Fonética auditiva

Quizás lo más conveniente, antes de abordar la definición de Fonética Acústica, sea revisar algunas definiciones, que permitirán entender esta rama de la Fonética dentro de su contexto teórico preciso.


Lo más reciente:

Definiciones fundamentales

En este sentido, puede que sea pertinente comenzar por la propia definición de Fonética, a fin de tener presente la disciplina dentro de la cual se genera la Fonética Acústica. Igualmente, será de gran importancia también reflexionar sobre el concepto de Alófono, pues este será el principal objeto de estudio de la Fonética, así como de  cada una de sus ramas, incluida la Fonética Acústica. A continuación, cada uno de estos conceptos:

Fonética

Con respecto a la definición de Fonética, esta ha sido concebida por la Lingüística como una de sus disciplinas, a pesar de que existen autores o fuentes que prefieren hablar de ella como una subdisciplina. No obstante, esta diatriba teórica, la Fonética es concebida como la materia que se encarga de estudiar los alófonos, es decir, la realización concreta de los sonidos de una Lengua por parte del hablante. En este orden de ideas, la Fonética se diferencia dicotómicamente de la Fonología, pues mientras esta última se encarga de estudiar al Fonema –representación abstracta mental del sonido de una lengua- la Fonética tiene como materia de estudio la realización concreta de ese ideal, de ahí que la Lingüística asegure que la Fonología puede considerarse una disciplina inscrita en la Lengua (parte intangible del Lenguaje) mientras que la Fonética, además de una disciplina histórica, puede en cambio considerarse como un estudio perteneciente al ámbito del Habla.

Alófono

Por otro lado, reviste importancia entonces aproximarse también a la definición de Alófono, unidad fonética por excelencia, que será entendida también como la realización de un Fonema en la realidad concreta, gracias a la actuación concreta del hablante, durante el Acto de habla. Por consiguiente, entre el Fonema y el Alófono –conocido también como fono- existe igualmente una oposición dicotómica, pues mientras el primero refiere a una unidad abstracta e ideal, es decir, la imagen mental que tiene un hablante de un sonido propio de su Lengua, la segunda –el Fono- hace alusión a la realización concreta de esa imagen en el Habla. En otras palabras, el Fono es el Fonema hecho realidad audible.

Fonética Auditiva

Teniendo presentes estas definiciones, quizás sea mucho más sencillo entender la definición de Fonética Auditiva, la cual puede ser explicada como aquella rama de la Fonética, cuyo principal objeto de estudio –al igual que en todas las disciplinas inscritas en la Fonética- son los alófonos. No obstante, la Fonética Acústica se diferencia de las otras por prestar especial interés no a cómo y la forma en que los alófonos son emitidos o producidos por el Hablantes, sino por los procesos y mecanismos a través de los cuales son percibidos y recibidos por el hablante receptor.

En este orden de ideas, es importante recordar que el Alófono, en tanto que realización concreta del Fonema, constituye también un sonido como tal, es decir, una realidad física, que se desplaza en el aire, a través de una onda sonora. Así como existen procesos de producción de alófonos, relacionados con aspectos cognitivos y físicos, por parte del hablante emisor, para escuchar y entender estos sonidos, el hablante receptor tiene que activar y utilizar también su aparato auditivo, así como los distintos procesos cognitivos que permiten el reconocimiento de esa huella lingüística y su correcta interpretación. La Fonética Auditiva se interesa precisamente por el estudio de estos mecanismos de recepción, identificación y percepción de los alófonos, dentro del proceso del Habla.

Imagen: pixabay.com

Fonética auditiva
agosto 15, 2017
Se habla de:                             

Ver más Artículo al azar