Ensayo sobre la ópera

Dentro de la tradición de la Música clásica europea, se define como Ópera a un género de obra musical teatral, cuya principal característica es erigirse como una conflagración de todas las Artes, ya que en su puesta reúne la Música, el Canto, el Teatro, la Poesía, la Danza (aun cuando no es regla de todas las óperas) e incluso las Artes Plásticas.

Surgida aproximadamente en la mitad del siglo XVII, la Ópera se ha adueñado de la imaginación del público asistente, ofreciéndole una experiencia multisensorial, en donde el espectador ve, escucha, imagina, siente y se integra por completo en una puesta que lo hará viajar por el gran abanico de las emociones humanas, puesto que aún con su grandilocuencia y grandes escenografías, el tema principal de la ópera es el viaje del alma humana ante las situaciones de la vida: el amor, el odio, la venganza, el perdón, el arrepentimiento, la ilusión, la tristeza, entre otras emociones que se han encargado de sellar el carácter universal de este género musical propio de Occidente.

Etimología de la palabra “ópera”

Con respecto al carácter etimológico de la palabra usada para signar este género escénico y musical, los especialistas han señalado que el término “ópera” proviene del vocablo italiano “opera”, el cual es el plural de “opus”, que se traduce literalmente como “obra”. De esta forma, la palabra “ópera” podría ser traducida directamente del italiano como “obras”.

Así mismo, algunos especialistas han querido ver en este sustantivo, elegido para nombrar este tipo de puestas, la intención de sus pioneros en dejar en relevancia la convergencia de distintos tipos de Arte, para generar un espectáculo que contara con lo mejor de cada uno. De esta forma, al ser denominada “obras” se estaría señalando que no se trata de sólo una, sino de que cuando se asiste a una Ópera, se asiste a un carrusel de Artes, conjugadas en pro de las emociones que tomarán la escena, reales protagonistas de la Ópera.

Primera ópera

Continuando con el sentido histórico de este tipo de género musical, es importante destacar también que la mayoría de los estudiosos y amantes de la Ópera coinciden en señalar a este tipo de puesta escénica como heredera directa del Teatro griego, específicamente de la Tragedia Griega. Así mismo, se opta por relacionar la Ópera con los cantos carnavalescos, muy populares en la Italia del siglo XIV, así como en los intermedios que le sucedieron un siglo después. Sin embargo, estos últimos también serían herederos de la vitalidad griega, por lo que en primera instancia el gran antecedente de la Ópera sería el Teatro desarrollado por la civilización helénica.

Por su parte, en cuanto a la primera pieza teatral que ha sido identificada por los historiadores como una Ópera, respondiendo a lo que formalmente se acepta como tal, estos han determinado en señalar a la pieza Dafne, del compositor Jacopo Peri, como la primera ópera de la historia, identificando también el año 1597 como el período que fue testigo del surgimiento de ésta. Incluso, la inspiración de esta obra, en la cual Peri buscaba el renacer teatral de la Tragedia griega para deleitar al público florentino es una muestra más de la herencia directa de la Ópera hacia el género griego, además de un rasgo indiscutible del Renacimiento, edad en la que los artistas buscaban hacer renacer las lejanas y antiguas formas de Arte clásico.

Sin embargo, aun cuando se conoce de la existencia de esta Ópera, a la cual se considera en el sentido histórico y formal como la primera compuesta en Europa, la civilización actual se encuentra privada de apreciarla, puesto que la pieza se encuentra perdida. No obstante, el mundo sí puede tener acceso (aun cuando ya no se interprete) a la segunda ópera compuesta en Occidente, la cual lleva por título Eurídice, y nació también de la inspiración del compositor Jacobo Peri, aproximadamente en el año 1600.

Características de la Ópera

En este momento del Renacimiento, los compositores de ópera tenían el firme propósito de hacer renacer la puesta escénica de la Tragedia griega, por lo que trataron de imitar el sentido musical que para ellos habría tenido las partes corales del género helénico, ya que la hipótesis de los renacentistas era que estos debieron ser originalmente cantados. De esta forma, comienza a surgir entonces un tipo de obra trágica, que combinaba Teatro, Exclamación y Canto.

Actualmente, la Ópera puede ser entendida como una puesta escénica, en donde se hacen presentes los distintos géneros y ramas del Arte, quienes participan del espectáculo de la siguiente forma:

Poesía

Siendo una de las Artes más antiguas de la civilización occidental, y asumida en ocasiones como la madre de las Artes, la Poesía tiene su participación dentro de la Ópera en la escritura de sus parlamentos, argumentos, trama y textos. De esta forma, se escribe en el libreto para convertirse en palabra en la boca de actores e intérpretes. Igualmente, la Poesía forma parte esencial de la puesta en escena.

Música

Así mismo, una Ópera cuenta con la participación de cantantes líricos, un director, un coro y una pequeña orquesta en vivo, quienes interpretan y conducen el espectáculo musical, cuya principal característica es  ser una puesta escénica donde existe presencia musical en todo momento.

Artes Escénicas

No obstante, estas interpretaciones no sólo son de tipo musical, sino que desde el siglo XX se han convertido en expresiones escénicas musicales, las cuales requieren tanto de la capacidad vocal del intérprete, como de su histrionismo. Así mismo, la Ópera cuenta en ocasiones con danza, baile, entre otras Artes Escénicas.

Artes Escenográficas

Igualmente, la puesta en escena de la Ópera requiere de escenografía, iluminación, utilería, maquillaje, vestuario, entre otros elementos que juegan para crear un efecto y un escenario grandilocuente.

Imagen: actores representando la ópera El barbero de Sevilla / fuente: pixabay.com

Ensayo sobre la ópera
septiembre 12, 2016
Se habla de:                             

Ver más Artículo al azar