Frases de compañía

Siendo el ser humano un ser social, por naturaleza, no es de extrañar que la necesidad de Compañía, la imposibilidad de conseguirla, o la importancia de escogerla bien, sea uno de los temas que más se hayan discutido en el seno del pensamiento humano. No obstante, antes de observar una pequeña muestra de estas ideas, se revisará el propio concepto de esta situación humana.


Lo más reciente:

Concepto de compañía

Sin embargo, la idea de Compañía es una situación que ha ocupado de forma importante la discusión filosófica, psicológica y moral, por lo que se pueden conseguir varios conceptos, y polémicos debates, con respecto a su definición específica. Por ende, puede que la forma más objetiva de aproximarse a este concepto sea teniendo en cuenta la definición que ha concebido la Real Academia Española de la Lengua.

En este sentido, la máxima institución lingüística de la lengua española le ha otorgado a la palabra “Compañía” una entrada en su diccionario, la cual cuenta entonces con las siguientes acepciones:

Efecto de acompañar.
Persona o personas que acompañan a otra u otras.
Sociedad o junta de varias personas unidas para un mismo fin, frecuentemente mercantil.

De esta manera, se tendrá que en primer lugar la Compañía se ve definida como el acto en el cual una persona cuenta con la cercanía de otro semejante. Así mismo, el concepto Compañía podría usarse también como sinónimo de conjunto de personas, entre las que ocurre el efecto de acompañarse.

En término mercantiles, se entiende como Compañía la reunión de personas con los mismos objetivos comerciales, empero esto también podría trasladarse a un plano más cívico, entendiéndose que en el acto de acompañarse también juegan un papel importante los interese en común de las personas que integran un grupo, o pareja.

Por lo tanto, aceptando el hecho de que el ser humano nace indefenso y en medio de una sociedad, es decir, signado desde el principio a la necesidad de compañía para su sobrevivencia, esta situación humana ha despertado, a lo largo de los siglos, interés por parte de los más grandes pensadores, quienes se han preguntado desde si realmente el estar en Compañía es inevitable hasta si de verdad es la situación ideal para el ser humano. Por lo general, la conclusión es que el individuo es un ser gregario, y que sin sus semejantes alrededor simplemente perecería.

Frases de compañía

Estando entonces la situación de Compañía relacionada con hechos inherentes a la condición humana, así como con la propia sobrevivencia, no es de extrañar que su concepto y necesidad haya despertado interés y estudio por parte de los pensadores más importantes de la Humanidad. A continuación, algunas de sus frases más célebres al respecto:

Epicuro de Samos (341 a.C. – 270 a.C.)

Debemos buscar a alguien con quien comer y beber antes de buscar algo que comer y beber, pues comer solo es llevar la vida de un león o un lobo.

En esta frase del filósofo griego Epicuro, puede verse cómo para el pensamiento occidental la Compañía es una situación que aleja al hombre de su naturaleza depredadora y salvaje, integrándolo a una sociedad, y de ahí en adelante a la convivencia, la civilización, y de alguna manera a la propia Humanidad. Por ende, un hombre solo –a la luz de esta idea- no tendrá oportunidad de humanizarse, sino que será un paria, guiado únicamente por sus instintos.

Paul Valéry (1871-1945)

Un hombre solo está siempre en mala compañía.

Otro ejemplo de pensamiento en donde la ausencia de Compañía sea vista como una situación negativa para el hombre, o incluso peligrosa, es esta frase del escritor francés Paul Veléry para quien entonces la peor compañía que podría tener una persona sería el no tener a nadie, es decir, estar solo. De alguna forma, para este autor europeo, la soledad no era buena compañera, quizás por conducir al hombre a estados asociales, signándolo a desarrollar actitudes no del todo en sintonía con el bienestar propio, o de sus semejantes.

Elbert Hubbard (1856 -1915)

Triste puedo estar solo: para estar alegre, necesito compañía.

Así mismo se puede usar como ejemplo de frases sobre la Compañía puede ser este pensamiento del ensayista estadounidense del siglo XIX, Elbert Hubbard, para quien la alegría es una situación inherente a la alegría, y viceversa. Ergo, la soledad será entendida como un hecho relacionado siempre con la tristeza. Por ende, según este pensamiento, el hombre –para su propia felicidad- deberá procurarse la compañía.

Refrán

Dime con quién andas, y te diré quién eres.

No obstante, la sabiduría popular también ha señalado que la cuestión tampoco es procurarse de cualquier compañía, pues una mala compañía puede acarrear consecuencias negativas para la propia naturaleza, cambiando la personalidad del individuo, y conduciéndolo a ciertas situaciones contrarias a su destino.

Julio Verne (1828 – 1905)

Se dice que la miseria entre dos es soportable.

Igualmente, para algunos la Compañía no solo salva al hombre de extraviar sus pasos en una naturaleza salvaje. Un ejemplo de esto puede ser esta frase de Julio Verne, escritor francés del siglo XIX, para quien la situación de compañía ayuda también a pasar de forma menos traumática las situaciones contrarias de la vida, como por ejemplo la miseria. Tal vez por contar con otro para expresar las penas y angustias, tener un hombro en donde llorar, y siempre alguien que renueve la esperanza.

Friedrich Nietzche (1844 – 1900)

Yo necesito compañeros, pero compañeros vivos; no muertos y cadáveres que tenga que llevar a cuestas por donde vaya.

Empero, la compañía no sólo deben ser buena per sé, sino que también deben influir positivamente en el desarrollo de los involucrados. De esta forma, se puede usar de ejemplo esta frase de Friedrich Nietzche, filósofo alemán para quien la compañía que se procure todo ser humano debería impulsarlo a trazar grandes aventuras o cruzadas, es decir, que sienta el deseo de vivir, y no por el contrario que se convierta en un dique, que no permita fluir hacia nuevas vivencia.

Miguel de Cervantes (1574 -1616)

De las miserias suele ser alivio una compañía.

Sin embargo, la visión de que la Compañía puede aminorar el dolor que causen ciertas miserias no es un pensamiento sólo perteneciente al siglo XIX, tal como lo demuestra esta frase de Miguel de Cervantes, autor español del siglo XVI, para quien la miseria humana puede aliviarse mejor si existe otro semejante con quien compartir las penas. De esta manera, se puede inferir que si la tristeza compartida duele menos, tal vez la Alegría compartida se sienta también el doble.

Bernardo Stamateas

El problema surge cuando decidimos quién nos acompañará mucho antes de tener claro adónde queremos llegar.

Por último, además de la bondad de la Compañía, su capacidad de deseo y su decisión de estar juntos, según piensa este escritor y psicólogo Bernardo Stamateas, no sólo es importante conseguir una compañía, sino saber hacia dónde avanzar con ella. Por ende, no sólo debe buscarse ansiosamente con quien compartir la vida, sino también saber qué se quiere construir, pues esto permitirá también saber entonces cuál es el tipo de compañía que debe escogerse.

Imagen: pixabay.com

Frases de compañía
febrero 26, 2019

Ver más Artículo al azar