¿En qué consistió el descubrimiento de América?

En el ámbito de la Historia Universal, se denomina “Descubrimiento de América” al momento en que se produce la llegada del primer grupo de europeos, conformado por el almirante Cristóbal Colón y su tripulación, a territorio del actual continente americano, y que según reza en los anales europeos sucedió el 12 de octubre de 1492.

De acuerdo a este episodio, la Historia también relata que Cristóbal Colón y su tripulación partieron de España un par de meses antes, rumbo a las India, a fin de establecer una nueva ruta comercial, que sorteara de mejor forma los obstáculos árabes. Sin embargo, según se afirma desde entonces, la tripulación –conformada por tres carabelas: la Niña, la Pinta y la Santa María- se perdió, enrumbándose hacia el Atlántico, para atravesarlo y encontrarse finalmente con territorio americano, al cual se llamó el Nuevo Mundo, pues ofrecía para los europeos un paisaje y una población nunca antes vista.

Antecedentes del Descubrimiento

No obstante, de acuerdo a los estudios realizados, aun cuando la travesía y arribo de Cristóbal Colón cambiaría para siempre el mapa mundial y la Historia, éste marino no fue el primero en llegar a territorio americano, pues además de los propios habitantes originarios, quienes se piensa llegaron al continente a través de procesos migratorios ocurridos hace miles de años, se tiene conocimiento de que antiguas civilizaciones también atravesaron kilómetros de mares, para llegar a tierra firme americana, e incluso establecer contacto amistoso con algunas de las civilizaciones americanas, que poblaban el continente a todo lo ancho y largo.

En este sentido, existen hallazgos arqueológicos que demuestran cómo, antes de que Colón lograra convencer a los Reyes católicos de que lo apoyaran, civilizaciones como  los vikingos habían logrado llegar a Terranova (isla ubicada en el actual territorio de Canadá), en donde incluso llegaron a establecer pequeños asentamientos, los cuales sin embargo fueron abandonados, sin aparente razón. Así mismo, los investigadores han podido identificar rastros genéticos y arqueológicos que prueban la llegada al continente de América del Sur de navegantes provenientes de Malasia y Polinesia, quienes se habrían asentado en este territorio.

Sin embargo, la llegada de Colón constituiría no sólo el arribo de habitantes de otro continente en suelo americano, sino el conocimiento de la civilización europea sobre la existencia de todo un nuevo hemisferio, lo cual vendría a revelar frente al pensamiento occidental europeo la realidad de un planeta redondo, cuyas dimensiones preconcebidas se duplicarían al máximo. Así mismo, este primer contacto, ocurrido el 12 de octubre de 1492, sería el inicio de una serie de expediciones, intercambios, viajes, conquistas e importantes transformaciones y procesos sociales y culturales, sin ningún tipo de precedentes en la Historia de la Humanidad, y que básicamente servirían de marco al encuentro de tres principales culturas: la europea, la americana original y posteriormente la africana, la cual se incorporaría a la ecuación, al ser secuestrada en su continente, para ser llevada como mano de obra esclavizada al Nuevo Mundo, durante la conquista europea.

Viajes de Colón

El término “Descubrimiento de América” se refiere específicamente al episodio histórico en el cual Rodrigo de Triana divisó Tierra por primera vez, en el amanecer del 12 de octubre de 1492, haciendo que el almirante Colón dirigiera sus naves a tierra firme, desembarcando por primera vez en la isla, bautizada por los españoles como San Salvador, aun cuando el pueblo taino que habitaba en ella la denominaba “Guanahani”, hecho ocurrido en el Primer Viaje de Colón, el cual suele llamarse también “Viaje del Descubrimiento”.

Empero, existe una corriente de pensamiento que indica que el “Descubrimiento de América” se dio por partes, de acuerdo a cómo se avanzaba en cada expedición, tanto aquellas realizadas al mando del almirante Colón, como de los exploradores y conquistadores que arribaron al continente americano de forma posterior. En este sentido, en lo referente a la travesía de Cristóbal Colón, a quien se le atribuye el título de Descubridor de América, por lo general se acostumbra a tomar en cuenta y en conjunto los primeros cuatro viajes que hiciera a América este almirante, con el auspicio y venia de los Reyes Católicos de España. A continuación, una breve descripción de cada uno de ellos:

Primer Viaje

Llamado el Viaje del Descubrimiento, se tiene noticia de que partió del Puerto de Palos, el 3 de agosto de 1492, casi cuatro meses después de haber firmado las Capitulaciones de Santa Fe, el 17 de abril de 1492, adquiriendo derechos políticos y económicos sobre los territorios encontrados durante la expedición, que tenía como norte el hallazgo de nuevas vías para llegar de Europa a Asia. De esta forma, zarparon hacia el mar  unos noventa hombres, quienes conformaban las tripulaciones de la Niña, la Pinta y la Santa María, todas bajo el mando de Cristóbal Colón.

Después de más de dos meses de travesía, con el miedo de los marineros y la tripulación a punto de motín, exigiendo el regreso a España, estos viajeros se convertirían el 12 de octubre de 1492 en ser los primeros en ver y pisar territorio americano. Así llegarían a Guanahani, la cual fue bautizada como San Salvador, y cuya ubicación exacta reviste cierta controversia, aun cuando se toma como cierto que se encuentra en las Antillas caribeñas.

Segundo viaje

Luego de haber regresado a España con los testimonios y pruebas de su hallazgo de todo un nuevo mundo, poblado por gentes distintas, Colón emprende un segundo viaje, rumbo al Nuevo Mundo. Esta vez parte el 24 de septiembre de 1493, desde Cádiz. Dos meses después, su travesía lo lleva a la isla bautizada como La Deseada. En este mismo viaje, Colón arriba al territorio actual de Puerto Rico y regresa a la isla La Española (actual República Dominicana y Haití) en donde –durante su primer viaje- había levantado un fuerte, con los restos de la Santa María, la cual había naufragado.

No obstante, encuentra el fortín destruido y a los hombres a cargo asesinados,, por parte de los habitantes originarios, quienes habían tomado venganza en contra de los desmanes de los nuevos visitantes y administradores del Fuerte Navidad. Después de establecer otro asentamiento español, llamado Villa Isabela, Colón continúo con su expedición, recorriendo el territorio de la isla Juana (actual Cuba) y Santiajo (actual Jamaica). Para el 11 de junio de 1495 se tiene registro de que el almirante había regresado con parte de su tripulación a territorio español.

Tercer viaje

El tercer viaje tuvo lugar en el año 1948, cuando Colón partió nuevamente como comandante de su tripulación, el 30 de mayo de ese año, desde Sanlúcar de Barrameda. Esta travesía lo llevaría, luego de dos meses de recorrido, a la isla de Trinidad. Siguiendo esta ruta, también llegaría por primera vez a territorio venezolano, pisando por primera vez suelo continental americano, y teniendo la oportunidad de bordear el golfo de Paria, así como la desembocadura del río Orinoco. Bautizó a estos territorios como Tierra de Gracia.

Así mismo, recorrió las islas vecinas, las cuales conforman actualmente las islas venezolanas de Margarita, Cubagua y Coche. Posteriormente, se enrumbó nuevamente a La Española, en donde encontró fuertes problemas con hombres de su tripulación, quienes se sentían frustrados por no poder entregarse aun a la explotación de riquezas. Para evitar un motín y compensar a sus hombres, Colón fundó en Cubagua el primer asentamiento perlífero, el cual unos años más tarde se convertiría en la Nueva Cádiz, la primera ciudad española fundada en América.

Durante este viaje, Cristóbal Colón fue arrestado por parte de Francisco de Bobadilla, quien fungía como administrador real. Así mismo, fue llevado a España, a donde arribó el 25 de noviembre de 1500. Sus influencias  y la venia de algunos nobles le permitieron recuperar su Libertad, no obstante había perdido sus derechos, títulos y aspiraciones sobre los territorios descubiertos en nuevo mundo.

Cuarto viaje

Aun cuando ya no contaba con sus poderes políticos de antes, y le fue prohibido arribar a la Española, Cristóbal Colón emprendió una cuarta travesía, la cual inició el 9 de mayo de 1502, cuando zarpó del puerto de Cádiz al mando de las dos carabelas: La Capitana y la Gallega, y los dos navíos: La Vizcaína y el Santiago de Palos. En esta travesía, Colón probaría una nueva ruta, la cual lo haría atravesar las islas Canarias y llegar a las Indias (nombre que recibía en ese momento el Nuevo Mundo) en tan solo treinta días.

Durante ese viaje, aun cuando tuvo todo en contra, pues no le permitieron desembarcar en algunos asentamientos e incluso la propia naturaleza lo golpeó con tormentas y huracanes, Colón y su tripulación pudieron recorrer y “descubrir” durante esta expedición los territorios de Guanaja, en América Central, en el territorio actual hondureño, en donde mantuvo contacto con algunos pobladores maya. Así mismo, recorrió parte de la costa hondureña.

Viajes menores

En los años siguientes, Colón seguiría viajando al Nuevo Mundo para seguir su exploración. Sin embargo, estos serían viajes más modestos en cuanto a tripulación, naves y recursos, por lo que son llamados los viajes menores. En estas ocasiones, Colón se dedicaría a recorrer la costa venezolana, a fin de comprobar lo que había vislumbrado en su tercer viaje: que no se trataba de una isla, sino de un nuevo continente.

Impacto del Descubrimiento de América

Aun cuando el término “Descubrimiento de América” sigue generando polémica, pues para ciertas corrientes de pensamiento, simplemente no se puede descubrir un territorio que contaba con la gran densidad poblacional que tenía América al momento de la llegada de los europeos. En este sentido, quienes defienden esta posición afirman incluso que si el continente americano fue descubierto en algún momento, fue por sus primeros habitantes, al momento de su llegada, por lo que en el caso de la llegada de los europeos a América sólo se puede hablar del encuentro de dos civilizaciones.

Sin embargo, más allá de la controversia en la forma adecuada de referirse a este acontecimiento histórico, lo innegable en la inmensa repercusión que tuvo para los involucrados y el resto del mundo, pues hizo que ambos hemisferios, los cuales hasta el momento habían evolucionado de forma separada, tuvieran conocimiento mutuo. Así mismo, en cuanto al conocimiento occidental europeo, el mapa del mundo cambió radicalmente, así como las concepciones sobre el planeta, su forma, sus dimensiones. Lamentablemente, el cruento proceso de conquista ejecutado por los españoles no ha permitido que exista un testimonio sobre cómo repercutió este hecho en la cosmología de los habitantes originarios de América.

A nivel social, en cambio las consecuencias no pueden ser catalogadas de forma tan positiva, pues aunque finalmente se originó el proceso de mestizaje y el contacto cultural de los pobladores de América, Europa y África, éste se vio marcado por violaciones, secuestros, esclavitud, explotación y asesinatos masivos, que han hecho que más de un historiador latinoamericano defina el proceso de conquista española como el genocidio más grande que ha ocurrido en tierra americana, pues aun cuando se desconoce el número exacto de seres humanos ejecutados, se asume que fueron millones, ya que se tiene evidencia de la gran densidad poblacional que existía en América a la llegada de los europeos.

Imagen: pixabay.com

¿En qué consistió el descubrimiento de América?
septiembre 22, 2016

Ver más Artículo al azar