Fonemas vocálicos

Tal vez, previo a abordar la definición y distintas clasificaciones de los Fonemas vocálicos, sea necesario revisar algunas definiciones, necesarias para comprender este tipo de fonemas dentro de su contexto teórico preciso.

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que sea pertinente basar dicha revisión teórica en cuatro conceptos primordiales: Fonología, Fonema, Punto de Articulación y Modo de Articulación, ya que estos servirán para entender tanto la disciplina que estudia la fisiología de los distintos sonidos de una Lengua, así como la naturaleza y formas de producción de estos, aspectos que por supuesto resultan inherentes a los fonemas vocálicos. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Fonología

Para empezar, se dirá entonces que la Fonología es señalada por la mayoría de las fuentes teóricas como una disciplina de la Lingüística, a pesar de que existen algunas corrientes que prefieren considerarla una subdisciplina. Sea como fuere, en lo que los distintos autores coinciden es en indicar que la Fonología tiene como principal objeto de estudio al fonema, así también como a todos los mecanismos relacionados con la adquisición y funcionamiento de los distintos sonidos de una Lengua. No obstante, es importante aclarar que el campo de estudio de la Fonología no se da en el plano concreto real del habla, sino en el área intangible del Lenguaje, es decir, la Lengua.

Fonema

Por otro lado, el Fonema es entendido como la unidad fonológica por excelencia, así también como la representación abstracta del sonido de una Lengua. En este caso, es importante recalcar que mientras el alófono es la materialización concreta en el Habla de un sonido de la Lengua, el Fonema consiste en un ideal o representación mental de este sonido. Por consiguiente, al responder a una entidad intangible, el Fonema puede considerarse igualmente circunscrito en la Lengua.

Punto de Articulación

Así mismo, el Punto de Articulación es una noción fonológica, la cual es entendida como uno de los modos o métodos de producción de sonidos articulados. De esta forma, el Punto de Articulación es definido como la unión que ocurre, en algún lugar de la cavidad oral, entre un ente articulador móvil (Lengua o Labios) y un ente articulador fijo (Dientes, paladar óseo, velo del paladar, pared faríngea o glotis) y de la cual se genera un sonido articulado. Cada Punto de Articulación distinto generará clases diferentes de fonemas, de acuerdo a su Punto de Articulación.

Modo de Articulación

Otro de los modos de producción de sonidos articulados lo constituye el Modo de Articulación, el cual además –según apunto la Fonología- se encuentra estrechamente ligado al Punto de Articulación, ya que una vez un ente articulador fijo hace contacto con uno móvil, además de generar un sonido articulado, se crea una barrera física que genera modificaciones en la columna de aire, en su paso por la cavidad oral o nasal. En consecuencia, el Modo de Articulación será la forma en que –durante el acto de habla- la columna de aire cambia o se altera, debido a las distintas barreras físicas a las que puede encontrarse, dependiendo el Punto de Articulación que se haya establecido.

Fonemas vocálicos

La Fonología distingue básicamente entre dos tipos de fonemas: los consonánticos, es decir, aquellos que al ser producidos cuentan con distintos Puntos y Modos de articulación, en donde siempre la columna de aire encuentra, en su recorrido a través de la cavidad oral algún tipo de obstáculo, el cual se da en menor o mayor medida; por otro lado, la Fonología también contempla a los Fonemas vocálicos, los cuales se caracterizan precisamente por ser producidos a través de puntos y modos de articulación, que no constituyen ningún tipo de oposición u obstáculo a la columna de aire que los produce. En consecuencia, los fonemas vocálicos son entendidos también como los fonemas más sonoros del Inventario Fonológico de una Lengua.

Clasificación de los Fonemas vocálicos

Como suele suceder en todo fonema, los vocálicos son clasificados por la Fonología tomando en cuenta tanto el Punto de Articulación que tienen, es decir, el lugar en donde se apoyan los distintos entes articuladores, así también con el Modo de Articulación, entendido como la forma en la que la columna de aire sale a través de las cavidades articulatorias. En el caso de los Fonemas vocálicos, se puede decir entonces que estos responden respectivamente a los siguientes tipos:

Clasificación de acuerdo a su Punto de articulación (Localización)

Debido a que en el caso de los Fonemas vocálicos no existe dentro de la cavidad oral uniones entre entes articuladores, que vengan a servir paralelamente de obstáculo a la columna de aire, cuando se habla del Punto de Articulación de los fonemas vocálicos, en realidad se hace referencia al lugar que ocupa la lengua dentro de la cavidad oral, en el momento en el que se articula dicho fonema, por lo cual este modo de producción se conoce también como Localización. La Fonología advierte, respecto a la Localización, tres distintos tipos de fonemas vocálicos:

  • Vocal anterior: son los fonemas vocálicos que ocurren cuando la lengua ocupa una posición anterior en la cavidad oral. En el caso del Español, los fonemas vocálicos /e/ e /i/ constituyen fonemas vocálicos anteriores según su Localización.
  • Vocal media: conocidas en algunas fuentes también como vocales centrales, podrán ser definidas como los tipos de fonemas en donde la Lengua se localiza en el centro de la cavidad oral en el momento en que se produce. De acuerdo al Inventario Fonológico del Español este fonema vocálicos corresponde a /a/.
  • Vocal posterior: finalmente, los fonemas vocálicos ocurrirán cuando la lengua adopte una posición posterior, o delantera, en la cavidad vocal. En el Español este tipo de fonema vocálico será tanto la /o/ como la /u/.

Clasificación según su Modo de articulación (Abertura)

Debido a que al ser producidos los fonemas vocálicos, no puede hablarse de puntos de encuentros entre entes articulatorios, sino de la Localización de la lengua dentro de la cavidad oral, al intentar hablar del Modo de Articulación tampoco se encontrarán barreras físicas que se impongan al recorrido de la columna de aire a través de la cavidad oral, por lo que en el caso de la producción de fonemas vocálicos, en cuanto al Modo de Articulación, la Fonología prefiere hablar de Abertura, es decir qué tan abierta se encuentra la cavidad oral en el momento en que la columna de aire llega al exterior hecha sonido articulado. En este ámbito, la Fonología distingue también entre tres tipos de fonemas:

  • Vocal abierta: este tipo de fonema –conocido también como vocal de abertura máxima-  ocurre cuando dentro de la cavidad oral, la lengua desciende, ubicándose en la parte más baja, haciendo que la columna de aire pueda salir con total libertar, ya que la cavidad oral presenta la mayor abertura posible. En el Español, es reconocido como fonema vocálico abierto la /a/.
  • Vocal semiabierta: por su parte, este tipo de Fonema, que en algunas corrientes recibe el nombre también de vocales semiabiertas, contarán con un Modo de Articulación en el cual la lengua presenta una altura media, lo cual aunque permite que el aire salga igualmente libre, sí hace que se puede hablar de una apertura media de la cavidad oral. Entre ellas se encuentra la /e/ y la /o/.
  • Vocal cerrada: finalmente, en el caso de las vocales cerradas –conocidas también como vocales de abertura mínima- se tiene que la Lengua ocupa una altura elevada, por lo cual la columna de aire, aun cuando puede circular libremente por la cavidad oral cuenta con menor espacio. En el Español, son la /i/ y la /u/ las que ocupan este tipo de fonema vocálico.

Imagen: pixabay.com

Fonemas vocálicos
agosto 7, 2017
Se habla de:                             

Ver más Artículo al azar