Frases de alcohol

Frases

A pesar de ser considerada una droga legal con gran potencial de generar adicción, el alcohol es una de las bebidas más sociales de occidente, en donde se ha convertido en el acompañante de las ceremonias humanas, sobre todas aquellas que revisten alegría.

¿Qué es el alcohol?

No obstante, más allá de su existencia en las escenas cotidianas, pocos sabrían definir exactamente qué es el alcohol, al cual se le puede describir como un elemento líquido, producido por la fermentación controlada de algunos frutos o cereales, en base a la cual se obtiene un producto alcohólico, que variará su graduación según los componentes y procesos involucrados en su preparación. En cuanto a su efecto en el organismo humano, el alcohol –independientemente de su tipo- es catalogado como una sustancia depresora del sistema central nervioso, a pesar de que los especialistas han señalado que el efecto inicial puede ser estimulante, de ahí que su ingesta moderada y uso apropiado se haya convertido en el compañero ideal de los momentos de celebración, puesto que un trago de alcohol puede estimular la euforia del momento. No obstante, más allá de un par de copas, esta sustancia comienza a afectar la coordinación, los reflejos y la claridad mental de la persona, y en casos de toma de grandes cantidades, podría incluso ocasionar el coma y la muerte, por lo que aunque el alcohol está totalmente integrado al mundo occidental, se debe tener precaución a la hora de consumirlo.

Frases de alcohol

Sin embargo, más allá de las precauciones con el que debe ingerirse, el alcohol se ha forjado un lugar importante, tanto en la psique colectiva como en los rituales sociales, quizás tal vez porque muchos de los grandes artistas, escritores e intelectuales han tenido posiciones diametralmente opuestas sobre este elemento. De esta manera, algunos se han enamorado de su sabor y efectos, mientras que otros han optado por rechazarlo y denunciar precisamente las consecuencias de su consumo, testimonios que pueden rastrearse en la literatura, así también como en los pensamientos de algunos de los más grandes pensadores e intelectuales de todos los tiempos. A continuación, algunas de ellas:

William Shakespeare (1564-1616)

El alcohol provoca el deseo, pero frustra la ejecución.

Una de las frases que pueden mostrar una llamada de alerta ante el alcohol puede ser ésta, nacida de la pluma del gran escritor inglés, William Shakespeare, quien con su brillante estilo advertía sobre la importancia de no caer en el espejismo del alcohol, pues si bien este podía inyectar creatividad e incluso el valor para atreverse a dar un paso hacia aquello que se deseaba, probablemente a la hora de tomar eso que se quería, el resultado no fuese el esperado, puesto que más allá de la desinhibición, existía también una alteración a la conciencia y las capacidades físicas, lo cual no permitiría la mejor ejecución por parte de la persona.

Frank Sinatra (1915-1998)

El alcohol puede ser el peor enemigo del hombre, pero la Biblia dice que ames a tu enemigo.

Por su parte, el célebre cantante y actor estadounidense, Frank Sinatra, demuestra otra de las posiciones que pueden encontrarse en el mundo de la farándula sobre el alcohol. Con un delicado uso del humor, Sinatra elaboró esta frase en donde si bien en la primera parte declaraba que el alcohol atentaba contra la salud y el bienestar del humano, pese a eso no había otro remedio que amarle, puesto que más allá de sus consecuencias, de seguro, el alcohol era una de las llaves o acompañantes de los buenos momentos. No obstante, no se puede olvidar, algunos de los problemas que tuvo este artista con el alcohol, entre otras cosas.

Frank Sinatra (1915-1998)

No confío en nadie que no beba

Otra de las frases icónicas de Frank Sinatra sobre el alcohol es ésta, en donde afirmaba que su confianza hacia una persona era totalmente suprimida si descubría que no bebía. En cuanto a la interpretación de esta oración, se puede inferir que más hacía el mismo alcohol, la atención iba dirigida a las razones por las cuáles una persona se negara a consumir alguna bebida alcohólica. Quizás esta cantante estadounidense era del pensar que si el alcohol desinhibe y deja que se cuele un poco de la verdadera personalidad, al evitar su consumo, quizás se estaba buscando esconder algo, es decir, el individuo no quería que se le conociera por completo.

Riane Eisler (1937)

La conciencia es soluble en alcohol.

Por su parte, esta reconocida escritora austriaca eleva su pluma para advertir a sus lectores, de una forma bastante elocuente, las grandes propiedades que tiene el alcohol en la tarea de hacer que el individuo pierda la conciencia. De esta forma, en la medida en que aumenta la ingesta de alcohol, la conciencia del individuo va disminuyendo, lo cual puede traer importantes o graves consecuencias, puesto que no se tiene claridad mental para tomar decisiones, así se tomen, o para medir los riesgos de éstas.

Séneca (4 a.C. – 65 d.C.)

El que disputa con un beodo, disputa con un hombre ausente.

En el mismo sentido de Riane Eisler, pero muchísimos siglos atrás, el filósofo latino Séneca señalaba la propiedad del alcohol para borrar toda conciencia en el ser humano. Por consiguiente, le señalaba a sus contemporáneos –así como a las generaciones futuras- la importancia de no discutir con una persona bajo los efectos del alcohol, puesto que esta sustancia haría que la conciencia de este individuo no estuviese presente, en consecuencia será como no discutir con él, ya que el gobierno o dirección de la discusión estaría en manos del alcohol, no de la voluntad del interlocutor.

Pierre Fouquete (1913 – 1998)

Alcoholismo es la pérdida de libertad frente al alcohol.

Finalmente, se puede traer a colación esta frase de Pierre Fouquete, importante médico francés, reconocido por sus investigaciones sobre el alcoholismo, es decir, sobre la adicción que puede desarrollarse hacia el alcohol. En este sentido, este médico advertía en una frase maravillosamente simple que el Alcoholismo no podía ser definido de otra forma que no fuese la de perder la libertad frente al alcohol, puesto que una persona afectada por esta enfermedad perdía absolutamente su fuerza de voluntad frente al alcohol, ya que esta sustancia era la que tenía el poder, convirtiéndose además en una cárcel y en un amo tirano para quién generara adicción frente a esta sustancia. Por ende, la Libertad que pudiese buscarse o incluso sentirse cuando se tomaba al principio alcohol, en realidad era un gran espejismo que ocultaba la cárcel hacia donde se dirigía la persona, que se entregara a este vicio.

Imagen: pixabay.com

Frases de alcohol

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                                 

Bibliografía

El pensante (agosto 8, 2017). Frases de alcohol. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://educacion.elpensante.com/frases-de-alcohol/