Ensayo sobre los Aztecas

Definición de Aztecas

Dentro de la Historia de los pueblos originarios del continente americano, se conoce como Imperio Azteca a la organización político territorial, surgida durante la época precolombina conocida como Posclásico Tardío, a raíz de la Triple Alianza (Texcoco, Tlacopan y México-Tenochtitlan) y que tuvo como campo de desarrollo la zona central de Mesoamérica.

En este sentido, los distintos historiadores han señalado que el momento de mayor expansión de la Triple Alianza se vivió luego de la acción conjunta de los mexicas y acolhuas, la cual logró vencer la ciudad de Azcapotzalco, que hasta ese momento fue el centro del poder del imperio Tepaneca, reinante hasta ese momento. Sin embargo, la derrota de este imperio, ocurrida en 1430, originaron una expansión de territorio y la conformación del imperio Azteca, cuyo centro de poder residía en la ciudad de Tenochtitlan, la cual además fue el último centro de resistencia indígenas ante la conquista española, cayendo finalmente en 1521.

En referencia a este último acontecimiento, los historiadores también han señalado que éste fue posible gracias a la colaboración que recibió el conquistador español de Hernán Cortés y sus hombres, por parte otros pueblos indígenas como los tlaxcaltecas y los totonacas, quienes había sufrido los embates de la conquista, dominación y opresión por parte de los Aztecas, y prestaron su ayuda para combatirlos y vencerlos, pensando quizás que ese sería el principio de otra era, en la cual podrían vivir en Libertad. Estas teorías tienen su fundamento en aquella que afirma que algunos pueblos indígenas de esta zona del continente confundieron a Cortés con la llegada de una deidad, mientras que otros combatieron a pesar de saber a través de sus profecías que había comenzado otra era, en la que sus pueblos serían derrotados y sumidos en la esclavitud.

Dimensión y Gobierno del imperio Azteca

Una vez lograda la derrota del imperio Tepaneca, el imperio Azteca logró extender sus límites a través del Valle de México, logrando establecer ciudades controladas por ellos en los actuales territorios de Puebla, Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo, la costa perteneciente a Chiapas, así como parte de Guatemala. Este extenso territorio estaba integrado por geografías, climas y culturas distintas, que necesitaron de la conformación de un fuerte sistema de gobierno, que pudiese tener bajo control a sus pobladores, a tiempo de responder adecuadamente a las necesidades de cada rincón del imperio.

En este sentido, el gobierno del Imperio Azteca se estructuró básicamente en torno a una teocracia, donde el máximo gobernante era el huey-tlatoani, el cual electo por un consejo conformado por veinte representantes de cada uno de los clanes en los que se encontraba dividida la sociedad azteca, ejercía el poder político, al tiempo que encarnaba el poder religioso. No obstante, las decisiones cruciales no eran tomadas en solitario por el Huey-tlatoani, sino que éste pedía consejo de sus distintos consejeros y asesores.

Es preciso, entonces, señalar las distintas jerarquías y funcionarios que conformaban la organización del gobierno Aztecas. A continuación, una breve descripción de cada uno de ellos:

  • Tlahtoāni: era la principal figura de poder del imperio, el cual encarnaba una especie de Rey. El poder se transmitía por vía hereditaria, de acuerdo a la línea de descendencia tolteca.
  • Huey-tlatoani: era considerado el máximo gobernante y representante de los dioses en la tierra, por lo que en él se encarnaba el poder político y religioso. Ejercía el poder en compañía de un consejo de funcionarios.
  • Chiuacóatl: podía considerarse una especie de vicepresidente, su principal función residía en administrar los tributos hechos por las distintas regiones, aunque también tenía incidencia en asuntos religiosos y judiciales. Era el segundo al mando.
  • Tlacochcálcatl y Tlacatécatl: eran los jefes militares del Imperio Azteca, su función principal era mantener el control y orden en las distintas regiones del imperio.
  • Huitzncahuatlailótlac y Tizociahuácatl: en cuanto a estas figuras, los historiadores han señalado que en ellas residía la Justicia, al ejercer el papel de los jueces principales, donde residían la mayoría de decisiones en esta materia.
  • Tlatoque: era el equivalente a un Gobernador de provincias, era el encargado de rendir cuentas al poder central, así como mantener el orden y funcionamiento de las regiones sobre las cuales gobernaban.
  • Tecutli: su principal función era encargarse de garantizar el pago de los tributos de su región al poder central.

Organización social en el imperio Azteca

Un organización tan compleja a nivel gubernamental, también requería una estructura social bastante organizada. En el caso del imperio Azteca, ésta se disponía en función de clanes, los cuales eran agrupados de acuerdo a criterios de parentesco, territorios, y afinidades religiosas. Dentro de estos clanes, se presentaban también distintas jerarquías, como las siguientes:

  • Pīpiltin: equivalentes a los nobles, constituían el clan dominante de la sociedad, estaba conformada por individuos que asumían cargos directivos dentro de la estructura gubernamental y religioso. Así mismo eran propietarios de tierras, y tenían a su servicio mano de obra campesinal
  • Mācēhualtin: vocablo que se puede traducir como “gente común”, estaba constituido por un personas que pertenecían a los círculos de artesanos, campesinos y comerciantes.
  • Tlātlācohtin: equivalentes a los esclavos, estaban conformados por aquellos individuos que habían sido hechos prisioneros de guerra, o personas que caían en prisión por deudas o algunos delitos. Su principal función era servir sin remuneración a aquellos a los que debían dinero, o a quien eran designados.

Fuente de imagen: batanga.com

Ensayo sobre los Aztecas
febrero 8, 2016
Se habla de:     

Ver más Artículo al azar