Elemento neutro en la Multiplicación de monomios

Es probable, que antes de abordar el la Propiedad del Elemento neutro en la Multiplicación de monomios, sea conveniente tomar un momento para revisar la propia definición de esta operación algebraica, así como los pasos y operaciones que ella implica, de manera de entender esta propiedad dentro de su contexto preciso.

Multiplicación de monomios

En este sentido, se debe comenzar entonces por decir que el Álgebra elemental define a la Multiplicación de monomios como una operación algebraica, cuyo principal objetivo es hallar un producto en base a factores en donde al menos uno de ellos es un monomio (combinación de números y letras elevadas a números enteros y positivos). Así mismo, esta disciplina matemática ha señalado también que en el caso de la multiplicación de monomios, no necesariamente este término debe multiplicarse por otro monomio, pudiendo entonces establecerse operaciones de multiplicación entre un monomio y un término independiente, así también como con un polinomio.

Pasos para multiplicar monomios

Igualmente, las distintas fuentes teóricas han indicado que, como toda operación, la Multiplicación de monomios debe ser realizada en base a una serie de pasos, que deben seguirse en estricto orden, a fin de hallar el producto correcto, y reducir al máximo el margen de error. Estos pasos pueden ser resumidos de la siguiente manera:

  • En primer lugar, se deben revisar los factores de la multiplicación, a fin de identificar la naturaleza de las expresiones algebraicas involucradas.
  • Hecho esto, se procederá a multiplicar los signos que acompañan a los coeficientes o términos independientes en base a los cuales se establece la multiplicación.
  • Seguidamente, se multiplicarán los valores numéricos de los coeficientes o términos independientes que participen de la operación.
  • A este resultado le será atribuido el coeficiente que pueda ser observado en los monomios que sirven de factores. Sin embargo, se deberá hacer una distinción en el modo de anotarse: si los monomios cuentan con variables que resultan de igual base, bastará con anotar esa única variable al lado del resultado numérico; en cambio, si los monomios cuentan con variables que resultan de distinta base, estos serán anotados de forma correlativa al lado del valor numérico, teniéndose cuidado de anotarlos en estricto orden alfabético (a,b,c / x,y,z).
  • Por último se procederá a sumar los exponentes de los literales de igual base.

Elemento neutro

Al ser una operación algebraica, la Multiplicación de monomios responde también a ciertas propiedades matemáticas, entre ellas la del Elemento neutro, la cual indica que todo monomio que sea multiplicado por su elemento neutro, que para este caso es identificado como la unidad, no verá en nada afectado su valor original. Así también, esta disciplina matemática ha señalado que esta propiedad de la Multiplicación de monomios puede ser expresada matemáticamente de la siguiente manera:

ax . 1=  ax

Ejemplos de Elemento neutro en la multiplicación de monomios

Sin embargo, quizás la forma más efectiva de explicar esta propiedad matemática, inherente a la Multiplicación de monomios, sea a través de la exposición de algunos ejemplos, que sirvan para expresar de forma práctica lo que ella promulga en su postulado. A continuación, algunos de ellos:

5x2yz2 . 1 =  5x2yz2

3abc2 . 1= 3abc2

-xy2z3 . 1=  -xy2z3

12a2 . 1=  12a2

24xyz . 1 =  24xyz . 1

-9y3 . 1=  -9y3

4x2y3 . 1 = 4x2y3

13b2c7 . 1= 13b2c7

Imagen: pixabay.com

Elemento neutro en la Multiplicación de monomios
junio 15, 2017

Ver más Artículo al azar