Fonemas labiales

Tal vez lo mejor, antes de aproximarse a la definición de Fonema labial, así como a la de sus distintos tipos, sea revisar de forma breve algunas nociones, que permitirán entender cada uno de estos fonemas, dentro de su contexto adecuado.

Definiciones fundamentales

En este sentido, quizás sea de gran importancia traer a capítulo la noción de Fonología, por ser la disciplina que ha dado origen a la noción de este fonema. Así mismo, puede que sea pertinente revisar también las definiciones de fonema y punto de articulación, a fin de entender la naturaleza de la unidad sobre la cual se genera esta clasificación. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Fonología

En primer lugar, se puede comenzar por decir entonces que la Lingüística concibe a la Fonología como una de sus disciplinas, la cual se encarga de estudiar todo lo relacionado con la adquisición y uso de los fonemas, es decir, de las representaciones abstractas de los sonidos que concibe la Lengua. Así mismo, de acuerdo a las distintas fuentes teóricas, la Fonología puede ser considerada como la materia que se encarga de estudiar la fisiología de los sonidos de una Lengua, desde su plano no tangible.

Fonema

Por otro lado, también será relevante señalar el concepto de Fonema, el cual ha sido descrito por la Fonología como su principal objeto de estudio, así como la unidad fonológica. Igualmente, se ha señalado al fonema como la representación abstracta de un sonido de una Lengua, algo así como la teoría de un sonido. En cuanto a sus características, esta disciplina también ha indicado que el Fonema puede ser señalado como una unidad indivisible, abstracta y diferenciadora.

Punto de articulación

Finalmente, se lanzarán luces sobre la definición de Punto de Articulación, noción fonológica que se refiere al punto exacto en donde un ente articulador fijo y un ente articulador móvil hacen contacto, produciendo el sonido articulado o la articulación de sonido. Este punto de articulación –tenido como uno de los cuatro criterios por medio de la cual la Filología clasifica al sonido articulado- se encuentra dentro de la cavidad oral, pudiendo contarse varios de ellos, según los entes articuladores que se encuentran en ella: labios, dientes, lengua y paladar, aunque en algunas lenguas también se puede contar a la pared de la faringe, así como a la glotis.

Reglas ortográficas para el uso de la “b” Origen de la confusión “b” y “v” Tal vez uno de las reglas que más le cuesta al hablante que se inic...
Características del texto escrito Aun cuando en términos lingüísticos, la palabra “texto” siempre refiere al registro oral del hablant...
Sufijo -eza Antes de emprender una explicación sobre el sufijo –eza,  probablemente lo mejor sea hacer una revis...

Fonemas labiales

Dentro de la clasificación de sonidos articulados en base al Punto de Articulación, se conoce con el nombre de Fonemas labiales a aquellas unidades fonológicas que se creen son producidas gracias al contacto de los labios, bien sea entre ellos, con algunos de los dos pares incisivos (inferiores o superiores) o incluso por medio de una combinación de puntos de articulación, cuando este ocurre simultáneamente en dos puntos de la cavidad oral, estando en algunos de ellos involucrados los labios como entes articuladores móviles. En este sentido, es necesario destacar también que la Fonología ha logrado distinguir dentro de los Fonemas labiales cuatro distintos subtipos, los cuales pueden ser definidos a su vez de la siguiente manera:

Fonemas bilabiales

Estos fonemas son descritos por la Fonología como un tipo de Fonema labial, el cual sucede cuando el punto de articulación se produce a través de la unión de los labios, es decir, tanto del labio superior como del labio inferior. De acuerdo al inventario fonológico de esta disciplina, los fonemas que entran dentro de esta definición son /p/, /b/ y /m/. Es decir, que para pronunciarlos se necesita, entre otras funciones del habla, realizar el punto de articulación en los labios, uniendo ambos entes articulatorios.

Fonemas labiovelares

Dentro de los cuatro tipos de Fonemas labiales también resalta el fonema labiovelar, el cual ocurre cuando dentro de la cavidad oral ocurren dos puntos de articulación, es decir, que se produce un fonema biarticulado. En el caso del Fonema labiovelar, los puntos de articulación ocurren en donde distintos puntos: uno, entre el labio superior e inferior; y dos, entre la lengua y el velo del paladar. Este tipo de fonemas no existen en el Español, y son encontrados sobre todo en Lenguas pertenecientes al continente africano, sobre todo en su zona Central y oriental, como por ejemplo Nueva Ginea.

Fonemas labioalveolares

Por su parte, este fonema, perteneciente igualmente a los fonemas labiales, también puede ser entendido como el producto de una doble articulación. En este caso, en la cavidad oral, se tendrá un punto de articulación que ocurrirá entre los labios inferiores y superiores, mientras que otro sucederá entre la lengua y los alveolos, es decir, la frontera entre los incisivos superiores y el paladar. Al igual que ocurre con los fonemas labiovelares, los fonemas labioalveolares no pueden encontrarse en el Español, sino en algunas otras lenguas del mundo, como por ejemplo las lenguas habladas en el oriente africano.

Fonemas labiodentales

Por último, dentro de los fonemas conocidos como labiales, se distinguen los de tipo labiodental, los cuales son definidos a su vez como aquellos fonemas que ocurren cuando el punto de articulación tiene lugar entre el labio inferior (ente articulatorio móvil) se apoya en los incisivos superiores (ente articulatorio fijo). De acuerdo al inventario fonológico del Español, en esta lengua el único fonema labiodental al cual se puede hacer referencia corresponderá al fonema /f/.

Imagen: pixabay.com

Fonemas labiales
julio 29, 2017