Frases de decisión

Dentro de las acciones más determinantes, e incluso más difíciles, que tiene que enfrentar el ser humano, se encuentra la Decisión, pues consiste en impulsar la vida hacia una dirección específica, renunciando a todas las otras probabilidades que tenía en sus manos, hasta que se decidió por una.

También te puede interesar:

En consecuencia, no es de extrañar que una acción de esta envergadura haya suscitado curiosidad en los pensadores e intelectuales de todos los tiempos, quienes consideran que Decidir o tomar una Decisión está relacionado también con la idea de no poder dar vuelta atrás. Sin embargo, antes de abordar algunos de los pensamientos más célebres que se han promulgado respecto a la Decisión se revisará el propio concepto de esta acción humana.

Definición de Decisión

No obstante, siendo considerada la Decisión una de las situaciones humanas más importantes del ser humano, pues que puede cambiar el rumbo de su vida, y de la de sus semejantes, existen decenas de corrientes que se han dedicado a estudiar esta decisión, sus circunstancias y motivaciones, de ahí que resulte tan complejo elegir una visión que las englobe a todas.

En este sentido, quizás la forma más objetiva de acerarse a una idea de Decisión, sea revisando la definición que registra sobre ella la Real Academia Española de la Lengua (RAE) institución lingüística que le otorga una entrada en su diccionario, texto este en donde se pueden leer las siguientes acepciones:

  1. f. Determinación, resolución que se toma o se da en una cosa dudosa.
  2. f. Firmeza de carácter.

De esta manera, de forma general, se asume que la Decisión está ligada con la acción de definir una situación, que puede tener varias opciones, pero que no obstante se toma partido por una de ellas, las demás desaparecen. Así mismo, la RAE indica que la Decisión saca al hombre de la duda, pues lo obliga a escoger, y determinarse.

Por otro lado, la Academia también indica que la Decisión puede ser tomada como una característica propia de las personas de carácter firme, esto debido a que Decidir en sí no es una acción fácil, pues implica inteligencia para hacerlo bien, y confianza para estar seguro de que se está tomando la mejor Decisión. Ergo, no todos los hombres cuentan con los talentos suficientes, que les permitan no vivir en la duda.

Frases sobre la Decisión

Siendo entonces una acción de tanta importancia, se entiende por qué la Decisión ha captado la atención de cientos de pensadores, a través de las distintas épocas, pues de ella depende que el hombre vaya escribiendo un destino virtuoso o no. A continuación, algunos de los muchos pensamientos que existen sobre la Decisión:

Theodore Roosevelt (1858 – 1919)

En cualquier momento de decisión lo mejor es hacer lo correcto, luego lo incorrecto, y lo peor es no hacer nada.

Por muy necesario que sea que el individuo sepa tomar una Decisión, en realidad es un ejercicio que se practica toda la vida, sin que en algún momento se convierta en algo fácil de hacer. No obstante, pueden encontrarse formas de abordar la Decisión, que permitan saber cómo actuar, incluso cuando la situación sea imposible de descifrar.

Un ejemplo de esto lo constituye esta frase de Theodore Roosevelt, político estadounidense del siglo XIX, para quien en caso de que no se supiera cuál era la mejor decisión, la primera opción siempre sería hacer lo correcto, pues para este pensador lo éticamente justo no podía estar reñido con lo acertado. En caso de no decantarse por esta opción, también podía decidirse lo incorrecto, pero lo que debería evitarse a toda costa era permanecer inmóvil.

Benjamin Franklin (1706 – 1790)

La peor decisión es la indecisión.

Y es que de hecho, para la cultura occidental, así como la Decisión es una acción del carácter que debe practicarse de forma natural, a fin de que sea el hombre quien termine por tomar las riendas de su propio destino,  y no al contrario, la Indecisión es vista como algo terrible, puesto que implica que el hombre se quede al borde del camino, sin saber cuál es la decisión o el rumbo que debe tomar.

Este miedo por la inmovilidad, que implica la Indecisión, puede tener que ver con que para Occidente solo está quieto lo que no está vivo, es decir, el individuo tiene que estar en movimiento, su vida debe estar en movimiento, para que siga el curso natural de los entes vitales. Por ende, la Indecisión constituye casi un peligro para la naturaleza de la vida misma, pues lleva al humano a la peligrosa quietud, por esto en algunos casos es mejor tomar una mala decisión, o la menos buena, que permanecer inmóvil al lado del camino.

Thomas Jefferson (1743 – 1826)

Retardar una decisión es preferible al error.

Empero, si bien para la cultura occidental la Indecisión refiere peligro, por su capacidad de inmovilizar al ser humano, esto no quiere decir que esta cultura no valore sin embargo la necesidad de tomar un tiempo prudente antes de tomar una decisión, puesto que en ocasiones precipitarse en la toma de una decisión particular puede llevar al desastre.

En este orden de ideas, Thomas Jefferson, político estadounidense del siglo XIX, señalaba que siempre sería mejor tomarse un tiempo para sopesar bien las ideas que llevan a tomar una decisión, que equivocarse. No obstante, aun cuando se adopte esta visión sobre la prudencia, se debe estar consciente de que la indecisión no se puede prolongar por tiempo indefinido, pues se corre el riesgo de la inacción.

Peter Drucker (1909-2005)

Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente.

Por lo general lo que hace que el humano retrase la Decisión es el miedo a caer en el error. Sin embargo, esto es solo una cara de la moneda, puesto que así como una decisión puede conducir al fracaso, también puede encaminar la vida hacia el éxito, solo que para el ser humano es mucho más fácil imaginar el desastre, que confiar en que encontrará el Paraíso.

Por ende, para tomar una Decisión se necesita tener, entre varias cualidades, valor, pues es de valientes tomarlas. En consecuencia, siempre que se está ante un triunfo, hay que ser consciente de que este se originó un tiempo anterior, gracias a la toma de una decisión, tal como lo señaló en su momento el escritor Peter Drucker.

No obstante, aun cuando uno se encuentre con un error, y se pueda hablar de la mala decisión que existe tras él, no se puede olvidar que quien tomó esta decisión, aun cuando fue incorrecta, también fue valiente, y confió, cosa que no todos hacen.

Eduardo Punset

El ser humano, una vez que ha tomado una decisión, tiende a buscar factores que la apoyen esa decisión, e ignora todo lo demás.

Otro de los aspectos maravillosos que tiene la Decisión es la capacidad que tiene para reconfigurar el cerebro humano, el cual pasa de inmediato de la duda a un plan, pues toda Decisión implica una movilización, una metodología y un objetivo a conseguir.

De esta manera, tal como señala en esta frase el escritor español del siglo XXI, Eduardo Punset, al tomar una Decisión, el individuo deja atrás la duda, y por el contrario comienza a hacer asociaciones que le permitan encontrar en el mundo externo confirmaciones de que lo que ha sucedido en su interno está en lo correcto, es decir, que una vez se ha tomado una Decisión sólo se le presta atención a aquello que venga a reafirmarla.

Tony Robbins

Recuerda que la verdadera decisión es medida por el hecho de haber tomado acción. Si no hay acción no has tomado una decisión.

Al decir que la Decisión implica movimiento para la vida del humano, y que lo aleja de la inmóvil Indecisión se está considerando igualmente que la Decisión viene ligada exclusivamente con el accionar, es decir, que no se trata solo de elegir un camino, se trata de transitarlo.

En este sentido, el orador motivacional estadounidense Tony Robbins, recuerda que el elegir qué es lo que se hará o cuál será la acción que más conviene es sólo la parte inicial de la Decisión, la cual se completará una vez se haya puesto en práctica aquello que se decidió. Lo contrario es permanecer tan inmóvil como si todavía no se hubiese tomado una Decisión. La vida es movimiento, y Decidir empuja a ello, en tanto luego de elegir, se actúe.

Maya Angelou (1928 – 2014)

Aprendí que siempre que decido algo con mi corazón abierto suelo acertar.

Se habla mucho sobre la necesidad de pensar bien cuando se deba tomar una Decisión, no obstante no se puede dejar por fuera otro recurso humano de gran poder: la intuición.

Al momento de tomar una Decisión, tal como señalaba en su momento la escritora estadounidense Maya Angelou, no sólo se le debe preguntar al cerebro y al mundo intelectual, sino que también se deberá escuchar las razones y opiniones con las que cuenta el corazón, pues él es capaz de ver cosas que quizás el primero no tome en cuenta.

En este sentido, puede que ante esto se deba buscar un equilibrio, y tener cuidado siempre de tomar en consideración, al momento de Decidir, tanto lo que dice la razón como lo que dice el espíritu, pues de ahí solo puede salir una decisión que traiga Paz.

Imagen: pixabay.com

Frases de decisión
abril 29, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar