Ensayo sobre Adolfo Hitler

Breve biografía de Adolfo Hitler

Nacido en Breunau am Inn, Alemania, el 20 de abril de 1889, Hitler comenzó su vida política –después de lo que algunos llaman su fracaso como artista- hacia el año 1919, cuando se unió a las filas del Partido Obrero Alemán, del que llegaría a ser su líder sólo dos años después.


Lo más reciente:

Para 1923, ya lideraba un fuerte movimiento subversivo que pretendía tomar el poder de Alemania, intensión que quedó al descubierto en una acción conocida históricamente como Putsh de Múnich, la cual le valió una condena de cinco años de cárcel. No obstante, el tiempo en prisión no pasó de ocho meses, los cuales sin embargo aprovechó para colocar en orden sus ideas, reflejadas en la primera parte de su libro “Mi lucha”, donde expresaba sus ideas supremacistas de convertir a la Alemania nazi como la mayor fuerza política y dominante.

Nueve años después, en 1933, Hitler alcanza el puesto de Reinchskanzler (canciller imperial). Bastaría solo un año para que también llegara a ser el mandatario máximo de Alemania, proclamándose Führer, puesto desde donde orquestó la creación del Tercer Reich y ejerció el poder, de una forma que ha sido catalogada por los historiadores como totalitaria. Así mismo, en su intento de convertir a Alemania en el poder máximo de Europa, Hitler comenzó la Segunda Guerra Mundial, violando abiertamente el tratado de Versalles, firmado en 1919.

Durante 1941 y 1945, Europa se sumió en el terror de la guerra. Igualmente se puso en marcha la eliminación de aquellos considerados de raza inferior (judíos, gitanos, comunistas, negros, homosexuales y personas con discapacidad) en uno de los mayores genocidios que haya conocido la historia de la humanidad, y que dejó como saldo un total  de diecisiete millones de personas.

Pérdida la guerra ante Rusia, la historia oficial cuenta que Hitler contrajo matrimonio con su compañera sentimental Eva Braun, y ambos se suicidaron el 30 de abril de 1945, para así burlar al Ejército Rojo que marchaba en su búsqueda. No obstante, estudios revelados en los últimos años parecen indicar otra versión, en la que Hitler y su esposa Eva Braun, como tantos otros miembros de la élite nazi, escaparon hacia Latinoamérica, refugiándose en Argentina.

Descripción de la infancia de Hitler

Sobre la vida de Hitler se han escrito numerosos libros y artículos, sobre todo en cuanto a su supuesto origen judío, su fracaso como pintor, sus inicios como político, sus ambiciones de poder supremo, su desempeño en la guerra, así como de las circunstancias y fechas exactas de muerte, lo cual al día de hoy sigue siendo un misterio para muchos que no asumen la versión del suicidio en 1945. Sin embargo, existe otro tema que también intriga a estudiosos y curiosos: la personalidad y el perfil psicológico del hombre que desató la peor época de la Europa del siglo XX y que no le tembló el pulso para mandar a asesinar a millones de personas, basado solo en sus condiciones raciales, y que aun así era capaz de envolver a cientos de millones en su discurso, a través de su carisma y un notable liderazgo.

En este sentido, algunos profesionales de la Ciencia Psiquiátrica han señalado que la mejor manera de comenzar a analizar la personalidad de Adolfo Hitler es remitirse a los primeros años de su vida, a fin de considerar las circunstancias en medio de las cuales se desarrolló su infancia. Con referencia a esto, algunos psicoanalistas como Arno Gruen han señalado que Hitler probablemente creció entre las tensiones que le producían un padre violento y dominante, y una madre débil y sobreprotectora, que lo trataba como un verdadero Dios.

De acuerdo a la teoría psicoanalítica de Gruen, Hitler debió vivir una disociación en algún momento de estos primeros años, que lo llevó a querer proteger a su madre de la violencia de su padre, deseos que lo llevaron a fantasear con el poder supremo, consiguiendo desarrollar él también grados máximos de violencia, odio y crueldad; y al mismo tiempo un profundo desprecio hacia su madre, por la debilidad que la constituía y que no le permitía protegerlo de su padre, aún cuando endiosara al hijo, rasgo que para Gruen se tradujo en la capacidad de desprecio que Hitler sentía hacia los seres que consideraba débiles, tomándolos como el enemigo a erradicar.

Perfil psicológico de Hitler

No obstante, Arno Gruen no ha sido el único psicoanalista que ha emitido su opinión profesional sobre la psique de Adolfo Hitler, a quien numerosos psiquiatras le han atribuido diversas condiciones psicológicas de tipo patológicas, como la psicopatía. Esta última teoría basada en la increíble discrepancia entre el liderazgo y carisma que podía tener en público y con determinadas masas y la gran frialdad y hermetismo que podían notar aquellos que lo rodeaban, así como la imposibilidad de sentir que realmente se establecía un contacto humano o sincero, que en ocasiones reportaron aquellos que compartieron con él, como por ejemplo Albert Speer, quien a pesar de ser su ministro, expresó en alguna ocasión que nunca llegó a conocerlo.

Con respecto a esto, otros contemporáneos y allegados a este líder alemán también señalaron en su momento la personalidad solitaria y aparentemente autosuficiente que Hitler poseía. Así mismo, históricamente, su personalidad se vio marcada por disociaciones tremendas. Por ejemplo, algunas fuentes históricas apuntan al hecho de que Hitler era vegetariano, no le gustaba fumar ni beber, e incluso repudiaba el maltrato animal, legislando en ese sentido. Igualmente, algunos relatos afirman que en todo momento Hitler se negó a visitar un campo de concentración, alguna ciudad bombardeada por sus fuerzas o si quiera un hospital.

No obstante, este perfil aparentemente compasivo o de repudio hacia la muerte y el maltrato parece no tener que ver con otros testimonios que lo ubican como un enemigo implacable, que no tenía escrúpulo alguno para deshacerse de sus enemigos, o el increíble desprecio que parecía sentir sobre aquellos que para él demostraban debilidad, sin mencionar por su puestos los resultados contables de sus decisiones traducido en el exterminio de millones de vidas humanas.

Igualmente, según algunos psicólogos, Hitler también poseía una gran capacidad de envolver, encantar, fascinar y manipular a su antojo a aquellos que le rodeaban, o las masas que lo seguían, influyendo de manera asombrosa en los individuos de los que se rodeaba. En cuanto a su vida sentimental también se ha comentado sobre el profundo desprecio y maltrato que le profería por ejemplo a Eva Braun, con quien sostuvo una relación sentimental que llegó a matrimonio hacia el final de su vida conocida.  Así mismo, las fuentes históricas lo describen como un hombre de grandes caprichos y personalidad egocéntrica, aunque también existen testimonios que afirman que tenía un gran poder de flexibilidad, cuando ésta le servía para establecer estrategias que lo llevaran a conseguir sus metas, por las cuales era capaz de todo, como -en opinión de algunos historiadores y psicólogos- quedó plasmado en sus actos y consecuencias.

Fuente de imagen: enpaiszeta.com

Ensayo sobre Adolfo Hitler
febrero 9, 2016
Se habla de:         

Ver más Artículo al azar