Frases de cualidades

Antes de exponer algunas de las frases más célebres sobre las distintas cualidades humanas, se revisará el propio concepto de Cualidad, para entender la naturaleza de cada una de estas capacidades o características, propias del ser humano.

También te puede interesar:

Las cualidades

Sin embargo, siendo condiciones propias de la persona, no es de extrañar que las Cualidades, así como la forma de adquirirlas y practicarlas, hayan sido bastante discutidas durante generaciones de pensadores, de ahí que sea bastante complejo escoger una sola definición de Cualidades.

Por lo tanto, la forma más objetiva de acercarse a este concepto será a través de la definición que ha promulgado sobre ella la Real Academia Española de la Lengua, institución lingüística que le da en su Diccionario una entrada, cuya tercera acepción reza textualmente lo siguiente:

Calidad, condición o naturaleza de algo o de alguien.

De esta forma, una cualidad será cualquier don, condición o propiedad inherente a un individuo, necesariamente positiva, por lo que entonces además de resaltar su existencia, los distintos pensadores de todas las épocas han enfatizado igualmente en la necesidad de adquirirlas, cultivarlas y sobre todo compartirlas con los semejantes, bajo la creencia que entre más cualidades tengan los humanos de un grupo, mucho más positivo será esa comunidad, así como la vida en ella.

Frases de cualidades

Sin embargo, a la hora de estudiar el pensamiento occidental sobre las cualidades, se pueden encontrar cientos de pensamientos sobre cada una de ellas, o al menos sobre las que la sociedad, en casi todas sus épocas ha entendido como las mejores o más necesarias. A continuación, algunos ejemplos sobre ellas:

Isaac Newton (1642 – 1727)

Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano.

En este caso, se puede observar la posición del célebre matemático británico Isaac Newton sobre la Sabiduría. Sin embargo, al momento de interpretar esta frase, se puede ver cómo no sólo este científico resaltaba lo poco que sabe cada hombre, y lo mucho que ignora, sino que cómo cada uno de los humanos debería ser consciente de esa disparidad, en la que salía favorecida la ignorancia, a fin de poder colocar los pies en la tierra, y ser conscientes de la necesidad de cultivarse.

Confucio (551 a.C. – 478 a.C.)

Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

Otra de las cualidades humanas, que durante años se ha pensado debe cultivarse en el propio ser, es la exigencia. Sin embargo, ya para el siglo V a.C., el célebre filósofo Confucio señalaba que además se ser capaz de exigir había que prestar atención hacia quién se dirigía esta exigencia, pues en realidad lo más sano y productivo era enfocarla en el propio ser, pues era el único que podría tomarlas con responsabilidad, mientras que exigirle a otros, además de decepcionante, era una pérdida de tiempo.

Proverbio persa

La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces.

Pese a ser capaz de exigir, o de trabajar arduamente por un objetivo, el ser humano debía ser también Paciente, pues en la vida habían procesos, si no todos, que lo requerían. Por lo tanto, aun contando con las mejores cualidades, si el ser humano no se armaba de paciencia, quizás no tendría la fortaleza para esperar a disfrutar los frutos de lo que había sembrado y cultivado con esfuerzo. Esperar no es fácil, tal como lo dice este pensamiento persa, pero es necesario para estar cuando llegue la recompensa.

Proverbio chino

Si te caes siete veces, levántate ocho.

No obstante, la Paciencia no es la única cualidad que permite que el ser humano siga con un proyecto hasta el final, puesto que para esto también necesitará de la Perseverancia, pues tal como señala este pensamiento propio de la sabiduría china, es esta la cualidad que permite que el ser humano se levantes de las caídas, que todo procesos guarda en sí, con el fin de continuar, pues si el hombre se rinde ante cualquier contratiempo, no podrá terminar ninguna etapa.

Hermann Hesse (1877 – 1962)

La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.

Otra de las cualidades más necesarias que debe tener el ser humano es la capacidad de ser feliz, puesto que aun cuando la vida ofrezca cientos de riquezas y placeres, si el hombre no tiene la capacidad de reconocerlas, aprovecharlas y disfrutarlas, entonces no podrá construir su felicidad ni disfrutarla.

Catón de Útica (95 a.C. – 46 a.C.)

La primera virtud es frenar la lengua, y es casi un dios quien teniendo razón sabe callarse.

Así mismo, los pensadores occidentales, y también los orientales, consideran que la Prudencia es también una cualidad importante del ser humano, pues esta puede alejarla de caer en contratiempos o enfrentamientos. En este sentido, el principal atributo que la prudencia debe controlar –de acuerdo a lo que señala este político romano- es el habla, pues controlar la lengua, permite que el hombre sea dueño de sus pensamientos, mientras que si los comparte, los dueños son los otros.

Diógenes Laercio (180 d.C. – 240 d.C.)

Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar.

Además de la Prudencia, los pensadores han señalado que también es necesario cultivar en el carácter la Discreción, pues entre otras cosas, tal como señalaba el historiador griego, Diógenes Laercio, esta virtud ayudará al hombre a entender cuál es el momento específico de actuar, así como las cosas que se deben compartir, para que el comportamiento sea correcto y adecuado, para una vida feliz y en armonía.

Imagen: pixabay.com

Frases de cualidades
marzo 31, 2019
Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar