Ensayo sobre el Pop Art

El Pop Art (conocido también en español como Arte Pop) es un movimiento artístico, surgido a mediados del siglo XX, y consistente básicamente en la toma, descontextualización y resignificación de elementos y símbolos de la cultura popular, a fin de expresar –la mayoría de las veces a través de la ironía- una crítica hacia la banalidad que envuelve –a su parecer- una sociedad a disposición del bombardeo constante de los medios de comunicación y la Publicidad.


Lo más reciente:

Así mismo, junto al minimalismo, el Pop Art es considerado uno de los dos últimos movimientos artísticos que conformaron el arte moderno. En este sentido, el Pop Art sería el antecedente inmediato del arte posmoderno, aun cuando existen críticos que han indicado que este movimiento –en algunas de sus etapas- puede considerarse como germen e incluso como los primeros intentos de lo que sería el Arte en la época posmoderna.

Origen del Pop Art

De acuerdo a las distintas fuentes sobre Historia del Arte, el Pop Art surgió en el Reino Unido durante la década de los cincuenta, cruzando posteriormente el Atlántico, para dar los primeros pasos en territorio estadounidense, diez años después, a partir de 1960. Sin embargo, en ambos continentes las motivaciones de este género tomaron matices distintos:

Características Pop Art en el Reino Unido

En el Reino Unido, el Pop Art puede ser visto como un movimiento artístico de la post-guerra, el cual centraba su atención en la cultura popular estadounidense, tratando de asimilar y reflejar los elementos manipuladores y paradójicos de una industria publicitaria encaminada a cambiar los patrones culturales de la sociedad. Aun cuando ya se mostraban grandes rasgos irónicos dentro del Pop Art surgido en este territorio, el Pop Art hecho en Gran Bretaña ha sido señalado por algunos críticos como un arte todavía académico.

Característica Pop Art en Estados Unidos

Al otro lado del océano, los artistas estadounidenses no tenían la necesidad de mirar a lo lejos los símbolos culturales de otras regiones, pues se encontraban inmersos dentro de esta cultura, señalada por el Pop Art, la cual cada día cobraba mayor tendencia hacia lo superfluo y lo banal. Así mismo, en Estados Unidos, los artistas tuvieron como objetivo principal también rebelarse contra el Expresionismo Abstracto y el Dadaísmo, al tiempo de construir un discurso irónico hacia la cultura popular en donde hacían vida.

Sin embargo, en ambos territorios se conservan rasgos comunes, que sirven para englobarlos dentro de la denominación de Pop Art, sobre todo aquellas que apuntan hacia la elaboración de un arte incongruente, en donde es más importante la actitud por la que se conduce el artista, que el concepto o la obra como tal, por lo que pieza, concepto y actitud comienzan a ser partes inseparables y conformantes de las obras de arte inscritas en el Pop Art.

Intenciones del Pop Art

En cuanto a su discurso, éste es tomado como una caricaturización de los símbolos e íconos publicitarios y comunicacionales de la cultura de las décadas del cincuenta y sesenta, a fin de revelar el vacío que para los artistas de este género sostenía la industria del entretenimiento. Así mismo, la Crítica ha indicado que dentro de las intenciones del Pop Art también se pueden vislumbrar otros rasgos, que son de necesaria reflexión:

  1. Por un lado, se ha señalado que los representantes del Pop Art vieron en la toma y utilización de los símbolos comunicacionales y publicitarios del momento no sólo la posibilidad de establecer una crítica al lado banal de la sociedad, sino también como la forma perfecta de lanzar su crítica también hacia la tendencia estilista que había tomado en ese momento la Academia de las Bellas Artes. En este sentido, adrede los artistas del Pop Art vieron la posibilidad de rebelarse contra estas directrices, tomando sus técnicas, pero usándolas para reflejar algo que consideraban superfluo.
  2.  Igualmente, el uso de elementos publicitarios, resignificados y combinados de formas distintas, servía a los artistas del Pop Art a fin de destacar la característica kitch que para ellos imperaba en la cultura del momento.
  3. Un poco más a profundidad, algunos críticos han señalado, que el movimiento del Pop Art puede ser leído también como una reacción contundente hacia el movimiento del Expresionismo abstracto, haciendo que el Arte regresara al trazo figurativo de la forma más estridente posible, colocando en el lienzo elementos cotidianos y además masificados gracias a la industria y la Publicidad. Irónicamente, algunos críticos ven en el Pop Art –aun con las intenciones de este arte de desprenderse de éste- una continuación del Expresionismo abstracto, sobre todo en lo relacionado a la concepción de algunos aspectos del Arte, por ejemplo la idea de hacer grandes obras.
  4.  Finalmente, algunos profesionales en Historia del Arte han indicado que el Pop Art puede ser visto también como una voz de rechazo hacia el Dadaísmo, deslindándose del matiz anárquico, impulsivo y destructivo del Dadaísmo.

Máximos representantes del Pop Art

Dentro de los artistas del Pop Art considerados como los de mayor renombre, surgen figuras importantes, tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos, territorios ambos en donde este movimiento que integraba el uso de íconos de la cultura popular, así como técnicas publicitarias, de ilustración y hasta del comic para construir una crítica hacia la sociedad del momento.

En este sentido, se pueden considerar a los máximos representantes de este movimientos a los siguientes artistas: Keith Haring (Estados Unidos, célebre representante del arte callejero neoyorkino durante la década de los ochenta); Robert Rauchenberg (Estados Unidos, destacado pintor y escultor de la década de los cincuenta, destacan su collages, llamados Combines);  Roy Lichtenstein (Estados Unidos, destacado artista de la década del cincuenta, recordado especialmente por el uso del cómics para la representación de símbolos publicitarios); Peter Blake (Reino Unido, pionero del movimiento Pop Art durante la década del cincuenta, autor de la pieza icónica del Pop Art británico: “en el balcón”); Claes Oldenburg & Coosje van Bruggen (Estados Unidos, reconocidos artistas, caracterizados por construir grandes piezas artísticas con la intención de “llevar el arte a las masas”);  David Hockney (Reino Unido, destacado artista, siendo sus obras más conocidas sus collage fotográficos realizados durante los años ochenta); Richard Hamilton (Reino Unido, país en donde es considerado el padre del Pop Art en este continente); y Andy Warhol (Estados Unidos, es quizás el representante del Pop Art más conocido, es el autor de la imagen icónica de este movimiento: la representación de Marilyn Monroe.

Imagen: portalatlacomuco.com

Ensayo sobre el Pop Art
julio 5, 2016
Se habla de:                             

Ver más Artículo al azar