F. Tannenbaum, concepto de Administración

Definición de Administración

La teoría referente a la Administración considera varias definiciones para esta disciplina, nacidas de los diferentes teóricos que han brindado su aporte. No obstante, en términos generales puede definirse la Administración como el proceso social, por medio del cual se Planifica, Organiza, Dirige y Controla el uso y la explotación de los distintos recursos, en aras de cumplir eficientemente las metas trazadas, así como obtener los máximos beneficios.

Elementos de la Administración

En sintonía con esta definición, algunos teóricos de la Administración han destacado la importancia de reflexionar sobre la definición e implicaciones de cada uno de los elementos que conforman este concepto de Administración, a fin de lograr con esto una máxima comprensión, al poder entender de forma cabal los alcances de esta disciplina. A continuación, resulta pertinente entonces ofrecer una conceptualización de cada uno de ellos:

Planificar: se puede entender como Planificación el proceso por medio del cual el Administrador establece una relación de los recursos que posee, en miras de poder proyectar la manera en que los usará, así como las tareas y responsables que las asumirán. De esta forma, el Administrador logra establecer una ruta o mapa de acción, que le permita saber claramente los procedimientos, procesos y metodologías que activará para conseguir las metas que se ha trazado.

Organizar: por otro lado, y en orden de continuidad, el proceso de Organización está ligado a la definición y realización de la Departamentalización de una empresa, así como a la delegación de tareas precisas a los integrantes de los distintos equipos y sus responsables. En esta etapa también es importante que el Administrador elabore cronogramas precisos de los plazos que seguirá, a fin de dar inicio a las etapas planteadas en la fase de Planificación.

Dirigir: posteriormente, entra entonces en práctica un proceso destinado a dirigir los distintos procesos nacidos de las etapas anteriores. No obstante, algunos teóricos de la Administración recalcan sobre el hecho fundamental de que un Administrador no sólo debe ser un director que ordene instrucciones, fije metas y supervise su cumplimiento, sino que debe constituirse en un verdadero líder, que estimule en cada uno de los integrantes de la empresa que dirige el compromiso y la entrega al proceso que los llevará en conjunto a la obtención de los logros, que se traduzcan en el éxito del proyecto y el beneficio de cada uno de sus integrantes. En este sentido, el Administrador debe convertirse entonces en Estímulo y Ejemplo liderando cada uno de los procesos de la empresa, aun cuando haya delegado funciones en sus directores o supervisores.

Controlar: sin embargo, aun cuando el Administrador cumpla a cabalidad su papel de líder, impulsando a seguir a todos con la meta trazada, no por esto debe dejar de seguir de cerca el funcionamiento de cada uno de los procesos. De esta forma, el Administrador debe controlar los resultados y las fechas que deben cumplir los distintos Departamentos, a fin de no alterar las proyecciones que ha realizado para la Empresa. Así mismo, este proceso de Control implica aplicar las correcciones pertinentes cada vez que se necesiten, en resguardo del principal objetivo.

Recursos: aun cuando la tarea última del Administrado sea el producir riqueza para una empresa, éste debe contar con una base económica, material y humana, para emprender el proceso que se traducirá finalmente en la producción de bienes y riquezas. Estos bienes base son conocidos como Recursos, y se distinguen cuatro tipos distintos de ellos. A continuación, una breve descripción de ellos:

  • Recursos Humanos: aun cuando hay corrientes de pensamiento que prefieren denominarlos como Talento Humano, los Recursos Humanos son aquellos conformados por el equipo que trabajará en la empresa.
  • Recursos Materiales: por otro lado, se encuentran aquellos recursos compuestos por los bienes inmuebles de una empresa, entre los que se encuentran los edificios, muebles o maquinaria que tiene una empresa.
  • Recursos Financieros: así mismo, la Administración distingue como recursos financieros a aquellos compuestos por el capital y el dinero en efectivo con los que cuenta una Empresa.
  • Recursos de Información: en esta categoría se puede incluir la capacidad de una Empresa en hacerse conocer en el mercado, así como la de mantenerse al tanto de lo que ocurre en cuanto a tecnologías o tendencias que tengan que ver directamente con su área.

Definición de F. Tannenbaum

En cuanto a la definición de Administración concebida por F. Tannenbaum, importante teórico de la Administración de origen australiano, es pertinente comenzar por citar textualmente el concepto esgrimido por este profesional:

“El empleo de la autoridad para organizar, dirigir, y controlara a subordinados responsables (y consiguientemente, a los grupos que ellos comandan), con el fin de que todos los servicios que se prestan sean debidamente coordinados en el logro del fin de la empresa”.

De esta forma, el concepto de Administración de F. Tannenbaum es considerado por algunos estudiosos de esta disciplina como uno de los más completos. Sin embargo, a pesar de distinguir casi la totalidad de los procesos relacionados con la acción de Administrar, este concepto coloca el foco sobre la autoridad que debe ejercer el Administrador, sobre el personal a cargo, a fin de hacer que cumplan, a fin de garantizar el éxito de cada una de las tareas o etapas de una empresa.  Así mismo, estipula que la Administración es un tarea orientada principalmente a conducir una empresa al puerto del éxito.

Imagen: elpensante.com

F. Tannenbaum, concepto de Administración
marzo 29, 2016

Ver más Artículo al azar