Frases de Derechos

Desde que se emitiera en 1678 la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, promovida por la Revolución francesa, el tema de los Derechos ha estado sobre la mesa, siendo interpretado, defendido y atacado a través de los siglos.


Lo más reciente:

No obstante, a partir de 1948, cuando la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos, estos han sido adoptados y defendidos por las repúblicas democráticas, siendo en los tiempos modernos la bandera de aquellos que luchan por un mundo libre, equitativo y justo.

Por ende, no es de extrañar que el tema de los Derechos haya sido tema de conversación para cientos de pensadores, a través de las décadas. Sin embargo, antes de revisar algunas de las muchas frases que pueden encontrarse sobre los Derechos, se revisará su propia definición, con el fin de entender cada pensamiento en su justo contexto.

Definición de Derecho

Empero, siendo tantas las perspectivas y aportes que han realizado las distintas disciplinas y autores sobre los Derechos, puede que escoger una sola definición, de la diversidad que existen, sea un proceso bastante complejo, por lo que quizás la forma más sencilla y objetiva de aproximarse a este concepto sea fijándose en la definición promulgada por la Real Academia Española de la Lengua (RAE) institución esta que le otorga una entrada en su Diccionario, en donde se lee la siguiente acepción:

adj. Justo, legítimo.

De esta manera, se tendrá entonces que el concepto de Derechos se encuentra ligado al conjunto de leyes o preceptos que abogan por un trato justo y legítimo hacia el ser humano, los cuales estarían justificados o basados en su humanidad. Aun cuando en los tiempos modernos hablar de Derechos humanos resulta una situación cotidiana, no se deben dejar de lado los años de lucha de aquellos hombres que se enfrentaron contra los poderosos, para hacer que todos los hombres, sin importar sus privilegios o carencias, pudieran gozar de las mismas posibilidades y tratos.

En este sentido, sorprende un poco también el ver cómo todavía para las últimas décadas del siglo XX, e incluso durante las primeras del siglo XXI, hay pueblos enteros que deben salir en defensa de sus Derechos fundamentales, enfrentando a poderosos, que atrincherados en sus palacios de gobierno, sacan a las calles al ejército, para que en lugar de defender el suelo y su gente, terminar prestándose a proteger a un grupo de poder, que ha traicionado su función: velar por la felicidad de su patria.

Pareciera que la forma de gobierno de un país es un asunto del ámbito privado de cada país, de su derecho a la determinación y de su soberanía, sin embargo, cuando no se trata de cuestionar asuntos internos, sino de denunciar que un gobierno específico viole sistemáticamente los derechos fundamentales de sus gobernantes, entonces el asunto toma carácter global, pues tal como la Declaración de Derechos Humanos nació del consenso de los países en la ONU, este concierto de naciones debe velar también porque se cumplan, se respeten, y si se han violado, se restituyan.

Frases célebres sobre Derechos

Siendo apenas el siglo XX el testigo de la proclamación de una lista de garantías, que habían sido tratadas un poco al garete por los gobernantes y monarcas, no es de sorprender, que en cuanto a los Derechos no sólo existan frases que hablen sobre la necesidad de respetarlos, sino que se pueden encontrar antiguos pensamientos sobre lo urgente de implementarlos. A continuación, algunos ejemplos de pensamientos y frases respectos a los Derechos:

Voltaire (1694 – 1778)

Todos los hombres tienen iguales derechos a la libertad, a su prosperidad y a la protección de las leyes.

Siendo Voltaire quizás uno de los filósofos más importantes de la cultura occidental moderna, es también referencia en materia humanista, por lo que no es de extrañar que abogara por los derechos del hombre, aun cuando faltarán al menos unos doscientos años para que la Declaración de los Derechos del Hombre, promulgada por la Revolución Francesa, inspirara al concierto de naciones a dictar la Declaración de Derechos Humanos.

Un ejemplo del pensamiento de Voltaire sobre los Derechos del hombre es esta frase en donde deja muy en claro su ideal respecto a que cada hombre sobre la tierra tiene el Derecho de gozar de Libertad, de poder trabajar por su bienestar, así como de poder estar siempre protegido por las Leyes, sin importar sus características particulares.

Félecité de Lamennais (1782 – 1854)

El derecho y el deber son como las palmeras: no dan frutos si no crecen uno al lado del otro.

Siempre que se debate sobre Derechos, hay un tema que salta a la palestra: los Deberes, y es que por lo general los filósofos y políticos siempre insisten en que los ciudadanos no sólo deben ser conscientes de sus Derechos, y defenderlos, sino que también deben tener claridad plena con respecto a sus Deberes, y cumplirlos.

En consecuencia, algunos otros se han posicionada un poco en la idea de que si un ciudadano no cumple sus Deberes tampoco tendrá camino abierto a sus Derechos, lo cual es relativo, puesto que los Derechos Humanos son inalienables, pero no obstante, si alguien por ejemplo mata a otra persona, entonces pierde el Derecho a la Libertad.

Por ende, tal como señalaba el escritor francés, Félecité de Lamennais, los Derechos y los Deberes ciudadanos se retroalimentan, creciendo juntos. Si alguno le falta a otro, la sociedad no prospera, ni crecen frutos.

Voltaire (1694 – 1778)

No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo.

Otro de los Derechos más defendidos, en la modernidad, después de la Vida y la Libertad, pareciera ser la Libertad de expresión, es decir, la Libertad de emitir una opinión, sin temer a las represalias. No obstante, esta frase del filósofo francés, Voltaire, demuestra que la Humanidad viene trabajando en la tolerancia hacia las opiniones de otros desde al menos el siglo XVII.

Si se piensa bien, la Libertad de Expresión es un Derecho que no sólo garantiza el libre desenvolvimiento de la personalidad, sino que obliga a la tolerancia, germen en donde reside la Paz. Ergo, este Derecho está directamente relacionado con la convivencia pacífica entre diferentes.

Napoleón I (1769 – 1821)

Nos batimos más por nuestros intereses que por nuestros derechos.

Sin embargo, y pese a que el hombre –sobre todo desde mediados del siglo XX- ha generado una activa batalla por la conquista de sus Derechos fundamentales, aun en tiempos modernos resuenan en hechos las palabras del emperador francés Napoleón, que desde el siglo XVIII, subrayaba la ironía que existía respecto a la facultad del hombre por ser más audaz para ir detrás de sus Intereses, que la capacidad que podía desarrollar para defender sus Derechos.

En tal sentido, parece que el político francés consideraba que la Ambición podía más que la Justicia.

José Martí (1853 – 1895)

Los derechos se toman, no se piden; se arrancan, no se mendigan.

Una de las críticas que pueden existir sobre la actitud de los ciudadanos sobre sus Derechos fundamentales es la postura que asumen algunos, frente a los poderosos, a los cuales les piden que reconozcan sus Derechos.

Sin embargo, algunos pensadores, como por ejemplo el escritor cubano José Martí, señalan que el ciudadano no puede pedirle al gobierno que le conceda sus Derechos, pues esto no es una dádiva que viene desde el poder, sino algo que por correspondencia le pertenece a cada individuo.

De este manera, los individuos deben recordar que los Derechos se tomar, se arrancan y se ejercen, no se piden como si se trataran de una limosna o de un favor, por parte de los magnánimos.

George William Curtis (1824 – 1892)

Todos tenemos, por nacer, los mismos derechos. Ningún gobierno puede arrebatárnoslos justamente.

Así también, aun cuando se menciona el hecho de que no cumplir con los Deberes pone en cuestión los Derechos del ciudadano, en realidad, los Derechos fundamentales corresponden al género mismo de la persona, nacen cuando nace el individuo, pues no se ganan por un color, un género o una procedencia cultural, social o geográfica.

Visto así, se entiende entonces este pensamiento de George William Curtis, para quien considerando que la Humanidad había avanzado al punto de considerar que el Humano por el solo hecho de nacer tenía derecho a vivir en una Humanidad “humana” con su propio género, y de que además esto era producto de la lucha de generaciones enteras, ningún gobierno de turno podía venir a arrebatarle a sus ciudadanos estos Derechos, aun cuando usara leyes nuevas para justificarlo, puesto que los Derechos Humanos eran fundamentales y fundacionales.

Immanuel Kant (1724 – 1804)

El derecho es el conjunto de condiciones que permiten a la libertad de cada uno acomodarse a la libertad de todos.

Por otro lado, existen corrientes filosóficas que piensan que los Derechos fundamentales no sólo propician la felicidad del individuo que los ostenta, o del grupo de humanos que los ejercen, sino que si cada uno de los seres que pertenecen a una sociedad vive en un Estado de Derecho, entonces en esa comunidad reinará también la paz, pues es el respeto a la vida y el espacio de cada uno de los seres, lo que garantiza la convivencia armónica de ellos.

Al menos así parecía pensar el célebre filósofo alemán Immanuel Kant, para quien el Derecho da las condiciones para que todos los seres humanos puedan vivir en Libertad, sin incomodar la libertad de los otros.

Imagen: pixabay.com

Frases de Derechos
mayo 2, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar