desde el primer momento, pues se le debe indicar al niño que lo que acaba de hacer es un hecho deshonesto, así mismo se le debe obligar al niño a devolver a su dueño original la pertenencia, así como pedir disculpas por lo sucedido. Así el niño aprenderá que tomar lo que no le pertenece está mal y tiene consecuencias. Permitirle conservar aquello que haya tomado sin permiso es enseñarle el robo.

5.- Con referencia a las distintas actividades que se realizan en el aula, los educadores han indicado que los maestros pueden reforzar lo aprendido en casa sobre la Honestidad a través de actividades, como contar cuentos o historias que le expliquen al niño de forma lúdica y con un lenguaje sencillo la importancia que tiene ser honestos. De igual forma, se pueden organizar pequeñas obras teatrales o dramatizaciones donde se aborde el tema de la Honestidad.

Fuente de imagen: elpensante.com

 

 

El valor de la honestidad
febrero 20, 2016
Se habla de:     

Ver más Artículo al azar