Ensayo sobre la Biblia

Definición de la Biblia

Dentro del ámbito religioso, se conoce con el nombre de Biblia al conjunto de libros canónicos, por los cuales se rigen la religión judías, así como aquellas de vocación cristinas. De acuerdo a la creencia de estas religiones, es escrito por el hombre, bajo inspiración divina, por lo cual sus palabras registran la palabra de Dios.


Lo más reciente:

Este último concepto le da a la Biblia su carácter sagrado, para ambas religiones, pues se considera que sus letras son palabras directas de Dios, en su voluntad de narrar su creación, así como las Leyes por las cuales deben regirse los hombres, para mantenerse bajo su presencia. Igualmente, para los cristianos, la Biblia es el testamento escrito por Dios, para llevar el mensaje de la palabra de su hijo Cristo a todos los hombres, como misión de propagar su palabra en el mundo. Así mismo, algunos libros como el Apocalipsis parecen contener también profecías que anuncian la segunda venida de Jesucristo a la Tierra, como la promesa de la resurrección en el fin de los tiempos.

Por otro lado, con referencia a la Biblia como objeto, en el ámbito editorial, constituye el primer libro impreso, al ser producido por la imprenta de Gutenberg. Igualmente, en la historia del libro ha sido el ejemplar más veces impresos, así como el libro más traducido a distintos idiomas, existiendo en la actualidad en más dos mil cuatrocientos cincuenta y cuatro idiomas.

Etimología de la palabra Biblia

Con respecto al significado y origen del vocablo “biblia”, los especialistas en etimología han resaltado que éste proviene de una voz griega, equivalente al diminutivo de Biblos, que puede ser traducida al español como papiro o libro. Así mismo, según reportan los filólogos, habría sido acuñado por vez primera en el capítulo 12, versículos 9, del Primer Libro de los Macabeos.

Igualmente, en cuanto al uso de este vocablo, los especialistas en Lenguaje refieren a que la expresión “biblia” fue empleada en principio por las comunidades judías helénicas, quienes hacían uso del vocablo griego para designar el Antiguo Testamento. Esta expresión fue tomada en herencia por las sectas cristianas, quienes la usaron para referirse entonces a la recopilación de los libros del Antiguo Testamento y los evangelios y libros del Nuevo Testamento. Con el tiempo, comenzó a ser empleada como el título de la recopilación de textos sagrados.

Del Griego, pasó al Latín y luego a las lenguas romances o latinas, donde lo hizo pasando como un sustantivo singular y femenino, utilizado para referirse a la unidad de los libros sagrados, reconocidos por la religión cristiana.

Historia de la Biblia

A pesar de que, en la actualidad, las distintas religiones judeo-cristianas conocen la Biblia como unidad, ésta no siempre fue así, conformada por un conjunto de libros, que fueron evolucionando poco a poco en un período de mil años. De esta forma, se cree que los primeros textos fueron escritos aproximadamente en el año 900 a.C, englobando algunos antiguos libros como el Libro de Jueces o aquellos correspondientes a los conocidos como Pentateuco. Así mismo, se cree que los libros más recientes de la Biblia pueden haber sido escritos hasta 100 d.C.

Como es sabido, para los judíos, el Nuevo Testamento carece de validez, pues esta religión aunque reconoce a Jesús de Nazaret como un personaje histórico, no lo entiende como un Mesías. En cuanto a la religión católica, ésta maneja la versión bíblica aprobada por el papa san Dámaso I, durante el año 382. Nueve años después, durante el Concilio de Hipona fue nuevamente aprobada, así como por los concilios II de Cartago en el año 393 y el IV de Cartago del 419, quedando compuesta por Antiguo y Nuevo Testamento, y conteniendo algunos libros (sobre todo del NT) que no son aceptados por judíos y protestantes.

Incluso, la diferencia de criterios no se basó solamente en rechazar los libros incluidos en la Biblia, sino que llevó a estas religiones a hacer una impugnación, lo que la Iglesia católica respondió confirmando, durante el Concilio de Trento de 1546, nuevamente la versión aprobada por Dámaso I.

Estructura de la Biblia

De esta forma, esta divergencia de creencias, ha originado distintas versiones de la Biblia. A continuación, una breve descripción de las principales:

  • Tanaj: conocida también como la Biblia hebrea, está conformada por libros antiguos que dan cuenta de la historia del pueblo hebreo, lengua en la que fue escrita originalmente, aunque también proviene del arameo. Consta de tres secciones o partes, donde se incluyen la Torá, los libros del Nevi´im y los libros del Ketuvim (conocidos también como Las Escrituras). Todos estos libros corresponden al Antiguo Testamento.
  • Biblias cristianas: por su parte, las Biblias cristianas contienen estos libros, correspondientes al Tanaj, además de aquellos incluidos en el Nuevo Testamento, conformado por los Evangelios, que dan cuenta de la vida y enseñanzas de Jesús de Nazaret, centro de la fe cristiana. Igualmente, se pueden encontrar los libros de Cartas y Hechos, atribuidos a Pablo y otros apóstoles.

Imagen: libreriaspaulinas.com

Ensayo sobre la Biblia
marzo 7, 2016
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar