El volumen

Quizás lo mejor, antes de abordar una explicación sobre el Volumen, sea necesario revisar algunas definiciones, que de seguro permitirán entender este atributo geométrico, en su justo contexto.

Definiciones fundamentales

De esta forma, puede que lo mejor sea también delimitar esta revisión teórica a tres nociones específicas: Polígonos, Poliedros y Cuerpos redondos, por ser los cuerpos geométricos relacionados con la noción de volumen. A continuación, cada una de estas definiciones:

Los polígonos

Por consiguiente, se puede comenzar por decir que la Geometría ha explicado los polígonos como aquellas figuras geométricas planas –o bidimensionales, es decir, que cuentan tan solo con la dimensiones de alto y ancho– las cuales se encuentran completamente delimitadas o cerradas por un conjunto de segmentos de recta, elementos estos que le dan otra de sus características fundamentales al polígono: contar con todos sus lados rectos.

Además, los polígonos se encontrarán conformados por cuatro distintos elementos: lados, vértices, ángulos y diagonales. Los principales tipos de polígonos son el triángulo, el cuadrado, el rectángulo, el pentágono, hexágono, etc.

Los poliedros

Por su parte, los Poliedros han sido explicados por la Geometría como aquellos espacios geométricos que se encuentran delimitados por un conjunto de polígonos, es decir, que los polígonos planos se encuentran en aristas y vértices, para crear un cuerpo completamente cerrado, el cual recibe el nombre de poliedro. Estas figuras ya no son bidimensionales, como los polígonos que los conforman, sino que cuentan con tres dimensiones: alto, ancho y profundidad.

En los poliedros se pueden encontrar varios tipos de elementos: caras, aristas, vértices, ángulos diedros y ángulos poliedros. Los principales tipos de poliedros son los poliedros regulares (tetraedro, cubo, octaedro, dodecaedro, icosaedro), los prismas y las pirámides.

Cuerpos redondos

Finalmente, será también necesario pasar revista sobre la definición de cuerpos redondos, cuerpos geométricos que se crean toda vez que un polígono específico decide girar en torno a uno de sus lados, generando este tipo de cuerpos. La Geometría señala que existen básicamente tres distintos tipos de cuerpos redondos, los cuales han sido explicados de la siguiente forma:

Polígonos regulares e irregulares Antes de abordar una explicación sobre los Polígonos regulares e irregulares, puede que lo mejor sea...
Ejemplos de ejercicio de reducción de una proporcionalidad inversa a una proporc... Puede que lo más recomendable, previo a revisar un ejemplo concreto de cómo realizar la Reducción de...
Ejemplos de sustantivos plurales Quizás lo mejor, antes de abordar una exposición sobre los distintos casos de Sustantivos plurales q...
  • Cilindro: cuerpo redondo que surge toda vez que un rectángulo decide girar en torno a uno de sus lados. En el cilindro existirá un eje, que es el lado del rectángulo sobre el cual gira esta figura, así como una generatriz, lado opuesto a la recta que gira, y dos bases, conformadas por círculos que se trazan también con el girar del rectángulo, existe una superior y una inferior.
  • Cono: por su lado, el Cono será también identificado como un cuerpo redondo. Este surgirá toda vez que un triángulo rectángulo decide girar sobre uno de sus catetos, generando este cuerpo redondo que contará igualmente con un área lateral, constituida por un segmento circular, una base, conformada por un círculo, y un vértice.
  • Esfera: así mismo, dentro de los cuerpos redondos se encuentra entonces la esfera, cuerpo geométrico delimitado por la superficie esférica, la cual surge toda vez que una semicircunferencia decide girar sobre el diámetro que la delimita.

El volumen

Una vez se han revisado cada uno de estos conceptos, puede que ciertamente sea mucho más sencillo abordar una explicación sobre el Volumen, el cual ha sido visto entonces como la medida que da cuenta sobre el espacio completo que ocupa un cuerpo en el espacio. Siendo entonces una medida geométrica, el Volumen cuenta también con una unidad principal, la cual es denominada por las distintas fuentes como el metro cúbico, el cual se expresa de la siguiente forma: m3.

De acuerdo a lo que señalan los diferentes autores, el Metro cúbico básicamente puede interpretarse como el espacio que ocupa un cubo en un metro de arista. El sistema internacional de medidas lo reconoce como la unidad coherente para expresar el volumen de un objeto o cuerpo.

Múltiplos y submúltiplos del metro cúbico

Empero, el Metro cúbico, aun cuando es la unidad coherente y principal para expresar el volumen de un cuerpo, no es la única que existe, pues según señala la Geometría puede hablarse igualmente de múltiplos y submúltiplos, los cuales contarían con las siguientes características:

  • Múltiplos del metro cúbico: se trata entonces de medidas que resultan mayores al metro cúbico, y que por ende dan cuenta de cubos que presentan lados o aristas de mucho mayor tamaño. Entre ellos se encuentran las siguientes medidas:

Decámetro cúbico (dam3)

Hectómetro cúbico (Hm3)

Kilómetro cúbico (Km3)

  • Submúltiplos del metro cúbico por su lado, se encontrarán también las unidades de volumen que resulten menores al metro cúbico (m3) es decir, que sirvan para referirse al volumen de un cuerpo que mide menos que un cubo que presenta un metro de arista. Entre ellos se encuentran los siguientes:

Decímetro cúbico (dm3)

Centímetro cúbico (cm3)

Milímetro cúbico (mm3)

Por otro lado, es también importante destacar que el volumen de un cuerpo, independientemente de si este resulta igual, menor o superior al metro cúbico, puede ser entendido como una de las principales propiedades o atributos geométrico con los que cuenta un cuerpo, en el cual pueden encontrarse las tres dimensiones: alto, ancho y profundidad.

Imagen: pixabay.com

El volumen
septiembre 28, 2018