Ensayo sobre Europa

Con el nombre de Europa es reconocido uno de los cinco continentes en los cuales la Geografía concibe dividido geopolíticamente el planeta. En el caso específico de Europa, este continente se encontraría entonces en el extremo oeste de la plataforma Eurasia, de la cual conforma su península más occidental.

Así mismo, de acuerdo a lo que señalan los Atlas geográficos, Europa se encuentra comprendida por el océano Atlántico (occidente); con Asia por el oriente, encontrándose separada de este continente por distintos accidentes geográficos, como el mar Caspio, la cordillera del Cáucaso, los montes Urales, entre otros, lo cual si bien marca fronteras geográficas, tampoco supone dos plataformas continentales independientes. Así mismo, Europa limita al norte con el océano Ártico y por el sur de su territorio con el Mar Mediterráneo.

Ser o no ser Europa

No obstante, aun cuando parecieran encontrarse tan establecidos los límites de Europa, en ocasiones la pertenencia o no a este continente se encuentra en discusión, puesto que el concepto de Europa ha cambiado con los años y los devenires económicos. En este sentido, en un espectro totalmente histórico y geográfico, se considerarán europeos todos los países que se encuentran situados en la península occidental de Eurasia, y que se encuentren entre los límites del océano Ártico, el Mar Mediterráneo, el océano Atlántico y los distintos accidentes geográficos que anteceden a Asia.

Sin embargo, en el terreno económico las cosas parecen no estar tan claras, sobre todo después del advenimiento de la Comunidad Europea, la cual parece no considerar europeos a los países que no la conforman, basando su visión de Europa sólo a sus miembros. De esta forma, cabe preguntarse entonces a qué continente pertenecen aquellos países, que aun estando en la península occidental de Eurasia no integran esta comunidad económica. Argumento éste que pareciera desmontar la pretensión de signar un continente sólo a las alianzas comerciales y financieras de algunos de sus países.

En este sentido, vuelve nuevamente a escena la posición que concibe a un continente como una unidad territorial extensa, que se encuentra cohesionada por la historia, cultura y economía que comparten, lo cual lo convierte en una entidad independiente de otras. Visto así, esta concepción no sólo explicaría por qué la discriminación que hace la Comunidad Europea no encuentra eco en la idea global que se tiene sobre Europa, así como por qué aun cuando se encuentran en la misma plataforma continental, Europa y Asia son consideradas como continentes distintos, ya que sus desarrollos históricos y culturales sucedieron de forma distinta, mientras cada uno veía el mundo hacia el sentido contrario, Europa desplegándose hacia occidente, y Asia con oriente como horizonte.

Curiosidades europeas

Con respecto a las particularidades que ofrecen a simple vista su territorio, estas pueden ser contempladas en dos sentidos específicos, que vengan a arrojar datos curiosos sobre su superficie y las personas que conforman su población. En este sentido, se tienen los siguientes aspectos:

Datos geográficos

En cuanto al territorio ocupado por Europa, las distintas fuentes geográficas señalan que este continente se extiende a lo largo y ancho a través de los diez millones quinientos treinta mil setecientas cincuenta y un mil kilómetros cuadrados (10.530.751 Km2) lo que lo ubica en el puesto número cuatro en referencia a tamaño, con respecto a otros continentes, o lo que es igual, en el segundo continente más pequeño, después de Oceanía.

Así mismo, con respecto al porcentaje de territorio planetario que representa Europa, los expertos han indicado que se puede decir que este continente constituye 2% de la superficie planetaria. Por otro lado, en referencia a la cantidad de su territorio que se encuentra por sobre el nivel del mar, los geógrafos también han indicado que Europa representa apenas 6,8% del total de tierras emergidas en el planeta, hecho que confirma sus pequeñas dimensiones.

Datos Demográficos

Por otro lado, en cuanto a la cantidad de población que alberga este continente en su superficie, según los datos ofrecidos por las distintas instituciones internacionales, ésta puede ser contada en un poco más de setecientos cuarenta millones de habitantes, lo cual convertiría a Europa también en el cuarto continente más poblado del planeta, teniendo como antecesores respectivamente a Asia, África y América, y sólo estando por delante de Oceanía. Así mismo, esta población puede entenderse como 11% de la población mundial.

Importancia de Europa

Siendo, junto a Asia, uno de los continentes más antiguos, en cuanto a su población y desarrollo, Europa cobra vital importancia, pues este continente se erige como la cuna misma del pensamiento y cultural occidental, siendo entonces el territorio en donde nació la Filosofía, las Artes, la tecnología y demás bienes culturales que han dominado el lado occidental del mundo, durante siglos. Así mismo, fue Europa el nicho de los movimientos artísticos y culturales más importantes, como la Edad Antigua, la Edad Media, el Renacimiento, la Edad Moderna y por su puesto la Contemporánea, sin contar con que la historia sigue de cerca los rastros de los hombres primitivos europeos, para entender cómo se desarrolló la humanidad durante el neolítico, y mucho más atrás en el paleolítico.

Por otro lado, fue también Europa y sus ansias de expansión las que propiciaron los viajes y encuentro del continente americano, decidiendo igualmente su conquista, y haciendo que el mapa mundial y los límites concebidos cambiaran para siempre, haciendo además posible el mestizaje entre los individuos europeos, africanos y americanos, constituyendo la diversidad poblacional que existe en el continente americano.

De igual forma, fue Europa la que propulsó la Revolución Industrial, a partir del siglo XVIII, convirtiéndose además en el primer promotor de importantes cambios, descubrimientos y creaciones tecnológicas que vinieron a cambiar la industria y el orden mundial para siempre. Desde entonces, este continente también se erigió como el primer poder de occidente, siendo quien controlaba el poder político y económico, ejerciendo su fuerza sobre otros territorios, y sólo perdiéndolo a partir de la Segunda Guerra Mundial, replegándose y cediendo su poderío ante Estados Unidos, no sin seguir muy de cerca al gigante americano en cuanto a ejercer el poder y decidir los rumbos económicos del Hemisferio occidental, por lo que sigue erigiéndose como un continente de gran importancia en la geopolítica mundial.

Imagen: pixabay.com

Ensayo sobre Europa
septiembre 30, 2016

Ver más Artículo al azar